El garete
Básicamente consiste en dejar "flotando" un aparejo desde una embarcación a la deriva (es decir sin fondear y sin propulsión propia) dejándose arrastrar por el viento y/o la corriente junto con el aparejo que "camina" a la misma velocidad (o no) del viento y/o de la corriente. Esto puede hacerse con el motor en marcha o no.
Si el viento fuerza la deriva deberemos regularla con un ancla de capa, un muerto o cualquier peso (la misma ancla de la embarcación o la de fortuna) para lograr desplazarnos a la velocidad de pesca.
Tanto la plataforma sobre la que se encuentre el pescador como el aparejo en el agua deberán desplazarse a la misma velocidad. De no ser así deberemos ir haciendo algunas correcciones: Regular la velocidad, cambiar el tamaño de las boyas, cargar con plomo las brazoladas, abrir el pick up del reel, etc.
Un "muerto" puede hacerse con una lata, la que se llenará de cemento y se le colocará un gancho metálico liso al que se le ata el cabo por el que se sujeta a una embarcación. Preferible que sea de bordes redondeados para que no se enganche en el fondo escorando la embarcación (si la atamos por banda) o hacernos andar a los tirones.
A veces en un garete es preferible el muerto y no el ancla de capa. Levanta sedimento del fondo junto a micro organismos de los que se alimenta el pejerrey, sin contar al forrajerío que vive entre el pasto sumergido y que se levanta al arrancarlo.
Si hay mucho viento evitemos atarnos por banda para no embarcar agua. Hagámoslo por proa y pesquemos en popa.
Si por cualquier motivo no podemos garetear y consideramos que es la única forma en que se está pescando deberemos fondear la embarcación y armar líneas con boyas grandes para que se las lleve el viento.
No es lo mismo garetar en una laguna, que en el río de La Plata, que en el mar. En cada uno deberá aplicarse la técnica más apropiada para que esta modalidad logre mimetizar la carnada con al ambiente.
Si garetea cebando (en el río de La Plata por ejemplo) la línea debe derivar por dentro de la calle de ceba.
Cuando pescamos al garete lo mejor es llevar la caña paralela al agua y no levantada como en otras pescas. Y lo haremos con el pick up del reel abierto para que salga hilo del tambor bien de frente. Si llevamos la caña parada la salida del hilo será seguramente a los tirones y esto hará que se levanten los anzuelos haciendo por momentos patito.
Siempre que salgamos a garetear untemos el nailon con flotalíneas o usemos multifilamento. Esto permitirá tener el hilo tensado casi siempre y evitaremos la molesta panza que nos retarda la clavada al momento de cañar.
Siempre que veamos correr la boya trabemos el reel (cerremos el pick up) antes de levantar la caña.
Si garetea con ancla átela de arriba (aunque no es lo ideal), tal vez así enganche menos.



Por Ernesto Franchino