1° FIESTA DE LA TARARIRA

El renacimiento de la LAGUNA KAKEL HUINCUL

La otrora famosa laguna se vistió de lujo para recibir a los casi 150 participantes de la primera Fiesta de la Tararira, un torneo de pesca con devolución organizado por Marcelo Acebal, nuevo concesionario del lugar, apoyado incondicionalmente por las flamantes autoridades del partido de Maipú donde se encuentra localizado este espejo de agua. Cantidad de participantes de todas las edades se juntaron en el predio para pescar de embarcados y de costa, entre los que se encontraban muchos chicos, los que a la postre resultaron ganadores del evento, el que las autoridades esperan que crezca en las próximas ediciones, de las que posiblemente repitan antes del fin del verano.

 

 

 

 

 

 

 

Con inscripción gratuita para chicos de hasta 15 años que pescaran de costa y con un costo de solamente $ 100 para los inscriptos mayores (lo que cuesta una pizza si se me permite el comentario) los participantes de embarcados se ubicaron a su propia elección en medio de las boyas que demarcaban la cancha controlada por 2 fiscales que, en sus respectivos kayaks, iban y venían ante las solicitudes de los participantes en cada captura. Había botes con hasta tres pescadores, canoas y kayaks de todo tipo y marca, entre los que figuraban, en su mayoría, los ya famosos “SITONTOP” fabricados en la ciudad de Mar del Plata, lugar del que asistieron muchos participantes entusiasmados con las características de la fiesta. Al mismo tiempo quienes decidieron pescar de costa, en su mayoría chicos, se ubicaron en el larguísimo muelle que ofrece el predio, desde el que intentaban capturar la tararira más larga para acceder al podio y a los premios entre los que se entregaba un kayak para el primer lugar, el que fue ganado con una tararira de 53 cms. por Alejandro Pomponio. La cantidad de piezas y las medidas (el primero clasificó con una pieza de 53 centímetros y el cuarto con una de 52,1) cobradas durante la contienda fue realmente enorme, lo que habla a las claras de la recuperación de la laguna y de su fauna íctica.

 

 

 

 

 

 

 

 

LOS PRIVILEGIADOS FUERON LOS CHICOS


El podio ofrecía 3 premios (al 1°, 2° y 3°) pero al cierre se agregó un 4° premio para los mejor clasificados, los que en este caso  fueron todos chicos que pescaron en las aguas bajas junto al muelle. Los pescadores de embarcados, a mi criterio personal, no tuvieron ni la suerte de pescar grandes ejemplares ni la habilidad para ubicarse en sectores aptos para esta especie ya que se los veía en el centro del limpión que la laguna ofrece frente al predio del recreo, donde la profundidad jugó en contra de los intentos de captura, en lugar de ubicarse cerca de los juncos donde las tarariras habitan normalmente al acecho de sus posibles presas para alimentarse. Un error de cálculo que seguramente en la próxima edición de esta fiesta será corregido por la mayoría de ellos. Solo un bote con 3 pescadores soltó su ancla apenas pasado el mediodía en una zona cercana al muelle, efectuando sus lances hacia los juncales pero sin suerte, o posiblemente sin tomar conciencia del hecho que las tarariras comen mejor a la mañana o a última hora. La clasificación final del concurso fue: 1° Alejandro Pomponio de Ayacucho, con una tararira de 53 cms, 2° Delfina Giuliani de Maipú, 3° Emilio Fortini de Maipú, y 4° Francisco Lichardi de Gral. Pirán; y los premios fueron un kayak al primero, una caña y un reel al segundo, un reel al tercero y un copo al cuarto. También hubo una importante cantidad de sorteos con artículos de camping, pesca e indumentaria donados por comerciantes locales. Todo un éxito por ser la primera edición de la que participaron casi 150 pescadores y que acercó al predio unas 500 personas que disfrutaron de una tarde fantástica.

 

 



4°, 1° y 3° puesto (izq. a der.)

 

 



2° puesto

 

 

NUESTRO RETORNO DESPUES DE AÑOS


Después de la gran sequía y luego la inundación que sufrió el ambiente, el agua volvió a ocupar su lugar. Los vecinos estaban preocupados ante la posibilidad que no volvieran sus famosos pejerreyes, sus renombradas tarariras y sus gigantescas carpas, pero no fue así. La fauna acuática se recuperó y se sigue recuperando a pasos agigantados, prueba de ello fueron las 8 capturas de tarariras pequeñas y medianas (de hasta 1,5 kilos) que personalmente logré en tan solo una hora de pesca de embarcado en dos modalidades: Carnada y spinning. Las colas de dientudos frescos agarrados a un anzuelo bajado 60 centímetros desde una boya “plop” (que explotaba cada vez que caía al agua) fue lo que más rindió. Los artificiales como jitters y tucanes articulados no tuvieron suerte ya que los intentos se hacían en alrededor de 1,5 metros de profundidad (elegido a propósito para ver los rindes) y no alcanzaban a tentar a las tarariras a subir a la superficie. La que sí se lució fue una rana de silicona verde (una imitación fabulosa) que fue prácticamente destrozada por los afilados dientes montados sobre las poderosas mandíbulas de estos peces. Mi compañero de pesca no tuvo suerte intentando “obligatoriamente” con ranas de color verde flúo (casi radioactivo) y un combinado de streamer con hélice, los que a mi criterio nunca funcionaron en este ambiente. Cabe destacar que los piques fueron más de 30, la mayoría de los que no pude concretar debido a las características de la caña con demasiada acción parabólica (blanda) para una mandíbula tan dura como la de la tararira, y a la distracción de las cámaras de TV de PARAISO NATURAL para las que estábamos "noteando". Los tamaños y la cantidad de los peces hablan de una excelente recuperación de la laguna en cuanto a su especie más destacada, y la inmensa cantidad de dientudos hacen del ámbito un hábitat especial para las especies cazadoras. Aclaro que hay mucho fitozooplancton que incluye camarones de agua dulce, el que hace que los pejerreyes estén muy bien alimentados y se dificulte su captura, pero si no olvidamos que el "peje" es naturalmente cazador y oportunista, tenemos que tener en cuenta este ambiente para la temporada invernal.

 

 

 

 

 

 

 

 

Los pejerreyes están volviendo de la mano del concesionario, quien con excelente criterio convocó a Gustavo Berasain, responsable de la Estación Hidrobiológica de Chascomús, quien no dudó ni un segundo en hacerse cargo personalmente de la dirección de las constantes siembras de alevinos y juveniles en la laguna. Una mano gigantesca sin la cual el ambiente tardaría mucho más tiempo en recuperarse. Quienes conocemos el lugar sabemos de sus bondades piscatorias. Enormes pejerreyes difíciles de pescar, grandes tarariras que ofrecen la posibilidad a todas las modalidades de captura (carnada, bait casting, spinning y fly cast) y GIGANTESCAS CARPAS (una de 13 kilos capturada hace muy poco) que habitan en la laguna, tema que trataremos en profundidad en otra nota antes del fin del verano.

 

 

 

 

 

 

EQUIPOS, CARNADAS Y ARTIFICIALES


Personalmente disfruto mucho de la pesca de esta especie y la prefiero con cañas de acción parabólica (blandas) aunque erre la mayoría de las clavadas dada la dureza de su boca. Lo que pasa es que, aunque pesque menos, la pelea con las que clavo es fantástica.

Las cañas ideales para pescar con carnada o señuelos son las de acción de punta de no más de 2,10 metros, y para la pesca con mosca una caña 5 es la ideal, sobra para las capturas pero no para los streamers que deben lanzarse. La dureza y la acción de punta de la vara ayudan al momento de la clavada. Las opciones con artificiales son el spinning y el bait cast, a mi me gusta más el spinning porque el reel frontal me permite lanzar señuelos más chicos (livianos).

 

 

El reel va de acuerdo a la modalidad elegida: Huevito en el caso del bait cast y frontal para el spinning, ambos chicos o medianos como para no más de 80 metros de hilo del 30 ó 35 o multifilamento del 16. Regulemos muy bien el freno.

El nylon también va a gusto, personalmente pesco con MONOFILAMENTO pero reconozco las virtudes del MULTIFILAMENTO: No estira, flota, dura, pero me estresa mucho tener que pescar teniendo que estar atento al hilo.

LINEAS: Si pescamos de FONDO CON CARNADA podemos armar un aparejo de un anzuelo o dos, con brazoladas de 60 centímetros del 35 ó 40 desde una madre del 50 con un líder de acero de 15 libras de unos 10 cms. de largo. No más que eso.

Boyas: Si vamos a pescar de flote con boya, ayudarnos con una “PLOP” bien accionada por el pescador para incentivar a los peces a tomar las carnadas sería lo ideal. Una boya perita común también sirve si de a ratos “bombeamos” la caña. En estos casos la bajada deberá ser de nylon del 35 ó 40 con un líder de acero de no más de 10 centímetros con algún plomito pasante para que la carnada profundice bien. La boya debe ir montada entre nudos corredizos (muy ajustados) para poder modificar la profundidad a gusto del pescador y debe tener la flotabilidad necesaria como para mantener la carnada cómodamente suspendida a la profundidad elegida.

Los ANZUELOS pueden ser de pata larga o corta (3/0 ó 4/0 máximo) con líder de acero para evitar cortes. No olvidemos la consigna de anzuelo chico piezas chicas y grandes, anzuelo grande solo piezas muy grandes.

La carnada más común es el filete o la rodaja de dientudo, también es muy buen cebo el filete de carpa, las ranas vivas (en menor medida), el "pulpito" de lombrices (los dientudos atacan esto a mansalva), filete de pejerrey en menor medida y carne vacuna en cualquier estadío, todo prolijo. Lo más importante es que cualquiera de estas opciones sean muy pero muy frescas y las cambiemos cuando veamos que están "lavadas", sobre todo en este ámbito en el que hay, como ya dijimos, tanta comida para las especies que la habitan.

 

 

 


En cuanto a los artificiales éstos dependerán de la profundidad a la que pesquemos, sin importar el tamaño ni el modelo. En lugares bajos deberíamos usar artificiales de flote como jitters, tucanes, plops o ranas de silicona (ésta última sirve para cualquier profundidad siempre que la accionemos bien). Si vamos a pescar en profundidades superiores al metro y medio deberemos usar algún señuelo de paleta para que profundice. En la pesca de profundidad suelo tener éxito con los “countdown” de Rapala (perfecta imitación de una mojarra) de 2 pulgadas, arrastrados de a 5 metros con intervalos de 5 a 10 segundos para que vuelva a profundizar. En algunos modelos de artificiales es más que conveniente usar los que vienen con sistema anti enganche ya que esta pesca rinde más cuanto más cerca de las plantas pesquemos, sean emergentes (juncos), sumergidas (cola de zorro) o flotantes (arvejilla). No olvidemos que la tararira caza al acecho, escondida entre las plantas y que la atracción al señuelo se la damos nosotros siempre y cuando lo accionemos de la manera correcta. Informémonos sobre que intenta imitar cada artificial y pensemos en como se mueve el original en la naturaleza, de esa forma nos acercaremos a la realidad tentando al pez a tomar el engaño. Los colores que uso son: Tucanes blancos con manchas negras, jitters verdes con manchas amarillas, plops blancos con la "cabeza" roja y una cola de tiritas de goma rojas y ranas verdes oscuras con manchas amarillas (como los jitters).

Para la pesca con mosca (fly cast) uso siempre “poppers” grandes de color violeta o verde, aunque reconozco que cuando la tararira tiene hambre tirarle un pedazo de alpargata enganchada en un anzuelo sería lo mismo. También suelo usar grandes “streamers” todos ellos “flasheados”. Mi eleccción dependerá siempre de la profundidad a la que pesque teniendo en cuenta mis conocimientos sobre esta especie (como dice Enrique Pinti en salsa criolla: "En 30 años hasta el más boludo algo aprende" y yo hace casi 50 que las pesco). Y estos conocimientos los transmití hace años en estas notas con las que pueden o no estar de acuerdo pero que dieron vuelta por toda la internet y fueron objeto de varios comentarios de muy buen talante de reconocidos pescadores:
1) http://www.irapescar.com/BODY/especies/especiesTARARIRA.htm /
2) http://www.irapescar.com/BODY/informacion/tararira_informe.htm /
3) http://www.irapescar.com/BODY/notas/todas_2010/01_10/tarucheando/index.htm /
4) Algunos "tips" para la pesca de tarariras /
5) Algunas de las razones de por que no pescamos /

 

 



1) Boga grip clásico OMOTO
2)
Boga grip RAPALA
3)
Pinza de sujección RAPALA
4)
Boga grip flotante c/ balanza
5)
Pinza inglesa OMOTO

 

 



1 y 2) Removedores a gatillo. 3) Removedor a palanca de fuerza.

 

 

También es útil llevar un copo o un grip para levantar las piezas del agua (las grandes con el grip), una pinza fuerte para sacar los ANZUELOS DE LA BOCA del pez, un guante anti deslizante, un trapo, ropa de manga larga y protector solar, gorra o sombrero, ropa de secado rápido, waders si bajamos de la embarcación (aunque no lo recomendamos ya que el fondo es de sedimentos muy livianos y seguramente se hundirán en el barro), anteojos polarizados para evitar encandilamientos con el reflejo del agua, cuchillo bien afilado y una tabla para cortar la carnada (cortar sobre la fibra de vidrio lastima el bote y arruina el filo del cuchillo), una balanza portatil para no exagerar, un balde para que la carnada se mantenga viva y/o fresca y otro para las capturas (si deciden comerse alguna), un chaleco salvavidas si se embarcan, cable de acero y tubitos para armar líderes, un carrete de repuesto para el reel, anzuelos, boyas y cualquier otro elemento que creamos nos ayudará. Y por supuesto una cámara de fotos, porque este ambiente en cualquier momento nos da la oportunidad de pescar "la" tararira.

 

LA TV PRESENTE CON PARAISO NATURAL

 

 

Sin más que decir estoy convencido que “La Kakel” volverá a dar que hablar de la mano de Marcelo Acebal, su nuevo concesionario, que para la primera Fiesta de la Tararira presentó el predio de manera magnífica, con el pasto perfectamente cortado, los fogones reconstruidos, las parcelas para el camping bien delimitadas, el galpón reacondicionado, la cancha de fútbol impecable, los sanitarios en perfecto estado de uso y conservación y las duchas con agua caliente y con precios que los van a asombrar. Para consultas y/o reservas  llamen a los teléfonos (02268) 15 67-3329 / 15 63-6507.