TECNICAS DE PESCA

SPINNNG

Cuando viene el verano, los fanáticos de la pesca con artificiales (que estuvimos depuntando los vicios con algunos pejerreyes) podemos tratar de practicar otras pescas además de las clásicas de invierno. Esto es gracias a que en verano se activan la mayoría de las especies cazadoras en aguas dulces y saladas. Por eso es que podemos resumir en las dos simples palabras del título, a la técnica de pesca deportiva consistente en lanzar y recoger un artificial con una caña y un reel, haciéndolo trabajar en el agua, tratando que éste imite un pez, un batracio, un insecto, etc. para tentar al pez a tomarlo para poder clavarlo.




La pesca en "spinning" comprende el uso de caña, línea, reel frontal, y artificiales livianos de entre 4 y 13 gramos, tanto en aguas dulces como saladas. Proveniente del inglés "spin" (girar) y tomado de las primeras cucharas "pensadas" para pescar que giraban sobre un eje, es la técnica de pesca con artificiales más difundida en nuestro país. Por supuesto para que alguna especie acuática ataque nuestros artificiales debe ser necesariamente una variedad cazadora. Entre éstas podemos encontrar las de aguas dulces como truchas, dorados, tarariras, dentudos chafalotes, surubíes, chanchitas y nuestros queridos pejerreyes; y de agua salada, entre las que podemos encontrar bonitos, magrú, pez limón, tiburones, palometas, pescadillas, pejerreyes, etc. Por supuesto como ya dijimos para esta pesca es imprescindible contar con una caña, un reel, un nylon y un artificial de cualquier tipo. Pero cuidado ya que como siempre digo hay señuelos para pescar peces en el agua y señuelos para pescar pescadores en las vidrieras. Esta es una modalidad de pesca que creo se desarrolla desde lo personal basado en la práctica de "prueba y error" nacido del muestrario de artificiales de nuestra caja de pruebas. Perdón: De nuestra caja de pesca.

 

 

1) Acción blanda 2) Media 3) Dura


CAÑAS

Y
a todos sabemos que la pesca tiene sus cosas raras, por lo que pretender imponer alguna regla es casi una utopía; pero hay bases que no debemos olvidar y una es tener el equipo apropiado para cada pesca. En el caso del spinning éste debe contar con las llamadas cañas de una mano de entre 1,80 y 2,10 metros de largo, livianas y flexibles (no demasiado ya que propicia las galletas) y de ser posible de acción cambiante, no muy pesada (entre 60 y 160 gramos) y es importante el reel que elijamos para la caña que tengamos. Cuando hablamos de acción cambiante nos referimos a que tenga un porta reel de argollas deslizable por el mango: Cuánto más arriba coloquemos el reel más dura será la caña y cuánto más atrás la notaremos más blanda.

 

 

Este dato es imprescindible a la hora de aprovechar la "amplitud" del peso que se pretende lanzar. A mayor peso mayor dureza y el reel más adelante, a menor peso menor dureza y el reel más atrás (foto). Tomemos por ejemplo el sitio de donde se anclan los reels en las cañas de mosca. No olvidemos que en el spinning al igual que en la mosca no lanzamos ni con el brazo, ni con el hombro ni con la mano, todo esto es simplemente la palanca que se usa para que trabaje la caña, que es la que en definitiva despide la línea. Y para que esta acción sea óptima todo el equipo debe estar en armonía. Los pasahilos son importantes en calidad, cantidad, tamaño y colocación con respecto al reel. De la calidad hablamos en recuadro aparte, para la cantidad hay tablas apropiadas basadas en la experiencia del armador y la distancia entre ellos hace que la vara trabaje de diferentes maneras, aunque el más importante es el primero desde el reel. Este se debe colocar a la distancia óptima referente al "rulo" que hace el nylon saliendo del carrete para el caso en que estemos usando frontales. Si está demasiado cerca frena la salida del hilo y si está muy lejos permitirá que éste tienda a salirse de la línea de desplazamiento. Hay que tener principal cuidado también en el tamaño: Si éste es demasiado chico el hilo tiende a envolverlo y golpearlo frenándose y haciéndonos perder distancia de lanzado.

 

PASAHILOS
Los pasahilos encarecen las cañas pero nunca elija cañas con pasahilos económicos. A la larga tendrá que cambiarlos ya que verá que día a día le "come" los nylons. Además se desgastan en forma prematura convirtiéndose en guillotinas. También deben cuidarse en forma extrema limpiándolos cada vez que llegue a su casa de una excursión de pesca. Y ni hablar si usa multifilamento, para estos casos ya existen pasahilos especialmente tratados con anti desgaste.


Esta armonía debe hacer que el equipo esté balanceado en lo que respecta a todos y cada uno de sus elementos. Se podría decir que la total y completa dependencia de cada uno de ellos con los demás es de rigurosa importancia para el buen desarrollo, y que cualquier desequilibrio hecha por tierra nuestras aspiraciones del buen resultado de los lances. Basándonos en la armonía jamás podríamos armar una caña de spinning para lances de hasta 20 gramos con un reel cargado con una línea del 0.50 para 23 libras ya que haremos que trabaje menos la caña y más la línea, y no lograríamos ni precisión en distancia si "trabamos" el trabajo de la caña. Como se lanza en la pesca con cañas para mosca: Se "carga" la caña con la tensión de la línea para que sea ésta la que dispare la línea hacia adelante (o hacia atrás). Esto puede explicarse de la siguiente manera: Si tengo una vara flexible lo que tengo que lograr es que el nervio de la caña esté totalmente en tensión para que en el momento de "despedir" el peso la frenada de la puntera actúe como un látigo que carga de inercia a la línea. Si forzamos esta carga el peso que queremos lanzar quedará atrás, y si lo hacemos demasiado despacio el peso estará delante de la carga, lo que hará que en el momento de la frenada no pueda despedirlo. Es muy importante elegir la vara correcta ya que de ésta dependerá que podamos ejercer la tensión adecuada sobre la línea, lo que hace que al momento de lanzar saquemos lo mejor de su acción. Y si tenemos un pez clavado haga que el artificial permanezca pinchado en la boca del pez sin desgarrarla o cortarse ante una excesiva tensión. Cada movimiento del pez por soltarse (muchas veces muy brusco) es absorbido por la puntera de la caña. De ahí deducimos que jamás debemos intentar tomar la línea con la mano ya que perderíamos el efecto "amortiguador" que evita cortes y/o desgarros de la boca del pez, dándole algo así como un punto de apoyo para que resulten efectivos los cabezazos y tirones que desesperado da para soltarse del engaño y escapar.

 

Para el spinning el reel tiene que ser frintal, ya que otro reel cambiaría la modalidad, el tambor fijo no ofrece ninguna resistencia. Insistiré hasta el cansancio en el equilibrio de caña - reel - línea. La calidad de un reel se basa en el poder de regulación de su freno, la suavidad del mismo y de sus movimientos. Desde una vara blanda tendremos que aflojarlo más que desde una dura. Y no olvidemos aflojarlo más cuanto más larga sea la caña. Es el freno del carrete el que ejerce el poder de resistencia a la tracción y su condición primordial es que sea suave y progresivo. Esto es que no trabaje a los golpes.

 

REELS
Un reel debe ser de fácil manejo, de andar suave y dúctil y jamás ser duro ya que cansa el brazo. No olvidemos que lo accionamos con la mano "mala". El freno no debe presentar saltos en su regulación. Debe tener anti - reverse. Hoy los de muchos rulemanes son rápidos y suaves y de buen equilibrio. No es lo más importante, pero debe tener ciertas condiciones

 

El anti - reverse es un sistema que evita que la manija gire hacia atrás. Este sistema debe poder desconectarse. Para resumir el reel debe ser liviano (esto no le quita robustez), tener en el pick up un rodillo de apoyo suave para el nylon, buenos rodamientos, giro balanceado, anti - reverse desmontable, freno suave y progresivo, carrete de repuesto, capacidad de hilo acorde a la fuerza, y estar hecho de material no demasiado frágil a las roturas. Por supuesto estos reels poseen menor poder de tracción que los rotativos, por lo que al momento de recoger hilo es fundamental hacerlo "bombeando" la caña. Cuando lo carguemos jamás lo llenemos por demás ya que solo conseguiremos que al lanzar salgan rulos armados que se enredarán en el primer pasahilo. Tampoco lo dejemos demasiado vacío ya que la línea saldrá rozando el borde del carrete perdiendo distancia y gastándolo con el roce. Lo ideal es que esté lleno hasta un milímetro por debajo del labio exterior del carrete.


 

Hoy existen procesos tecnológicos que hacen que un nylon del .22 tenga una resistencia superior a uno del .35 de hace años y hasta le han reducido considerablemente la elasticidad. Esto habla a favor del spinning que necesita de estas delicadezas. No olvidemos que el nylon es el elemento más barato del equipo, el que saca la pieza del agua, y el que nos hace perder señuelos. Conclusión: No es lo más económico a la hora de perderlo con un Rapala en la punta. También están los multifilamentos trenzados de copolímeros que al mismo diámetro del anterior ofrecen hasta cinco veces más de resistencia y poseen cero elasticidad, pero que ofrece dificultades para hacer los nudos (y en mi experiencia personal se enrula mucho) por lo que debemos estar atentos a mantener siempre una mayor tensión, la que resulta más estresante para el hilo y para nosotros. Con los monofilamentos es importante que la resistencia que indique el fabricante sea la que dice ser. También están los fluorocarbonos: Nylons con un compuesto que le otorga más resistencia y durabilidad. Tiene mayor factor de hundimiento, menos elasticidad y es invisible pero es contaminante. Los precios van con la calidad pero no olvidemos que si usamos un hilo no muy caro podremos renovarlo periódicamente y siempre pescaremos con la seguridad de que no está mellado. Si pescamos a flote sobre vegetación densa elijamos el hilo de menor elasticidad para clavar rápido y sacarlo del agua. Lo importante es que su diámetro esté equilibrado con el equipo

 

Nunca probemos un nylon tratando de cortarlo con un tirón seco, ya que se cortará siempre. Estos hilos trabajan a la tracción y no al tirón. Otra forma de controlar esto es levantar muerto el peso indicado en el carrete. No es necesario hablar de los viejos hilos de algodón o de los nuevos multifilamentos, pero si dar algunas ideas para la hora de comprar. No pretenda que una carga de nylon le dure toda la vida. Se gasta, se estira, se afina, se raya, pierde elasticidad, etc. y un solo punto debilitado será suficiente para provocar un corte haciéndonos perder un pique o un señuelo de 150 pesos. La primera parte es la que está expuesta al deterioro, por lo que si quieren cuando lo consideren necesario pueden "darlo vuelta" cargando la parte de atrás adelante. Pero todo esto se lo recomiendo solo si el nylon es de primera marca. Si no compre una bobina de 1.000 metros de hilo más económico y cada vez que se acuerde cámbielo. No olvidemos que los continuos lanzamientos exigen más al nylon en el spinning y mucho más al momento de la clavada, por lo que deberíamos comprar un nylon de calidad media para arriba y con la menor memoria posible por el tema de los rulos sobre los pasahilos en el lanzamiento y sobre el agua en la clavada.

 

 


En un reel normal de spinning entran unos 100 metros del .24 por lo que gastaria pocos pesos y estaría siempre con carga nueva. Son opciones por supuesto ya que quienes cargan Super Raiglón o similar jamás lo cambiarán por uno unferior. No compre líneas duras ni demasiado blandas. Las primeras se cortan y sufren los nudos y las segundas son complicadas a la hora de clavar, ya que estiran mucho y se retuercen fácil. Un nylon demasiado duro afectará la resistencia de los nudos. Estos son los fusibles del hilo y del equipo. Con respecto al color los peces no conocen las líneas como para darse cuenta que están tratando de pescarlos así que lleve el que quiera, salvo en casos muy particulares como puede ser el ataque de las pirañas al amarillo flúo en el Paraná. No hagamos demasiado caso cuando nos digan que llevemos tres carretes con diferentes colores de hilos para acomodarlos al ámbito en el que pesquemos. Solo pretenden sacarnos algo más de dinero. Lo único que marca la diferencia es el tratamiento del hilo con fluorocarbono que mata el brillo del mismo. Lo que si podemos llevar son dos carretes con dos diferentes diámetros de hilo para cambiar la resistencia de acuerdo al tamaño de los peces que estén saliendo o para pescar en lugares con obstáculos (por ejemplo juncos) donde deberemos parar rápidamente al pez. Para concluir con estos eternos temas de discusión mi consejo personal si me lo permiten es que confíen en su comercio de pesca amigo y castíguenlo si no le cumple yendo a comprar a otro lado, y compre siempre lo mejor que pueda cuando use elementos livianos.




 

Y como la pesca da para mucho, esto no termina acá. Vamos a seguir.


Ernesto Franchino

OTRAS TECNICAS