TECNICAS DE PESCA

BAIT CAST

La discusión puede ser eterna. Como Boca o River; Ford o Chevrolet; tinto o blanco, el spinning y el bait casting (entre los "ferreteros") tienen cada uno su séquito y el fanatismo es la principal característica entre dos técnicas que parecen distintas pero que son casi iguales, por eso analizamos el bait cast desde su comparación con el "spinning", técnica que ya casi todos conocemos y que considero les va a dar a ustedes un entendimiento más claro de esta "un poco controvertida" modalidad.

 

En contraposición al spinning, modalidad que en este país se practica desde hace muchísimos años con una enorme cantidad de adeptos, el bait casting es una de las técnicas de pesca más actual y la que mayor crecimiento ha tenido en los últimos años, posiblemente debido a la gran variedad de productos que actualmente ingresan al mercado y a la eterna curiosidad de los pescadores deportivos, que andamos siempre en busca de nuevos retos. Los nuevos equipos invitan a los pescadores a incursionar en esta novedosa (para nosotros) técnica. Pero tengan en cuenta que en realidad la única diferencia entre el bait cast y el spinning son los elementos: El reel y la caña (aunque existen cañas coincidentes) ya que ambas modalidades utilizan el sistema de arrojar un señuelo y recuperarlo. Por lo general la caña de baitcast tiene mango corto y pasahilos chicos, mientras que la de spinning tiene un mango un poco más largo y pasahilos más grandes acordes en ambos casos a como sale el hilo del reel, del rotativo para el bait cast y del reconocido frontal para el spinning.

 

 CAÑA

 

Ambas palabras vienen del inglés: “Bait” significa cebo (carnada) y “cast” lance. Así podemos decir que el bait cast es la pesca que se realiza lanzando un señuelo. Y en inglés “spinning” significa girando, porque lo que le dio origen al nombre fue la cuchara giratoria, uno de los primeros señuelos artificiales "pensados" que se utilizaron. En ambas modalidades se lanza un señuelo y se lo recupera (tantas veces como sea necesario) de la forma que el pescador considere correcto para el ámbito y/o la especie que esté tratando de capturar, con la intención de provocar el ataque.

 

Hay quienes dicen que con el baitcast se logra mayor precisión porque se tiene la posibilidad de frenar el señuelo antes de que caiga al agua simplemente apoyando el dedo pulgar sobre el tambor del reel*, de esta forma se logra frenarlo de a poco y presentar el señuelo en el agua de manera natural; y también dicen que para poder frenar el señuelo con el spinning es necesario cerrar el pick up (error), lo que dejaría caer el señuelo de forma brusca en el agua**, no solo haciendo demasiado ruido sino también perdiendo precisión. Esto para mí es un error de concepto porque desafío a cualquiera para ver si cuando cae un señuelo al agua desde un equipo de bait hace menos ruido que desde un equipo de baitcast. Yo pesco en spinning desde hace 45 años y jamás tuve que cerrar el pick up del reel para frenar un lanzamiento. Eso sería un tremendo error además de un gran riesgo de corte. Solo envuelvo con la mano libre el carrete del reel frontal para que el hilo que sale vaya rozando apenas la mano y así, de esta manera, voy graduando la salida de hilo y con ello la distancia. Incluso, muchas veces, sin pensarlo, he apoyado el dedo pulgar sobre el tambor del frontal, error que me llevó a cerrar sin querer el pick up y ahí sí, errar el tiro. Por eso, para no repetir los mismos errores, uso la otra mano.

*NOTA: Si tengo que frenar la salida del hilo del reel es porque el tiro ya salió mal ejecutado de entrada, con excepción de los tiros muy largos, en lo que la apreciación de distancia a veces se pierde.
** NOTA: También se puede frenar suavemente la salida de hilo solo levantando la caña para que la simple fricción del sedal contra los pasahilos detenga sutilmente el casteo sin necesidad de dedo ni mano.

 

También dicen que con bait cast pescan más rápido porque no es necesario abrir el pick up del frontal de spinning, sostener el hilo con el dedo y presentar la caña para el casteo y lanzar. Dicen que en bait cast estos movimientos se reducen a: Recoger, presentar la caña para el casteo y mientras realizan este proceso sacan el seguro con el pulgar (el mismo con el que sostienen la caña), al mismo tiempo presionan el tambor (con el mismo pulgar) para sostener el hilo y lanzan, y que con práctica (o con más de un pulgar) logran hacerlo en menos de un segundo. Que me perdonen los expertos el sarcasmo. Yo hace, como ya dije, 45 años que pesco con spinning y tal vez tarde 1/2 segundo más que ellos para ubicar el señuelo en el agua, pero sin riesgo de galleta. Eso sí: Uso las dos manos, además del hecho de que cuando pesco no corro ninguna carrera contra nadie, ni el hecho que de solo pensar en que puedo terminar arrancando la galleta del rotativo durante 20´para luego volver a cargarlo ya me estresa durante cada lanzamiento. El que esté libre de toda galleta que arroje el primer señuelo. Pero por sobre todas las cosas soy incapaz de repetir un lanzamiento tras otro, mientras optimístamente supongo que un pez viene siguiendo el artificial tras mi primer lance, y que si efectúo demasiado pronto el 2º lo agarro de espaldas al señuelo. Un despropósito.

 

 REEL FRONTAL  REEL FRONTAL

 

Hasta hace poco tiempo, en la pesca con señuelos en nuestro país se usaban casi exclusivamente reels frontales, los que permiten la salida del hilo sin ninguna resistencia, detalle importante considerando que los señuelos son por lo general muy livianos. Además, los reels rotativos estaban construidos pensando en la fuerza necesaria para especies de gran porte y no se adaptaban a esta modalidad, dado que el señuelo debía vencer la resistencia que le imprimía hacer girar el tambor durante el lanzamiento. Pero las nuevas tecnologías (y la necesidad de seguir vendiendo) obligaron y permitieron a los fabricantes diseñar reels rotativos de funcionamiento muy suave que permite una salida liviana, pero no libre como desde un frontal. Pero tengamos en cuenta que cuanto más liviano el señuelo más le costará hacer girar el tambor para sacar hilo del reel rotativo, el que forzosamente debe ser de muy buena calidad y con un número de rulemanes que le permitan girar con facilidad.

 

 

 REEL BAIT  REEL BAIT

 

 

Estos reels son los que conocemos como "huevitos" por su clásica forma ovalada, son pequeños pero algunos permiten cargas de hasta 100 metros de nylon del .35. Tanto en spinning como en bait cast raramente se utilizan cañas de más de 2 metros, y casi todas son de clara acción de punta (también las hay de acción media que no son malas, pero son más cansadoras) para acrecentar el efecto látigo que permite lanzar señuelos muy livianos aprovechando la acción de la vara sin utilizar fuerza propia, la que la mayoría de las veces es enemiga del pescador. Pero sepamos que las dos técnicas sirven para la misma pesca, y su elección dependerá del gusto de cada uno. En ambos estilos los reels y los hilos que se usan son livianos y en muchos casos específicos, como por ejemplo el multifilamento.

 



 REEL BAIT La condición más importante es que el reel debe tener siempre la manivela sobre la mano más inútil del pescador (izquierda en los diestros y derecha en los zurdos), o sea reels para zurdos para diestros y reels derechos para zurdos. Esto es porque para clavar un pique rápido (única forma de concretarlo) que por lo general en especies cazadoras es veloz y violento, la caña debe estar en la mano más fuerte y hábil. Hay casteos que se clasifican de acuerdo al modo de ubicación de la caña con respecto al cuerpo y/o a la distancia. Por ejemplo está el “pitch” usado para distancias cortas y de precisión (como en el golf) y el “side arm” (lanzamiento de costado) y el “over head” (lanzamiento por sobre la cabeza) para lanzamientos largos. Personalmente, si lo que me rodea me lo permite, utilizo el “over head”, ya que logro controlar mucho mejor la dirección para lanzar lejos. Pero sepan que cualquier lance es bueno si logra ubicar el artificial donde y como queremos. Y lo más importante en cualquier caso es tener un “grip” firme y sostenido al momento de llegar el señuelo adonde queremos ponerlo, porque muchas veces el pez ataca apenas el engaño toca el agua, y ese es el momento de la clavada, para lo que se debe mantener un buen agarre de la caña. También tomen conciencia que la fuerza es siempre enemiga de los lanzamientos.

 

 

 CAÑA

 

 

  SPINNER CON PESO
El spinning ofrece algunas ventajas. La más importante, es que es más fácil lanzar y se pueden utilizar señuelos de poco tamaño y peso. Otra ventaja es que se puede cambiar de multifilamento a nylon cambiando sólo el tambor. Sin embargo, su contra es que para poder corregir un tiro en el aire hay que tener cierta experiencia. El artificial puede, a veces, caer descontrolado en el agua y es probable que se enrede sobre sí mismo (sobre todo los económicos), por lo que no trabajarán como deben y, por supuesto, sin buenos resultados. También hay diferencia en el costo de un equipo y otro. Armar un equipo de spinning es más económico que uno de baitcast. En esto influye, sobre todo, que como ya dijimos el reel de baitcast debe, sí o sí, ser de muy buena calidad, en cambio el reel de spinning, de producción más masiva, puede tener algunas falencias (cualquiera menos el freno) lo que lo va a abaratar de manera considerable. En contraposición a esta simpleza, l
a mayor contra del baitcasting (solo hasta agarrarle la mano) es que los lanzamientos no son para cualquiera. Requiere de prácticas interminables para que las galletas no sean una constante. El secreto está en regular la salida del hilo al peso del señuelo (trabajo de prestar atención al freno y al dedo) logrando de esta forma tener un mayor control sobre la línea, la que cuando se domina se logran los buenos lances, tanto en distancia como en precisión. FOTO: Spinnner con peso.

 

 

El pique
 SPINNING Cualquier clavada se hace con la mano útil desde adelante del cuerpo, llevando la punta de la caña hacia arriba para desorientar al pez haciéndole levantar la "nariz" y evitando que busque la protección de la profundidad, que es donde mejor se defiende; de modo que la mano inútil manipulará la manivela del reel recogiendo lo más rápido posible. Después, cada pescador con cada especie determinará el largo y lo sostenida de la clavada, porque no es lo mismo un dorado o una tararira con mandíbulas óseas que una trucha o un bonito. A veces es mejor un recorrido más largo y con más fuerza y otros cortos y laterales, pero siempre sostenidos, ya que si clavamos violentamente a una boga o una carpa es muy probable que le arranquemos el labio. Yo soy amigo de las clavadas hacia arriba, largas y sostenidas para, recién luego de los primeros cabezazos, comenzar a recoger hilo. Una cuestión de “feeling” la que pueden probar. Lo importante para una caña es que logre, gracias al pescador, tener el control absoluto del señuelo, ya que a veces estaremos pescando en el medio de troncos, piedras sumergidas u otros lugares con obstáculos que el pez usará a su favor para desprenderse del engaño. Para alcanzar el lanzamiento óptimo de un señuelo lo mejor es aprovechar el efecto látigo de la caña (dado por el aprovechamiento del nervio de la misma) que es en definitiva lo que lo despide. Por eso es importante la caña y que el pescador pruebe varias hasta que elija la que más le conviene y se familiarice con ella. Y tengan por regla absoluta que cuanto más blanda es la vara, el movimiento de lance debe ser más lento. Si no vamos a terminar con el señuelo a pocos metros de nosotros y con un rulo interminable en el hilo del frontal o con terrible galleta en un rotativo. La fuerza es enemiga de los lances.

 

 


Los señuelos

De acuerdo a la acción y/o el comportamiento se los puede clasificar en tres grupos, aunque el movimiento a los señuelos se los debe imprimir el pescador, y esa es la única clave del éxito, y este movimiento hace que esta modalidad de pesca sea la más dinámica, incluyendo dentro de esta dinámica al “fly cast” o pesca con mosca. Además a muchos de estos señuelos se los puede encontrar en una sola pieza o articulados (los "flex"). Estos últimos resultan más reales en el agua debido a su flexibilidad, y también crean una mayor dinámica acuática, teniendo en cuenta que muchas veces fracasan, por supuesto.


 CRANKING RAP De hundimiento

Son todos con forma de pez y tienen una paleta delantera de plástico o metal que hace que el señuelo se hunda al ser arrastrado, profundizando más o menos en función de la inclinación de la paleta (que funciona como los "flaps" de un avión) o al ángulo de inclinación que el pescador le de a la caña (cuanto más cerca del agua la puntera más se hunde), a la velocidad a la que se lo recupere y al tamaño y/o peso. Una vez en el agua la paleta marca los movimientos de los artificiales (rápidos ó suaves a gusto del pescador) la que puede ser pequeña o enorme, convirtiéndose en el alma del artificial. Tengamos siempre en cuenta que muchas veces esta paleta debe ser retocada en el lugar de pesca, sobre todo después de un pique feroz, para que trabaje correctamente. Porque no hay nada peor que un señuelo que trabaja mal, no porque no sea atractivo para el pez, sino porque se vuelve incontrolable para el pescador: FOTO: Cranking Rap.



De superficie

Trabajan en superficie. Intentan imitar un pez con alguna dificultad en su natación, algún batracio (rana), insecto o cualquier otra presa que esté sobre la superficie del agua natural o accidentalmente.

 

 SPINNER CON PESO
Spins (cucharas)

Hay dos tipos: Ondulantes y giratorias. Trabajan bajo la superficie aunque la habilidad del pescador puede regular a que profundidad recuperarla según al ángulo de la caña y/o a la velocidad a la que recoge. Ambas producen vibraciones y un movimiento de agua que atraen a los peces, incluso despiden destellos de colores y brillos atractivos. FOTO: Spinner con peso.




 CRANKING RAP 8 Ustedes deben estar pensando en que faltan los señuelos de media agua, pero sepan que cualquier señuelo que se hunda puede ser trabajado a media agua con un poco de habilidad y conciencia, además del simple hecho que el elemento que determinará a que profundidad vendrá el señuelo (además de la habilidad del pescador) es el ángulo de la paleta: A menor ángulo menor profundidad. Si hunde muy rápido la idea de traerlo a media agua es recuperarlo rápido con la puntera de la caña bien arriba, porque de nosotros va a depender a que profundidad trabaje el artificial. Por supuesto no sucede lo mismo con los que flotan, aunque muchas veces he logrado traer ranas de goma (que flotan) por debajo de la superficie con la puntera de la caña abajo del agua y a los tirones. Por eso tomo una famosa frase y la convierto en: Pienso, luego pesco. FOTO: Cranking Rap 8.

 


Después se incorporaron (mejor dicho llegaron hasta nuestras tierras) modalidades como los “jigs” y los artificiales suaves, pero siguen siendo básicamente los mismos señuelos trabajados de otra forma, lo que obliga a los pescadores a “aggiornarse” día a día y a seguir experimentando y aprendiendo.

 



 ULTRA LIGHT MINNOW Luego viene las técnicas para las cuales cada artificial está diseñado, y de las que luego hablaremos, pero sepan que la monotonía es directamente proporcional al fracaso (salvo en especies marinas de gran velocidad en la natación) por lo que la tracción del pescador debe imprimir al señuelo los movimientos de natación para los que cada señeulo fue diseñado (esto es importantísimo) tratando de hacerlos ver erráticos, como los de un pez desorientado o con deficiencias en su natación, las presas más fáciles para los depredadores. Porque no es lo mismo tirar al agua una rana de goma que un "Countdown" o un "paseante". Sabiendo esto ya tienen el 70% del éxito al alcance de la mano. Variar la velocidad, recoger lento, dejar quieto, arrancar de golpe, darle velocidad, volver a detenerse y otras mañas, son la clave del éxito, siempre concentrados en lo que haría ese señuelo si fuese un pez. En aguas con sedimentos en suspensión los peces necesitan tiempo para ubicar el señuelo, por eso es bueno utilizar los que producen ruido (cargados con bolitas) o los que emiten vibraciones o crean algún tipo de dinámica acuática (como por ejemplo una hélice, una cuchara giratoria, una ondulante, un oreno, un plop, etc,). Incluso dejarlos un rato quietos luego de lanzar para que el ruido sea lo primero que atraiga al pez. En cambio en aguas transparentes lo importante es la forma del señuelo y sus colores, sin olvidarnos de imprimirle, en cualquier caso, un correcto trabajo en el agua. FOTO: Ultra light minnow.

 


Y como la pesca da para mucho, esto no termina acá. Vamos a seguir.
Mientras tanto busquen en la red los videos de "técnicas de lance de Nelson Nakamura".



Ernesto Franchino

OTRAS TECNICAS