TECNICAS DE PESCA

A LA ESPERA

Se denomina pesca a la espera a la modalidad de arrojar un aparejo al agua con uno o más anzuelos con carnada y quedarse esperando que algún pez (sea para una pesca ocasional o una dirigida a determinada especie) muerda el cebo. Esta puede ser de flote, de media agua o de fondo, dependiendo de las condiciones del agua y, fundamentalmente, de la especie buscada. Es la pesca más practicada de costa en el mar y en los ríos. Nos permite disfrutar de la pesca pero también del paisaje, de la playa, de los amigos, del asado o el mate, sin tener que estar con la caña en la mano siempre atentos y concentrados en lo que suceda bajo el agua. En contraposición a esto es la modalidad menos dinámica, hasta que clavamos algo por supuesto. Cualquier geografía sirve para esta técnica. Una playa, un acantilado, una costa rocosa, un espigón, un muelle o un puente nos puede servir de "base" mientras esperamos. Incluso podemos practicarla desde una embarcación, tanto con la caña en la mano como en un posa cañas.

 

 

 

 

EQUIPOS

Para esta modalidad el tipo de caña (VER CAÑAS) la manda la especie, porque no es lo mismo pescar tiburones, que variada de mar o de río, o pejerreyes. Ya todos conocemos las especificaciones para cada caso así que está demás aclararlas. Además de consultar a nuestro comerciante amigo, los datos de la caña están especificados en el cuerpo y definen el largo, la capacidad de lanzamiento y la acción. Lo mismo pasa con el reel (VER REELS), el que en todos los casos, menos en los de fuerza mayor, un frontal nos va a dar casi las mismas prestaciones que un rotativo, por supuesto teniendo en cuenta siempre el equilibrio de todo el equipo. Porque a nadie se le va a ocurrir colocarle un rotativo tipo ABU 7500 a una caña de pejerrey, ni un frontal micro a una caña de variada de mar.

 

 

 

 

Para la pesca de fondo debemos tener en cuenta la resistencia de la caña para no romperla con el peso de la línea (madre, rotores, brazoladas, anzuelos, carnadas y plomo) al momento de lanzar, y para la pesca de flote pasa lo mismo, porque no debemos olvidar que todo conjunto pesa, y si armamos el aparejo con un boyón impulsor demasiado pesado podemos quebrar la vara.

 

 

 

Los aparejos dependerán de la especie que estemos buscando, del ambiente en el que estemos, de las condiciones del clima y del agua, del tamaño que esté saliendo y de la fuerza de la corriente y/o la marea. VER LINEAS / VER PLOMOS.

 

 

 

 



En toda pesca a la espera es importante contar con lo que los pescadores llamamos un "haragán", el que consiste en un soporte para no tener que tener la caña en la mano todo el día. Estos varían de acuerdo a la geografía y a la especie. Por ejemplo en la pesca de mar debemos contar con un "palo de playa". Este es un fierro que se clava en la arena y sostiene la caña parada, manteniendo el hilo del reel fuera del alcance de la rompiente, y permite un retiro simple y rápido en caso de pique. Incluso hay algunos que sostienen accesorios como tablas para cortar carnada, ganchos para sostener un balde o un trapo, portacarnadas, etc. Para la pesca de pejerrey de orilla en lagunas o aguas que corren debemos contar con un soporte liviano, el que puede venir con el agregado de un "alcahuete" que nos va a marcar el pique. Este es un caso muy especial dado que en la mayoría de los casos esta pesca es muy sutil y cualquier intervención del pescador antes que el pez coma terminará en un rotundo fracaso. Para el caso de variada de río podemos utilizar tanto un palo de playa (que nos va a mantener el hilo lejos del agua - muy útil con corrientes fuertes -), o un simple apoyo hecho con una rama, solamente para que la caña no esté en el piso y corramos el riesgo de pisarla. En cualquier caso debemos asegurarnos que el freno del reel esté perfectamente regulado y la chicharra (si tiene) esté activada, y sobre todas las cosas saber que el aparato elegido nos permite sacar la caña de manera rápida y sin complicaciones.

 

NYLONS

Es importantísimo elegir el nylon correcto a la hora de cargar el reel para la pesca de espera, tal vez aún más importante que para cualquier otra modalidad. Un hilo demasiado grueso limitará la reserva que nos vaya a quedar después del lance y sufrirá los embates del viento y de las corrientes y mareas. Un nylon demasiado fino puede cortarse o mellarse y quedar resentido (por eso se debe tener en cuenta el fondo) si pescamos entre las piedras. También un hilo fino nos dará más distancia pero más posibilidades de galletas en los rotativos. Por eso lo ideal, para los que ya saben algo de pesca, es cargar el reel con un hilo de entre .25 y .28, con un chicote cónico en la punta. Este chicote evita los cortes al momento de la violencia del inicio del lanzamiento. También elegir el plomo adecuado y armar la línea con "bait clip" nos permitirá tirar más lejos si es eso lo que queremos. Y en cuanto a la calidad yo tengo dos opciones; Una es cargar hilo muy bueno (caro), y cuando se gasta o mella lo doy vuelta. Otra es comprar una bobina de hilo bueno pero no demasiado y cambiarlo una vez por temporada. De esta forma pesco siempre con hilo nuevo.

 

 

 

 

LANZAMIENTOS

No podemos hablar de pesca a la espera sin hablar de los lanzamientos. En la mayoría de los casos en que pescamos a la espera los lances son largos (no siempre) y acá vienen las controversias. Hay varios tipos de lances: El "over head" que se hace sobre la cabeza que para mí es el que más precisión da, y después vienen los que dan más distancia como el "side arm" o de costado que en los lances de mar se llama guadaña. Después vienen las variantes: Que con el plomo apoyado en el suelo, que el plomo en el aire, y quieto o en movimiento, lo que da origen al discutido lanzamiento "péndulo" (discutido porque hay quienes dicen que es peligroso para quienes rodean al lanzador). Personalmente lanzo guadaña cuando veo que no tengo riesgos, pero el péndulo "over head" me permite darle más precisión al tiro. Lo que sí hay que hacer siempre que uno lanza es gritar "va plomo" por si hay algún distraído cerca.

 

 

 

 

Y como la pesca da para mucho, esto no termina acá. Vamos a seguir.


Ernesto Franchino

OTRAS TECNICAS