Relevamientos

Si le digo Trichiurus lepturus, ¿Ud. entiende?
Por Gustavo Iavicoli




UN EXCELENTE  EJEMPLAR

A medida que traía lo que sabía era un simple pique de corvina rubia sufrí como un descuido (lo reconozco) y la caña cabeceó y se planchó contra los tubos del semirrígido. Primero vino la sorpresa, después la duda y después lo mejor: La pelea. Para pescar en aguas abiertas marplatenses, decidimos embarcarnos en las muy cómodas playas del Torreón y navegar hasta la punta de las lajas del Banco San Martín. La idea era fondear allí en busca de la buena variada que estaba saliendo desde hacía días en la zona, armar las cañas y soltar los aparejos buscando las buenas pescadillas y las corvinas rubias de generoso tamaño que salían en los bancos cercanos a las playas del centro de la ciudad. Sabíamos que a estas 2 especies las acompañaban buenos peces palo (un clásico de la época no demasiado deportivo) así que cargamos anchoita fresca en buena cantidad y pusimos proa al San Martín a generosa velocidad ayudados por un mar que se mostraba calmo y con aguas bastante más calientes que lo normal para la época.

 



"NUESTRA  BARRACUDA CRIOLLA"
Los equipos que armamos fueron los clásicos para la pesca embarcada: Cañas del tipo Boat rod de 2.10 metros de 12 - 30 libras armadas con reeles rotativos del tipo Penn 170 Squider (que consideramos más que suficientes para la variada grande) cargados con hilo de 0.35 mm de diámetro con un chicote del 0.70 (a pesar de no pescar desde la costa). Aparejos armados sobre madres del 0.70 con rotores plásticos tipo barrilito y brazoladas del 0.50 de 90 cms. con anzuelos Mustad 34043 BLN Ultra Point N° 4/0 con la política de: Anzuelos chicos son tomados por peces grandes pero anzuelos grandes no son tomados por peces chicos. Y como de "ganchos" algo entendemos usamos los que creímos más apropiados para el caso, sin tener ni la más remota idea de los que nos iba a pasar. Entre rubia y rubia (de muy buenos tamaños) pinchábamos alguna pescadilla, mezcladas ambas con algunos peces palo de buen tamaño.

 


 

Así estuvimos hasta que sobrevino la sorpresa del día. O de la semana. O del mes. Un no demasiado común habitante de nuestro litoral atlántico: Un "Trichiurus lepturus" o pez sable.

 

1.5 METROS DE POTENCIASi bien no es una especie ni reconocida ni buscada deportivamente, el pique es entretenido y la pelea que ofrece suele confundirse con un pez palo o con un congrio para quien no está canchero (y a veces para el que está canchero también). Como viene retorcido sobre sí mismo una vez prendido nos da la idea (a la tracción) de una pieza de mayor tamaño de los que realmente es, aunque a veces, como en este caso, son grandes de verdad. Y encima este venía en doblete con una muy buena corvina rubia en el anzuelo de arriba. Lo que si les cuento es que una vez clavado la lucha es franca, pero les aseguro que la primera visión de la cabeza de ejemplares de esta especie fuera del agua y clavados en nuestro anzuelo nos provoca una sensación muy pero muy extraña llevándolo a uno a imaginarse estar pescando las temibles barracudas en el Caribe. Tal vez la mayor curiosidad de esta pesca esté dada por el pique Si bien es esporádico, cuando se da uno la mayoría de las veces se vuelve continuo debido a que se mueve en cardúmenes de varios individuos. No fue este el caso. Es un cazador demersal - pelágico* nato que trabaja al acecho y suele tomar cebos tentadores a media agua, cuando se despega del fondo que es donde se encuentra más cómodo. Todo un acontecimiento que seguramente va a sorprender hasta al más baqueano en estas lides. Y ni les cuento lo que pasa cuando se desprende del anzuelo y queda a bordo dando saltos y retorcijones en el piso de la embarcación y uno ve esos dientes que van y vienen como buscando con quien desquitarse. Todo un placer hasta acá. Si tiene la suerte que yo tuve me va a entender y capaz que hasta le queda la misma cara que a mí. Si no míreme bien en las fotos. Además lea abajo donde dice: Detalle de la especie y fíjese la "Talla máxima observada" y compárelo con el tamaño del que personalmente "luzco".

 

* Demersal: Aguas próximas al fondo. Se dice que un pez es de hábitos demersal-pelágico cuando efectúan desplazamientos hacia aguas de menor profundidad y demersal-bentónico cuando se mueve hacia el fondo (Bentos: Se denominan así al grupo de organismos que, en forma permanente o semi permanente están sobre el fondo o semienterrados en él).


 


Descripción de la especie

 


También llamado sable en Uruguay y tajali en Venezuela es una especie cosmopolita que habita aguas templadas y tropicales de menos de 100 metros de profundidad presente en el Atlántico desde Virginia (37° N) hasta el Norte argentino (40° S). Es de cuerpo alargado y fuertemente comprimido, posee la altura máxima a la altura de la cabeza descendiendo hasta terminar en un filamento. No tiene escamas. La línea lateral nace en la parte superior del opérculo y desciende oblicuamente corriendo luego próxima al perfil ventral de su cuerpo. Cabeza de perfil triangular, hocico largo y puntiagudo, de boca grande con prognatismo inferior, los extremos llegan a nivel del centro de los ojos. Las dos mandíbulas (superior e inferior) están provistas de dientes largos, caniniformes, los anteriores delgados, filosos y ligeramente curvados hacia adentro. Ojos grandes ubicados próximos al perfil dorsal de la cabeza. Tiene una sola aleta dorsal de color amarillo pálido con borde oscuro que comienza a la altura del tercio posterior de la cabeza y termina casi al final del cuerpo. No posee aletas ventrales. Su coloración es celeste plateado uniforme con reflejos metálicos. Su alimento preferido son la merluza, la anchoita y el calamar. Comercialmente es capturada por la flota costera y de altura con redes de arrastre de media agua. Cabe destacar que la talla máxima observada fue de 1,50 metros.




Fuente: COUSSEAU, M. B. & PERROTA, R. G. Peces marinos de Argentina.
Biología, distribución, pesca. INIDEP. Mar del Plata, 167 pp.

Gentileza de
Gustavo Iavicoli de Artes Gráficas G & G. Mar del Plata. Para más informes sobre esta pesca o trabajos de impresión dirigirse a las casillas: gyggraf@speedy.com.ar / gyggraf@lacapitalnet.com.ar