Pejerreyes todo el año
  ALBUFERA MAR CHIQUITA


  ERNESTO FRANCHINO
L
a pesca de pejerrey en este ámbito pasa generalmente por la de embarcado, pero esta vez fuimos por la de costa. Un ambiente único donde en un mismo lugar y solo cambiando equipos, podemos pescar pejerrey odonthestes sp., escardones, corvinas rubias, pichones (y no tan pichones) de negra, lisas, lenguados y hasta bagres sapo y dientudos cuando el agua dulce se acerca a la boca. Y a esto le podemos agregar algún gatuzo que haya ingresado a la albufera trás su alimento, además de poder vadearla para usar diferentes técnicas. Por ahora de costa.









  BUSCANDO EL LUGAR  Elegimos Mar Chiquita por su casi permanente oferta de pejerreyes para con los pescadores que la visitan, y por una cuestión para nosotros de cercanía y comodidad, tomando la decisión de pescar desde la costa para no tener que mostrar lo mismo que hacen todos. Y así fue como cargamos una caña telescópica de 3.90 mts. y otra de "spinning" de 2 mts, ambas de acción media para sentir más la lucha del pez una vez clavado. Aquí el pejerrey es mucho más peleador que en otros ámbitos, posiblemente debido a que lo fortalecen la alta salinidad, la constante dinámica acuática en la que tiene que desplazarse y la buena oxigenación del agua. En esta salida los encargados de la pesca fueron Carmelo y María de los Angeles. Carmelo eligió pescar con línea de flote y María decidió usar, por comodidad, una de fondo. Para ubicar al lector llegamos a eso de las 10 horas, acompañamos los saludos y la charla informativa con mate y nos dirigimos al Norte para encontrar un buen lugar. Mientras caminamos cruzamos varios pescadores que habían llegado más temprano. A paso lento y al ritmo de las preguntas y respuestas seguíamos caminando: ¿Hace mucho que llegaron? ¿Cómo está la pesca? ¿Qué carnada anda mejor? Estas inocentes preguntas me servían como excusa para bajar la velocidad de la caminata y espiar los baldes, los que acusaban una falta de capturas notable. Lo primero que pensamos fue en echarle la culpa a la luna llena (que sabemos no es la mejor), después al horario de marea (máxima de 1.53 mts. a las 12:40) porque estábamos entrando casi en el límite de crecida y nada paraba la corriente que arrastraba todo aguas adentro, hasta un agua viva (seguramente perdida) que pude ver cuando ingresé al agua en busca de lenguados. Intenté, por un rato y un poco apartado, la pesca de esta especie con artificiales (lo que es material de otra nota), para luego dedicarme a sacar fotos y filmar, pero no había pasado una hora de pesca cuando nos corrió la lluvia, así que la cosa fue corta.





  FAMILIA DE PESCADORES  C
armelo eligió armar los petates en una punta de arena, para comenzar la jornada a no más de 500 metros del muelle de San Gabriel. Desplegamos los sillones director, volcamos las mojarras en el balde, armamos las cañas, atamos las líneas, encarnaron y lanzaron. Yo armé mi equipo de spinning con un "tucán flex" blanco con pintas negras y me separé de los buscadores de pejerrey para encontrarme con los lenguados. Mientras vadeaba pisaba fondo de arena dura, pero cuando me acercaba al borde de los bochones, donde el agua forzosamente hace turbulencia y debería haber un pozo, el piso estaba lleno de barro blando e indefectiblemente me hundía, y mucho. Cuidando de no tropezar para no mojar el micrófono inalámbrico los sorteaba, pero la cosa no anduvo bien, así que a los 20 minutos me volví para fotografiar y filmar a los pescadores de pejerrey. Lo bien que hice, porque comenzaron a tener capturas continuas de ejemplares de hasta 30 centímetros. Animales sanos, de escamas brillantes, gordos, fuertes y muy luchadores una vez clavados en el anzuelo. Lo único malo: Salían todos "tragados", a pesar de cañarlos al instante de ver hundir la boya o de sentir el pique, sobre todo en la línea de fondo con la que pescaba María. Pero dado su tamaño esto no nos preocupaba porque la decisión estaba tomada: Iban a terminar en la mesa. Lo curioso es que si bien ambos pescaban, nuestros vecinos (ubicados a no más de 100 metros) obtuvieron solo un par de capturas y más pequeñas. Carmelo había encontrado el lugar, y éste nos recompensó con casi una decena de ejemplares de alrededor de 30 cms. en menos de una hora de pesca.

 



  MARIA DE LOS ANGELES  Mientras yo vadeaba, mis compañeros se dieron cuenta que estaban pescando en no más de 70 cms. de profundidad. La línea de fondo con 2 brazoladas de 70 cms. no resultaba porque los cangrejos daban permanente cuenta de la carnada, por lo que María le acortó las brazoladas y le enhebró una boya elevadora blanca del tipo aceituna, de 10 cms. de largo, para mantener las mojarras separadas del fondo lo suficiente para que no las alcancen las pinzas. La de flote la armó Carmelo con 2 boyas chupetonas medianas con brazoladas de 50 cms. para que no alcanzaran a llegar al fondo (luego de ver que la profundidad apenas me pasaba la rodilla) porque el agua estaba clara pero no había viento, lo que indicaba que la pesca había que hacerla lo más abajo posible. No quería fondearlas porque eligió pescar a deriva muerta pero la marea alta, en los últimos momentos de la máxima creciente, hacía que el agua entrara demasiado rápido y arrastrara los aparejos hacia adentro a una velocidad increíble. La idea de derivar para abarcar mayor territorio no fue buena porque el momento de mayor pique llegó cuando decidieron fondear los aparejos. Fue entonces cuando las cañas se arquearon no solo con los mayores portes sino hasta con algún doblete logrado por Carmelo (cuando no).

 

 

La caña liviana de spinning no dejaba lanzar plomos pesados en la línea de fondo, y la de flote era imposible de parar, y además se enganchaba en los bochones del fondo lo que obligaba a entrar al agua a cada rato para recuperarla. Esto hacía que las distancias no superaran los 20/25 metros de la orilla. La opción fue cambiar el boyón impulsor por una boya volcadora ("Mandale") lo que mejoró bastante la cosa. Y como todo tiene que ver con todo, y más que nada en la pesca, esto llevó a Carmelo a lastrar las brazoladas para que no se levanten con la corriente y terminen a ras de la superficie, pero esto lo decidió 10 minutos antes de huir de la lluvia en busca de la protección de la carpa gigante de San Gabriel. La carnada que más rindió fue la mojarra viva y en segundo lugar el filete de pejerrey fresco, pero insisto: La lluvia nos corrió cuando apenas había pasado una hora de pesca. Conclusión: No deje de visitar San Gabriel, único pesquero en Mar Chiquita que permite tanto la pesca desde la costa como desde su excelente muelle, sin la engorrosa necesidad, obligada por otros, de tener que alquilar un bote, o dos si son más de 3 pescadores.

 



  CARMELO

L
as indicaciones de Daniel fueron claras: "Si buscan corvinas rubias, pejerrey escardón, lenguado o lisa Punta Ondina, si quieren tamaño de Odonthestes la boca del Sotelo o el palo de la goma. Ahí se concentran bochones con un claro en el medio donde a veces se juntan los pejerreyes. También sabe salir lenguado, pichones de negra y algunas lisas y cuando está crecida el canal que rodea la isla se sabe llenar de pejerreyes y en temporada de lluvia sale bagre sapo". A lo largo de la costa había familias enteras de pescadores con parrillas, heladeras, sombrillas y hasta un "chulengo" con unos chorizos que no sabemos si alcanzaron a terminar de asarse por la lluvia. Nosotros almorzamos morrones fritos acompañados de ravioles caseros en el Restaurante Bahía del Sol frente a la bajada pública de lanchas en Mar Chiquita. Un lujo muy accesible a tener en cuenta.

 

 

 

  BOCHONES  Los "bochones", esos que complican la navegación, son formaciones naturales erigidas por una variedad de poliqueto (lombriz de mar) que los construye y usa como vivienda. Para que se de una idea viene a ser algo así como una combinación de tosca con cáscara de mejillón, llena de cuevas y recovecos donde habita la lombriz. Estas formaciones, además de entorpecer el accionar de los motores fuera de borda, están complicando el futuro del ambiente, porque hacen que la profundidad sea cada vez menor y haya cada vez más bochones, creando un círculo vicioso que no resultará en nada bueno debido a que la mayor acumulación de sedimentos que chocan contra estos obstáculos hacen cada vez más lenta la circulación de agua hacia la boca, y hacen que decanten cada vez más sedimentos dentro de los pozos formados por las turbulencias, formándose cada vez más bochones, decantando cada vez más sedimentos. Y ni hablar de la basura que se ve en el ambiente, sin contar que en esa lata de gaseosa o pedazo de plástico que obstaculiza la circulación del agua es donde comienzan a formarse los bochones. Por eso no pueden romperse, porque se multiplican. Si se quisiera hacer algo habría que sacarlos. Para concluir: Si nadie hace nada la única Albufera que tenemos, Reserva Natural Protegida, está condenada a desaparecer. Pero ojo: Si algún ocasional funcionario interviniente hace algo porque se le ocurre, también estará condenada. Creo que el medio merece un estudio y una vacuna para no desaparecer. Y tal vez algún vecino de los memoriosos recuerde haber visto años atrás algunas embarcaciones de mediano porte navegando en la laguna, cosa hoy imposible. Traslade esto años adelante, con la progresión, y después me cuenta.






  LIBRETA DE PESCA


EQUIPOS
Usamos una telescópica de 3.90 mts, armada con un frontal mediano cargado con nylon celeste del 0.25. para pescar a flote que terminó convirtiéndose en una línea fondeada. El nylon tiene buena resistencia, es maleable, de baja memoria, resistente a la abrasión, recibe bien los nudos corredizos y posee buena resistencia a los nudos sobre sí mismo. Para fondo armamos una caña de "spinning" de 1.80 mts. con un frontal micro con nylon del 0.25.
LINEAS CONVENCIONALES
A fondo aparejo de 2 anzuelos con madre del 0.40, boya elevadora tipo aceituna (de 10 cms. color blanco) y brazoladas de 35 cms. del 0.30. A flote 2 boyas chupetonas chicas con brazoladas de 50 cms. con boya "Mandale", todo adecuado al largo de la caña para facilitar el lance. Tengamos en cuenta el color y el tamaño de las boyas dependiendo del horario y de la luz: De mañana usemos colores oscuros y de tarde, con el sol de espaldas colores claros. Lastremos las brazoladas para mantener la profundidad del anzuelo que en todos los casos fueron OWNER S 31 y OWNER Akitasode.
OTROS
Usar pantalón largo y camisa de manga larga, gorra, repelente, protector solar, anteojos polarizados, palo de playa, porta carnada, alicate, pinza extractora de anzuelos, trapo, algún silloncito plegable fácil de transportar, equipos y carretes de repuesto, líneas de repuesto (hay muchos bochones y se pierden), algo de sombra no estaría de más (sombrilla), agua potable, tabla para carnada, cuchillo y una bolsa si va a llevar pescado. Carnada: Mojarra viva, dientudo, lombriz de tierra y de mar, pejerrey y camarón fresco. Que una u otra carnada rinda más dependerá de las condiciones del agua.







PRECAUCIONES

Lo primero es informarnos sobre el viento (dirección e intensidad), lo segundo el horario de mareas y lo tercero decidir para que lado vamos a caminar consultando previamente donde está el pique. Llevar protección solar y repelente. Si vamos a ingresar al agua no lo hagamos descalzos, y menos si vamos a pisar los bochones. OJO si navega. Hágalo a remo o solo con motores de baja cilindrada con la pata suelta y si está equipado con protección de hélice mejor. Ojo con los eléctricos de hélice de plástico, al menor roce con un bochón seguro la rompe. Y siempre tenga en cuenta que con agua baja se ven pero con marea alta no. Para evitarlos muchos pescadores enganchan un caño de PVC a la caña de comando del motor y llevan al bote parados en proa para poder ver y esquivar estas formaciones.



.
  LOMBRIZ DE MAR  COMPLICACIONES DE LA PESCA
De fondo el hilo va a rozar contra los bochones, lo que lo va a mellar. La playa tiene un declive muy suave por lo que alcanzar el canal sin meterse al agua es imposible. Si quiere pescar en el veril del canal vadee. Si lo hace vaya tanteando el fondo porque hay lugares de arena dura y otros de barro blando en los que se va a hundir. Si decide subirse a un bochón hágalo con cuidado porque se rompe y puede lastimarse. Los tábanos son complicados y los mosquitos ni le cuento.




.
  LAS COMODIDADES  CARACTERISTICAS PRINCIPALES
Este ámbito, que si bien se lo llama comúnmente laguna es una albufera, es único en su tipo en Argentina. Su profundidad promedio es hoy de un metro por lo que su peligrosidad en caso de caer al agua se limita a una hipotermia. Circulan por ella desde dientudos hasta tiburones. Las posibilidades de capturar bagres sapo y lenguados en un mismo lugar y el mismo día es una condición que no se repite en ninguna otra parte, y encima tiene el pejerrey más luchador de la provincia. A esto debemos sumarle los arroyos y canales que desembocan en sus costas Norte, Oeste y Sur, y la entrada de agua de mar y las mareas que modifican permanentemente la vida íctica dentro de la albufera. Un lujo al alcance de todos.
.





RECREO SAN GABRIEL

Es lo mejor puesto de todo el ámbito. Tiene dos muelles, uno de embarque y otro de pesca. Está cerca de Punta Ondina, Punta Pejerrey y la boca del Sotelo, tres pesqueros fantásticos. Alquila botes, remolca los fines de semana, tiene camping, baños limpios, piletas para limpiar el pescado, fogones, un poco de reparo del viento con algo de sombra y pesca de costa de todas las especies que habitan la albufera. Además cuando está muy baja, frente a San Gabriel está el canal de entrada y salida de agua por donde pasa todo lo que entra o sale. La foto es una vista aérea de los 2 muelles y la carpa, donde además se ven algunos botes.








REGLAMENTACIONES
(1)
Reglamento de Pesca Deportiva Marítima bonaerense
ARTÍCULO 1°. Establecer, dentro de la modalidad de Pesca Deportiva, las Categorías de "Pesca Variada" y de "Pesca Dirigida", definidas en función de las características bioecológicas y pesqueras de las especies de mayor importancia en la Pesca Deportiva realizada en la Costa Marítima y en los siguientes ambientes de la Provincia de Buenos Aires: Estuario del Río de la Plata, Estuario de Bahía Blanca, Albufera de Mar Chiquita, y desembocadura de los ríos y canales que vierten sus aguas en el litoral costero bonaerense.
ARTÍCULO 5°. Definir como "Pesca Dirigida" a aquella que se encuentra orientada a especies que por sus características o por su hábitat requieran una modalidad de pesca particular y altamente selectiva, como Chernia (Polyprion americanus), Salmón de mar (Pseudopercis semifasciata), Pez limón (Seriola lalandei), Bonito (Sarda sarda), Caballa (Scomber japonicus), Lenguados en general (Xystreurys sp y Paralichthys sp.), Bagre de mar (Netuma barbus), Pejerreyes (Odonthestes sp.) y Lisa (Mugil platanus).
ANEXO 1. Categoría Número Máximo de Piezas. Pesca Dirigida de Pejerrey (P.D.pej).
40 piezas
ANEXO 2. Tallas mínimas de capturas (en centímetros) . . . ¡El Pejerrey no figura!




REGLAMENTACIONES
(2)
Reglamentación de Pesca Deportiva de Pejerrey en Aguas Interiores Bonaerenses

ARTICULO 1º: Establecer para la Pesca Deportiva de Pejerrey (Odontesthes sp.) en los ambientes acuáticos interiores de la Provincia de Buenos Aires, incluyendo lagunas, cursos de agua y la Albufera Mar Chiquita, el número máximo de piezas a extraer por pescador y por día, según se estipula en el Artículo 2º del Presente Acto.
ARTICULO 2º: El número máximo de píezas a extraer por pescador y por día al que hace referencia el Artículo precedente se establece en 40 (CUARENTA) para la laguna de CHASICO (Partidos de Villarino - Puán); 30 (TREINTA) para las lagunas LAS TUNAS y EL HINOJO (Trenque Lauquen), COCHICO (Guaminí), LA SALADA GRANDE (Gral. Madariaga - Gral. Lavalle) y LA SALADA (Gral. Pinto): 25 (VEINTICINCO) para el resto de las lagunas bonaerenses, la ALBUFERA MAR CHIQUITA (Partido de Mar Chiquita) y los CURSOS DE AGUA INTERIORES (RIOS, ARROYOS Y CANALES).



 

Esta es una excelente opción para pescar pejerreyes de costa. Son muy pocos los momentos en los que se niega a entregar pesca y encima tiene una variada que no existe en otras partes. No deje de visitarla, sería una lástima. Sin pretender cambiar hábitos ni comparar ambientes, si estuviese entre los pescadores domingueros y pudiera elegir entre la laguna de Sierra de los Padres y la Albufera me quedo con ésta última sin siquiera pensarlo, si de pesca se trata.

 

  AGRADECIMIENTOS
Recreo San Gabriel
por los informes, el mate y la atención (0223) 156-82-1885
Restaurante Bahía del Sol por la excelente atención y los morrones fritos (0223) 469-1193
Casa Mar y Pesca por la mejor carnada y alguna línea. Jara 1345. Tel. (0223) 473-6933
Carmelo Carella por hacernos la pesca más fácil enseñándonos siempre algo