Pejerrey corno

Un pez que se arrima a la costa de manera impredecible

Y cuyos acercamientos a las áreas costeras marplatenses durante los meses de Julio - Agosto coinciden con la época de desove, en la que producen una serie de puestas parciales, y tal vez se deba a esto sus alternados acercamientos a la costa, momento en que los pescadores deportivos acuden masivamente a playas, barrancas, muelles y escolleras para tentarlos con sus engaños. Aunque hay autores que coinciden en que el desove lo realizan en sus caladeros naturales en el Sur argentino y sus viajes por la corriente de las Malvinas se efectúa con anterioridad a la puesta para alcanzar aguas un tanto más cálidas para que sus huevas maduren, no para soltarlas. No coincido con esta última ya que pienso que si tienen posibilidades de que sus huevas maduren, también lo harán, y con mayor motivo, sus alevinos. Pero seguro hay bibliografía al respecto. Se lo encuentra en aguas costeras desde el río de la Plata hasta Tierra del Fuego, aclarando que en latitudes menores de distribución aparece solamente en los meses más fríos del año. Esta especie se distingue de sus primos por la robustez y el patrón de coloración, especialmente el de sus aletas (de allí el mote de "colita amarilla"). De cuerpo fusiforme y comprimido termina en un pedúnculo caudal alto, su cabeza es relativamente pequeña al igual que su boca protráctil que tiene dientes diminutos iguales en ambas mandíbulas. Este dato hará que los que no sean pescadores de esta especie, achiquen sus cebos.

 


LAS APARICIONES

 PUNTA PIEDRAS Cuando uno esté paseando por las playas de Mar del Plata, Miramar o Necochea (sin olvidarnos de las costas rionegrinas) y note la presencia de pingüinos o gaviotas australes (sus depredadores naturales) y que los vientos del cuadrante Sur están mantenidos llegó el momento de lanzar los aparejos al agua. Y ni hablar si ésta mantiene una temperatura menor a los 9° C, que es cuando las aguas adquieren una transparencia inusual. Coincidente con estos procesos notaremos también que paulatinamente van mermando sus primos (colita negra, panzón, escardón). Las primeras en aparecer son las hembras cargadas de huevas y que alcanzan en estas latitudes una talla de algo más de 40 cms. siendo seguidas por los primeros machos grandes (los exploradores) que por lo general son algo menores en porte. Para determinar una postura (no excluyente) se podría decir que en temporadas óptimas los cornos aparecen y desaparecen de los diferentes pesqueros cambiando de sitio, lo que vuelve locos a los pescadores. Uno llega a una determinada escollera y le dicen: "Hace 5´ dejaron de picar ..." y es ahí donde le quedan dos opciones. La primera es cambiar de locación y la segunda es armar y esperar a que se les ocurra a los pejerreyes volver. Usted decide.







LA PESCA


EQUIPOS Y TECNICAS

Los peces son todos devoradores voraces en temporada de recría y desove y es esto lo que los hace más fáciles de pescar si los tiene a mano ya que compiten por el tan necesario alimento. Pero con el corno uno nunca sabe. Muchas veces estando ahí, conseguir una captura exige aplicar mucha más paciencia y conocimientos que para otras especies. Pero en definitiva esto es lo que los hace tan tentadores, además de ofrecer la posibilidad de pescarlos tanto a flote como a media agua o a fondo, desde pesqueros como playas, barrancas, espigones o escolleras con el agregado que podemos llevar a la familia.




DE ESCOLLERA

 ESCOLLERA SUR Generalmente los primeros piques se dan a fondo o bien abajo. Por lo menos allí es donde salen los más grandes. Esto nos hace suponer que está nadando por el fondo en busca de alimentos depositados allí. En este caso cañas de telescópicas o varas de acción 4 ó 5 de hata 4.50 metros con reeles frontales o rotativos medianos cargados con nailon del 0.35 son lo ideal. Una madre de 2.50 a 3.00 metros del 0.50, tres o más brazoladas de hilo del 0.40 de 80 ó 90 cms. y anzuelos OWNER LAGU o MUSTAD 1687 o 270H (o similares) N° 3 ó 4 son lo mejor. Si quiere puede agregarle al plomo un rulero cebador y opcional una boya elevadora que puede ser zanahoria, aceituna o cometa. Infaltable una salida cónica.
Barranquines de fondo
Caña de lanzar 4 ó 5 de hasta 4 metros, una madre de 3 metros del 0.50 con una boya aceituna o zanahoria, tres brazoladas del 0.40 con anzuelos OWNER LAGU o MUSTAD 1687, rulero cebador y plomo, todo el conjunto acorde a la caña o al estado del mar.
De flote: Para esta pesca hay más de una opción.
3 boyas
Cañas telescópicas de hasta 4.50 metros con reel frontale mediano, cargado con nailon del 0.35, es  ESCOLLERA NORTE suficiente. Líneas sobre madre del 0.50 de hasta 4 metros, boyas tipo cometa, palito, esférica, yo-yo (u otras a elección), brazoladas del 0.40 de hasta un metro de largo con lastre (munición partida) cerca de los anzuelos, los que preferentemente deben ser OWNER LAGU diseño Materguil. Un boyón impulsor para alcanzar mayor distancia y un rulero cebador son casi imprescindibles.
Paternoster
Podemos usar boyas "francesas" o zanahorias. Las líneas son de nailon del 0.50 de 2.00 metros de largo con brazoladas de entre 40 y 60 cms. con anzuelos de paleta 270H. De ser posible "torzar" las brazoladas para que se mantengan separadas de la madre. Un rulero cebador y un plomo acorde para que entre los dos mantengan la boya sobre el agua, sea acostada o parada.
Barranquines de flote
Debemos usar una línea con una madre del 0.50 de 2.50 metros de largo, tres brazoladas del 0.40 de unos 80 cms. de largo, anzuelos OWNER LAGU o MUSTAD 1687, rulero cebador y plomo acorde a la boya usada o al estado del mar. Otra: El mismo armado con boyas palito acorde a los pesos de las brazoladas.


 


DE PLAYA

Para arrancar con esta pesca es fundamental tratar de ubicar el lugar donde el pejerrey se está  LUNA ROJA moviendo. Una vez logrado esto trataremos de reconocer la profundidad de la canaleta y, con estos dos datos armaremos nuestro equipo con una caña de acción 4 a 7 de hasta 4 metros, reel frontal o rotativo para 150 metros de nailon del 0.40 y aparejo a gusto. Por lo general éste se compone de una madre de 2.80 metros del 0.50 con 3 brazoladas del 0.40 de unos 90 cms. con anzuelos OWNER LAGU, MUSTAD 1687 ó 270H (o cualquiera que no se enderece y de probada trayectoria). A esta línea le colocaremos un plomo acorde a la caña, un chicote cónico 0.70 mínimo para no cortar con los lances y rulero cebador (que le agregará peso al aparejo). Recordemos que en el mar, a diferencia de las lagunas, hay movimientos y corrientes que hacen que las líneas y los hilos se enrulen o enrosquen entre sí armando feroces galletas (a las que solo les falta el mate y la manteca) por lo que engrosar el equipo será necesario, y a fe de perder sutileza en el armado, ganaremos en tiempo de estar pescando. Y ni hablar de los enganches o de tener despegar el plomo del fondo.

 



 BARRANCAS RUTA 11
DE BARRANCA

Por lógica desde estas alturas deberemos reforzar todas las partes del equipo no por la pesca en sí sino por el esfuerzo que demanda la izada de las piezas hasta donde está el pescador. Como siempre digo las barrancas son "cementerios de reeles". Una caña de lanzar de acción 7 u 8 de hasta 4.20 metros con reel rotativo mediano y muy fuerte, madre del 0.50 con brazoladas del 0.40, anzuelos fuertes (sigo con los OWNER LAGU o MUSTAD 1687), rulero cebador y el infaltable chicote cónico. El plomo debe estar de acuerdo a la caña pero no exageremos. Si vamos a pescar de flote las boyas indicadas son las esféricas chicas. A pesar de esto no aflojemos con los tamaños. Jamás olvidemos que debemos efectuar nuestros lanzamientos lejos de los bordes y nunca estacionemos el vehículo en zonas que puedan ser peligrosas.








ACCESORIOS Y CARNADAS

Entre los accesorios podemos considerar el uso de anteojos polarizados, ropa de abrigo, gorra o sombrero, buen calzado aislante, rompevientos, trapos, agua para lavarnos (hoy además de esto es importante tener esos productos que sacan los olores), portacarnada, balde para ceba y un balde para los peces son necesarios. Si vamos a la playa además de todo esto botas largas o un waders entero de neoprene con botas antideslizantes nos ayudarán a despreocuparnos de sufrir una molesta mojadura. Si pescamos desde una orilla tratemos de elegir zonas seguras y libres de verdines molestos. Pero sobre todas las cosas deberemos armarnos de paciencia y acumular una gran cantidad de datos previos a la pesca que nos ayude a la hora de estar con la caña en la mano y la desesperación en el alma. De embarcados, la zona de la restinga frente al faro de Punta Mogotes es uno de los principales pesqueros elegidos por quienes persiguen a esta especie logrando capturas en cantidad pero, lo que es más importante, de calidad. Demás está decir que las embarcaciones deben ser apropiadas para estos despliegues de navegación que en esta época suele deparar sorpresivos vientos y temperaturas hostiles.

 


 FRANCO GONZALEZ
E
l corno es voraz y come de todo (yo lo pesco con tiras de mondongo en aceite). pero solo a principio de temporada que es cuando los vemos flacos. A medida que va pasando la época se torna má exigente. En esos momentos debemos ir cambiando las carnadas por algunas clásicas como son el camarón entero (debe ser muy fresco), camarón sin cabeza y pelado, cornalitos chicos, filete del mismo corno muy prolijo y filete de magrú salado. También la panceta salada (la parte blanca) y el mondongo en aceite son muy efectivas. también, aunque son los menos, los capturan con mojarras. Una buena ceba es indispensable para acercarlos a la zona donde presentamos nuestros cebos. Esta puede accionarse tanto desde el rulero como desde fuera de ellos (o ambos a la vez). Una buena opción es acercarse a los mediomunderos ya que son los que ceban permanentemente para poder izar los ejemplares. La mejor ceba es la caballa en aceite.