Notas

  PREVENCION EN EL USO DEL FUEGO


  INCENDIO FORESTAL

L
a Administración de Parques Nacionales tiene, desde su creación, entre sus funciones, la prevención y lucha contra incendios forestales. La institución cuenta con un marco legal que la obliga a cumplir con esas actividades (Ley 22.351, art. 18, inciso p), posee territorios de su dominio y un objetivo de manejo dirigido a la preservación de los mismos. Estas circunstancias han permitido al organismo mantener una continuidad en lo referente al combate de incendios forestales, lo que se traduce en la existencia de una organización especializada en aquellas áreas protegidas donde existe riesgo de ocurrencia de incendios.

El tratamiento tradicional de APN al fuego consistió, casi exclusivamente, en combatirlo sin considerar sus causas, que pueden ser: Naturales: casi todas por tormentas eléctricas. Humanas: Accidentales o negligentes (fogones mal apagados, quemas, etc.) e intencionales (provocados con el fin de causar daño). Si bien culturalmente el fuego ha sido utilizado por el hombre como herramienta para limpiar tierras para el ingreso de ganadería, principal fuente de ingresos de los primeros pobladores de la Patagonia, en la zona suburbana de Bariloche, se registra un incremento de incendios intencionales, como consecuencia de lo cual el fuego se ha transformado en un elemento de alto riesgo social y ecológico. Este fenómeno esta asociado al crecimiento urbano, obedeciendo a diversas razones, entre las cuales se pueden mencionar marginalidad social, diversión, agresión hacia la autoridad.






  ESTRUCTURAS

Conforme el Decreto Nº 1375/96, que aprueba la estructura de la Administración de Parques Nacionales, tanto la planificación como la implementación de los sistemas de prevención y lucha contra incendios forestales, planes de manejo de fuego y emergencias en las áreas naturales protegidas, son parte de las responsabilidades de la Dirección Nacional de Interior. La evolución histórica del área incendios en el organismo recorrió los siguientes pasos, antes de llegar a la organización actual: El Decreto Nº 1455/87 da origen a la "Supervisión de Incendios" creada por estructura del Cuerpo de Guardaparques. El 2 de diciembre de 1993 se crea la Unidad Especial "Manejo de Fuego", dependiente de la Dirección Nacional de Conservación de Áreas Protegidas. La sede de dicha jefatura fue establecida en San Carlos de Bariloche. Resoluciones APN Nº 40/93 y 42/93. El 8 de septiembre de 1995 se crea el Área de Emergencias, Defensa contra Incendios Forestales y Manejo de Fuego, con dependencia de la Dirección Nacional de Conservación de Áreas Protegidas y bajo supervisión directa de la Dirección de Protección y Guardaparques. Resolución APN Nº 149/95. Mediante Resolución APN Nº 4/96 el Área en cuestión pasa a depender completamente de la Dirección de Protección y Guardaparques. . El 14 de junio de 1996 se crea el Área de Coordinación de Incendios Forestales (CLIF) con dependencia jerárquica de la Presidencia del Directorio y dependencia funcional de la Dirección Nacional de Conservación (art.2), con el objeto de instrumentar, coordinar y sostener el Sistema de Control de Incendios Forestales. Resolución APN Nº 101/96.

Por último, y a fin de implementar los organigramas y acciones correspondientes a las segundas aperturas de la estructura aprobada en el Decreto Nº 1375/96, el 11 de febrero de 1997 se dicta la Resolución APN Nº 70/97, configurando el siguiente organigrama:


  DIRECTORIO
.
  DIRECCION NACIONAL DE INTERIOR
.
  UNIDAD AREA DE COORDINACION DE INCENDIOS FORESTALES


En la misma resolución se establecen, como funciones de la Unidad Área de Coordinación de Incendios Forestales, denominada CLIF (Coordinación de Lucha contra Incendios Forestales), entre otras, las siguientes: Desarrollar la planificación, diagramación y evaluación de los planes de defensa contra incendios forestales. Coordinar el accionar de las unidades de lucha contra el fuego, dependientes de las distintas intendencias. Coordinar las actividades del Organismo con el Plan Nacional de Manejo del Fuego (SRNyDS). Organizar y conducir las brigadas de ataque ampliado dependientes del Área de Coordinación de Incendios Forestales.

 

 





  CAUSAS HUMANAS
.
  PREVENCION
.
Al salir de pic nic o campamento llevar anafe o calentador.
Prender fuego solo en lugares habilitados.
Hacer fuego en lugares abiertos y pequeños, lejos de a vegetación y en lugares ya utilizados como fogones.
Tener extrema precaución los días de mucho viento
Juntar solo la leña que uno vaya a usar.
Jamás dejar el fuego solo.
Apagarlo bien con agua. No taparlo con tierra ya que esta puede acarrear hojas y/o ramas pequeñas que pueden encenderse. Si podemos usar arena limpia, pero siempre terminar de apagarlo con agua.
Antes de abandonarlo confirmar que las cenizas están frías.
Si fuman apaguen bien las colillas y no tirarlas en cualquier lado. Mejor es dejarlas en lugares habilitados para la recolección de residuos.
Nunca tirar basura al fuego. Por lo general no se quema toda y puede, además de quedar encendida, ocasionar trastornos a algunos animales, principalmente a las aves.
Si viesen fogones mal apagados, por favor échenles agua.
.
  RESIDUOS

 





 



  INCENDIO FORESTAL  En la actualidad el diseño operativo y funcional para la prevención, detección y lucha contra el fuego en los PN pone énfasis en la detección temprana de los focos y en la concurrencia inmediata al siniestro. El análisis del riesgo tiene como objeto la predicción de la probabilidad de ocurrencia de incendios forestales. Para la elaboración de los índices de riesgo se recurre a información meteorológica y sobre cantidad y distribución del combustible vegetal. La utilización de agentes químicos (sustancias retardantes o espumígenas) en el combate en áreas naturales protegidas se encuentra actualmente en estudio, dado que se desconocen las implicancias ecológicas que su aplicación puede acarrear al ecosistema, pudiendo ser mayor el daño derivado que el ocasionado por el fuego. En la actualidad el diseño operativo y funcional para la prevención, detección y lucha contra el fuego en los PN pone énfasis en su detección temprana y en la concurrencia inmediata. El análisis del riesgo tiene como objeto la predicción de la probabilidad de ocurrencia de incendios forestales. Para la elaboración de los índices de riesgo se recurre a información meteorológica y sobre cantidad y distribución del combustible vegetal. La utilización de agentes químicos en áreas naturales protegidas se encuentra en estudio, dado que se desconocen las implicancias ecológicas que su aplicación puede acarrear al ecosistema, pudiendo ser mayor el daño derivado que el ocasionado por el fuego.








 


  PREVENCION

Ya se realizaron las primeras charlas de Prevención de Incendios Forestales en los 4º grados de las escuelas cordilleranas en el marco de la campaña que llevan adelante brigadistas de la región. Tuvo lugar la primera charla en la escuela Nº 81, de la localidad de El Hoyo, donde los alumnos recibieron la visita de brigadistas de los Servicios de Manejo del Fuego de Chubut, Río Negro, Parques Nacionales, el Plan Nacional y Bomberos Voluntarios de Lago Puelo. Luego fue la Escuela Nº 25, de Villa Futalaufquen en el Parque Nacional los Alerces, quienes participaron. El lanzamiento fue acompañado por el Director General de Bosques y Parques de Chubut, Sr. Manuel Peralta, el Intendente del Parque Nacional Los Alerces, Guardaparque Ricardo Pereyra, y el Director de Protección Forestal de la Provincia, Ing. Rodrigo Roveta. El objetivo central es formar una conciencia de cuidado del medio basada en el conocimiento sobre el ambiente y sus funciones, y lograr una valoración positiva del ambiente y sus funciones. Además se pretende identificar los problemas que amenazan el normal funcionamiento de los ecosistemas locales, brindar conocimiento sobre ecología y uso del fuego y las medidas para prevenir incendios forestales. Así más de 100 alumnos participaron de la charla, recibieron material y disfrutaron de un video sobre funciones del bosque. Además se les propuso paricipar del concurso de historietas, del que podrán participar todos los cursos alcanzados por la campaña, los que deberán dar vida a las mascotas de los servicios. Todas las escuelas de la cordillera serán visitadas durante las próximas 3 semanas. La misma campaña se llevará a cabo en Río Negro a partir de la próxima semana. Esta integración institucional posibilita compartir experiencias, optimizar el uso de los recursos y unificar visiones sobre la situación de los incendios y la prevención.