Notas

  ALMEJAS AMARILLAS




  ALMEJAS AMARILLA  U
na almeja es un bivalvo que vive normalmente enterrado en arena poco pedregosa de la zona intermareal. Las almejas se alimentan por filtración del agua ingerida por un sifón que les permite vivir enterradas a 15 / 30 cms. como para soportar las bajamares. Los sexos suelen estar separados y la fecundación es externa. El huevo da lugar a una larva con forma de trompo (trocófora) provista de una serie de cilios con los que se desplaza. Luego desarrolla un nuevo estado larvario de aspecto similar al adulto, la larva veligera, que se fija y crece hasta dar lugar al individuo definitivo. Su crecimiento está en función de la temperatura, salinidad y abundancia de alimento, soportando temperaturas entre los 5º y los 30º C. además de soportar cambios de salinidad.
Comprenden múltiples especies como la Almeja Fina Europea con valvas de color blancuzco, grisáceo o amarillento (muy apreciada por su carne). Es frecuente en el Mediterráneo y el Mar del Norte donde se entierra en la arena y asoma sus sifones en superficie. La rosada es muy apreciada en Latinoamérica. La dura, cuya envoltura es gruesa, pesada y de forma acorazonada, era llamada "quahog" por los indígenas. Vive en aguas costeras del golfo de San Lorenzo hasta el de México. Esta especie no se entierra de forma profunda y es posible recogerla rastrillando el fondo en bajamar. En Brasil abunda la Amarilla (sernambi). Otras especies conocidas en Uruguay son la Parda, y también en Brasil, la Purpúrea, la Rayada (en Brasil "barbigao" y en Chile "Taca"). Las "taquillas", parecidas a esta última, se encuentran desde Perú hasta el estrecho de Magallanes. Más al sur, en el atlántico, se localiza la Almejita de Gay en la Patagonia argentina, hasta las Malvinas. Y todas son un alimento apreciado por los peces. Ahora veamos su situación actual:


 

  ALMEJA AMARILLA


R
ecuerdo cuando en la playa bastaba con hacer un pozo en la arena de 10 o 20 cms. y aparecían almejas. Los agujeros que dejaban al asomar sus cuernos eran millones, a lo largo de kms. de playa y la gente las recolectaba para consumo. A partir de 1995, cuando comenzó faltar, oÍmos muchas explicaciones sobre su desaparición; entre otras, la depredación comercial, el abuso de los turistas, la contaminación del Río de la Plata, la falta de cloacas, los agro químicos, el peso de los vehículos que transitan por las playas y el barrido del lecho marino por las redes de los pesqueros, entre otros muchos motivos.

 


  ALMEJA AMARILLA

 

A lo largo de los años el recurso fue ignorado, sobre explotado, protegido parcial y totalmente. Llegó a ser el 2º molusco en importancia comercial, ahora en riesgo de extinción. La almeja amarilla es un claro ejemplo de los problemas de los recursos costeros con libre acceso. Es difícil conocer los porque, pero sí analizar los como, cuando y donde. No se sabe con exactitud qué ocasionó su desaparición de nuestras costas. La contaminación ambiental pudo haber sido la causa, pero tendría que haberse tratado de una contaminación atípica sobre una especie en particular y no sobre el resto de los moluscos ni la fauna en general. La almeja amarilla no solo desapareció de la costa argentina: Lo mismo sucedió en Brasil y el Uruguay. Y siempre queda la posibilidad de causas biológicas, como la infección por virus o bacterias.



En la primavera del 95 una mortandad masiva afectó a casi todas las playas almejeras del país. El único banco no afectado estaba en San Blas, y tenía poca superficie propia. Las causas se desconocen, pero lo que parece seguro es que fueron naturales. El estado de su población en las playas bonaerenses es crítico, sin embargo está mejor que en los últimos años. Han aparecido juveniles, que si logran crecer y reproducirse es posible que la situación comience a revertirse. La actual población representa menos del 10% de la existente antes del 95. "Resulta de crucial importancia la colaboración de la población para impedir la extracción furtiva de almejas, la remoción de arena y conchilla de la playa, así como la circulación de vehículos por esa zona de la playa", señala el doctor Jose Dadon, profesor de la Facultad de Ciencias Exactas y Natural de la UBA.



La almeja amarilla constituyó uno de los recursos malacológicos más importantes de Argentina. Se explotó comercialmente y masivamente entre 1940 y 1958, año en que su sobre pesca causó un colapso que obligó a decretar la veda total. A partir de ahí solo se permitió la extracción turística. Pero, en 1995 se registró una mortandad masiva en toda la provincia, luego de fenómenos similares en Brasil y Uruguay, y así se estableció la VEDA TOTAL, por una resolución de la Dirección de Pesca Provincial en 1996. Dadón, junto con un grupo de licenciados y estudiantes, efectuaron campañas de recolección de datos 3 veces al año, en primavera, verano y otoño. En invierno migra a la zona submareal, donde permanece hasta la primavera.



El investigador comenta que, si bien la tasa de crecimiento observada muestra un leve aumento, la estructura de la población es diferente de la encontrada hasta 1995. Antes, las poblaciones estaban constituidas por adultos de distintas edades, juveniles, y "reclutas" (juveniles más pequeños), que tienen entre 1 y 2 mms. En cambio hoy la población está formada por individuos de una misma edad y tamaño, y no se observan diferentes edades en poblaciones simultáneas. La densidad, tanto de los juveniles pequeños como de tallas comercial (mayores a 60 mms.) es baja. La almeja alcanza los 4 centímetros de diámetro al año de vida, y es cuando comienza a reproducirse. Viven 8 años, con un tamaño máximo de 8 a 9 centímetros. Se reproducen en primavera y otoño, época en que ponen millones de huevos, que se desarrollan en larvas planctónicas.



Sería suficiente llevar una campaña sencilla y barata, apelando al turista con folletos con recomendaciones mínimas, el que podría repartirse en lugares claves como casas de pesca, estaciones de peaje, etc.


El Dr. Gustavo Thompson, del Departamento de Ecología Genética y Evolución, de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales publicó un trabajo en el que indica que posiblemente estén sufriendo la contaminación por metales pesados: www.lei.furg.br/atlantica/vol29/Numero2/atl6.pdf

 

Dr. Gustavo Thompson. Departamento de Ecologia Genetica y Evolucion
Facultad de Ciencias Exacta y Naturales - Ciudad Universitaria - Pab. II - piso 4
CP 1428 Capital Federal - Buenos Aires - ARGENTINA



  NO LAS EXTRAIGA