Notas

  TIBURON MAKO DE CASI 500 KILOS



  MAKO RECORD  La "Semana del Tiburón" comenzó temprano para un equipo de pescadores de California del Sur, quienes seis días antes del inicio de la serie "Tonight" en el Canal Discovery, capturaron un gigantesco ejemplar de tiburón mako, a 20 millas de Oxnard, el que acusó en la balanza la friolera de 1,098 libras (498,040 kgs.). El hecho de la captura se hizo público después de una lucha de una hora y media durante un torneo. La captura está por entrar al registro de California como el pez de mayor tamaño capturado en Alaska. Si bien no alcanza el record de la especie capturado comercialmente (1.221 libras - 553,836 kgs.), de ser comprobado y aprobado el ejemplar y su captura, éste rompería el record establecido deportivamente por casi 40 libras (18.143 kgs.). El proceso de anotar este registro podría tardar unos 6 meses. Sean C. Gizatullin, el afortunado pescador, acreditó frente a las cámaras de la KTLA-TV la captura. "Si bien sin la ayuda del Capitán esto no hubiese sido posible, la lucha fue verdaderamente intensa". Vince Packer, capitán de la embarcación d desde la que se capturó el mako fue más expresivo en sus declaraciones. Dijo en una entrevista telefónica que el depredador era demasiado rápido (Algunos ejemplares de mako alcanzan las 46 millas por hora) y el nailon del carrete salía tan rápido que tuvo que navegar durante un buen tiempo junto al tiburón, cuidando que el pescador no se quedara sin hilo en la bobina del reel. Dijo: "Nosotros navegábamos a unos 25-30 nudos en la misma dirección que el tiburón, y aún así éste nadaba delante nuestro sacando hilo". "Era el pez más veloz que alguna vez haya visto. Todo el tiempo la lucha fue tremenda mientras yo tripulaba el barco".




 

  MANDIBULA DE MAKO  El mako, de casi 3,5 metros de largo y 1,80 metros de circunferencia, tenía en su vientre un el león marino recién cazado. La lucha fue dura, pero terminó ganando la tecnología. Aún así el pez era demasiado grande ser cargado a bordo del barco de 26 pies (7,93 metros) de Vince Packer. El capitán y su equipo intentaron subirlo a bordo con el guinche, pero era tan grande que terminaron dejando la cabeza del tiburón en el agua. El viaje de regreso al puerto con tantos problemas fue lento y debido a esto el equipo fue descalificado por llegar 45 minutos después de terminada la prueba. Así fue como el equipo bautizado "Wickedsquid" perdió de ganar el primer premio de unos 20.000 dólares, pero se llevaron las palmas, dijo Packer. La carne del tiburón fue donada a un refugio para personas sin hogar, y otras partes fueron destinadas para estudios científicos. "Pero guardé las mandíbulas como trofeo" concluyó diciendo Packer.

 

Fotos de Sean Carlsen Gizatullin cortesía de Vince Packer