Notas
  20 SUGERENCIAS


S
iempre es bueno recordar algunos puntos que nos permitan mejorar nuestras posibilidades de pesca. Si bien la frase "cada maestrito con su librito" es casi el ABC de la pesca, hay situaciones que nos obligan a adoptar elementos o mecanismos ya reconocidos por su rendimiento, y que si bien nunca utilizamos, conocemos por haberlo visto o leído. Acá van algunos de esos que no están de más:

 

1) Los peces se encuentran preferentemente en zonas cubiertas: La sombra de las embarcaciones en el agua (si no hacemos ruido), troncos semi sumergidos, estructuras artificiales y otros "accidentes". Por eso deberíamos tratar de colocar las líneas sobre esos espacios cuidando de no engancharlas.



  OBSTACULOS    LINEAS CLASICAS

 

 

 




2)
Nuestras líneas deben estar armadas de acuerdo a la pesca que queramos hacer y ser lo más sutiles posible siempre. De esta forma aumentamos nuestras posibilidades de clavada al no ofrecer resistencia a la llevada (sea flote, media agua o fondo). Sepamos que no todas las especies responden al mismo tipo de línea, y a no todas les llama la atención los cebos quietos.

3) Muchos pescadores creen que la línea al contacto con el agua debe moverse pero no siempre es cierto. En ocasiones el primer ruido puede incluso hasta espantar al pez que se encuentra cerca. Por eso probar de dejarlo unos segundos hasta que desaparezcan las ondas producidas por su caída en el agua también es aconsejable. Todo dependerá de la especie, da las condiciones del agua, del viento y del cebo utilizado entre otras cosas.

4) Los anzuelos deben estar de acuerdo al promedio del tamaño de los peces que estén saliendo, y al del que queramos nosotros pescar. Esto mejora las posibilidades. Y siempre prefiera anzuelos chicos porque no me canso de repetir que "peces grandes toman anzuelos chicos, pero peces chicos descarnan anzuelos grandes".

5) Tratemos, siempre que podamos, de elegir para pescar sitios alejados del tumulto; porque además de haber pocos peces en los lugares muy frecuentados, los que quedan están de alguna manera alterados y no tomarán fácilmente los cebos. Buscar zonas alejadas en donde los peces tengan tranquilidad es sinónimo de éxito.




  PESQUEROS SOLITARIOS    LINEAS, SEÑUELOS

 

 

 

 



6)
En cuanto a la elección de los colores de las boyas, se pueden usar flotantes oscuros con luz de frente y claros con sol de espaldas. Lo mismo pasa cuando tenemos mucha luz natural (mediodía) o poca (anochecer) ya que la boya, además de actuar como flotante, muchas veces atrae el pez.

7) Si estamos pescando en un curso de agua (río, canal, arroyo), deberíamos tratar de alcanzar con nuestros lances la orilla opuesta, por lo general las costas son áreas bajas y determinadas especies las prefieren. Las de enfrente están lejos, no tienen nuestra sombra y lo más probables es que el pez ni siquiera nos vea. Incluso hasta si bombeamos la caña.

8) El ángulo de trabajo de la caña es importante, por eso hay que orientar la puntera hacia la línea para que se presente o desplace como nosotros queramos, lo más apropiadamente posible y sin forzar su desempeño (cosa que no ocurre con la puntera hacia arriba). Incluso, al momento de tensar, el hilo se "levantará" mejor del agua y siempre nos dejamos espacio para cañar hacia arriba manteniendo la tensión.

9) Si movemos la línea que sea pensando y no impulsivamente, porque si el movimiento no es el correcto no atrae ni engaña. La intensidad de la "bombeada" dependerá de la variedad de pez que estemos buscando, del movimiento del agua, de la profundidad, de la cercanía con la orilla y de otros factores a tener en cuenta.

10) El nailon es muy importante, entre más delgado más se aliviana el conjunto, hunde más (si pescamos de fondo) y ofrece menor resistencia a los vientos. Pero también hace más "galleta".

11) Siempre es bueno usar un esmerillón en la punta del hilo del reel para no enroscar el nailon sobre sí mismo, sobre todo en el caso de especies como el congrio, entre otros, el que una vez clavado se enrosca sobre sí mismo y enrolla todo.

12) Con una caña inadecuada no se pesca bien; pero con cualquier caña se puede pescar. La caña y el reel que elijamos dependerá del bolsillo de cada uno, pero mi consejo es que siempre gasten en la caña. El reel está en el 90% de las veces para juntar hilo.

13) El equipo de pesca debe trasladarse siempre en buenas condiciones. La caña sin riesgo de quebrarse y el reel protegido para no fallar cuando llega el pique del más grande.

14) El freno del reel debe trabajar siempre a 1/3 de la resistencia máxima del hilo. Es preferible trabajar el freno suave y no tenso porque puede estallar el nailon.


 

15) Es preferible (en la pesca cercana de costa) vestir ropa poco llamativa para no contrastar con el medio ambiente. Aumenta las posibilidades de pesca, sobre todo si lo hacemos en un ambiente agreste.

16) Hay que entrenar los sentidos para distinguir el mínimo contacto con el anzuelo; porque no es lo mismo cañar un pejerrey de un kilo, uno de tres que un tronco sumergido que arrastró la corriente.

17) Elegir el nailon es muy fácil y solamente una cuestión de gustos. En el mercado hay muy pocos hilos de mala calidad, pero hasta éstos, si son nuevos, ofrecen buena resistencia. La opción de los multifilamentos es conocer su equivalente en libras con los monofilamentos.

18) Siempre debemos llevar nailon de repuesto (incluidos varios de diferentes resistencias) por si cortamos o mellamos el del reel, cosa que pasa mucho en la pesca de costa o en ambientes con fondos rocosos. Un reel debe tener siempre nailon suficiente para lanzar y trabajar el pique con tranquilidad y resto.

19) La conducta de los peces es siempre impredecible, por eso es que tenemos que estar muy atentos al pique y no confundir un pejerrey con un pasto, un dientudo o una tararira.

20) Y no digamos como dicen algunos sobre: "Hay que saber que piensa el pez". Muchachos: ¡Si los peces pensaran nosotros jamás pescaríamos!