Notas

  MANTENIMIENTO DEL EQUIPO

El reel es, a veces, el implemento más importante de la pesca con caña. Permite lanzar, recobrar nailon, frenar su salida durante un pique (por supuesto con la acción de la caña). Por eso, como con cualquier máquina de precisión, hay que tener algunos cuidados para su buen funcionamiento. Un reel rápido, con buen freno y sin sobresaltos, es la mejor garantía para una pesca confortable y sin preocupaciones por errores u omisiones. Por eso es que un mantenimiento básico después de cada salida nos librará de un mal momento. Limpieza y lubricación de engranajes, freno y pick up deben formar parte de la salida de pesca.

 


  REEL ROTATIVO  M
antener las partes de nuestros equipos de pesca en buenas condiciones en épocas en las que todo cuesta (aunque en general los reels de hoy requieren cuidados limitados a su limpieza y lubricación), es darnos una oportunidad de gastar nuestro dinero en otras cosas y no en reponer las arruinadas. Podemos empezar con el reel, uno de los artículos más costosos con el que debemos contar, casi siempre, para pescar con caña. Acá la cosa empieza por atenderlo al volver de la salida, para no tener que entrar en lamentos una vez embarcados. En este caso, uno de los integrantes del staff (Pablo) tuvo que reemplazar su frontal a bordo de la Gálaga II durante el "work out" sobre garetes y fondeos a la Salada Grande. Pescador de pejerreyes de Manila en la restinga marplatense, dejó la caja de pesca en su semirrígido desde su última pesca, y como el mar no perdona, cuando quiso acomodar el hilo se encontró con que la manija estaba trabada, efecto del salitre. Por eso decidimos hacer esta nota en la que damos algunos pasos básicos de mantenimiento, que, cuando nos superen, deberemos visitar a un profesional. Y por sobre todas las cosas, aquellos que pescamos en el mar, debemos concentrarnos en solucionar el problema de las incrustaciones de sal.


 

  REEL ROTATIVO  Fundamentalmente usamos los reels rotativos en la pesca de lanzamiento desde la costa marina, y en la pesca de embarcados donde necesitemos más fuerza de tracción que velocidad de recuperación. Por eso es que estos modelos se utilizan en su gran mayoría para la pesca en el mar (también en el río para los grandes) y son los que más sufren las condiciones externas a las que son sometidos, y son los que más atención nos llevan. Para dedicarnos a su limpieza y mantenimiento lo primero será encontrar un lugar de la casa donde no molestemos a los demás o, aún más importante, no nos molesten a nosotros. Lo segundo es acomodarnos sobre una mesa o un banco de trabajo con las herramientas necesarias a mano a saber: Destornilladores (de varios tamaños), pinzas (pico de loro, plana, de punta, etc.), llaves originales si las hubiera (reels Penn por ejemplo), pinceles, latas vacías y limpias, papeles absorbentes, trapos, limpia manos, kerosén o nafta y grasa lubricante (original de ser posible) y, si viene con la compra, tenga a mano el despiece del reel en cuestión. Si no vino en la caja búsquelo en Internet, y si no memorice los pasos del desarme para su posterior armado.

 

 


  REEL ROTATIVO  H
oy la mayoría de los fabricantes de reels diseñan sistemas simples para que el desarme y el mantenimiento formen parte de la pesca, sin ser necesario enviarlos a talleres especializados para tareas simples como limpieza y/o lubricación. ¿Conocen el sistema del Penn 170 H? Sacamos un solo tornillo, giramos un centímetro (encastre bayoneta) para liberar la tapa y sacamos el carrete. Hoy estas tapas tienen a lo sumo dos o tres tornillos en la tapa de la manija (que es la que se retira). Esta condición ofrece fácil acceso, deja a mano el carrete, y a la vista el mecanismo. Con esta acción simple se tiene acceso a rulemanes, engranajes, tubos, bujes, ejes, chicharras y/o cualquier otro sistema de movimiento. Acá es donde entra la lata: Si desarmamos estas partes las ponemos dentro de ella para no perderlas. Ojo con perder frenos, resortes, bujes, "cueritos" de teflon, etc. porque el pasatiempo pasa ser un trastorno.

 



 



DESARME

Antes de empezar con la limpieza debemos reconocer que si no tenemos la habilidad, las herramientas indicadas y el plano de despiece del reel (las marcas serias lo traen) no conviene desarmarlo, y ni hablar de los modernos, ya que corremos el riesgo de no armarlo más. En ese caso es mejor llevarlo a un mecánico de confianza para hacerle el service. Tampoco es necesario desarmarlo por completo, ya que en la mayoría es suficiente sacar un par de tornillos para retirar las tapas y acceder al interior del reel y a los principales engranajes y/o rulemanes. Pero por las dudas ampliamos la información. Y para que vean que la cosa nos preocupa le ofrecemos una dirección URL con despieces de diferentes modelos de marcas como Abu Garcia, DAIWA, Mitchel, Okuma, Penn, Shakespeare, Rapala, Shimano y Zebco: www.nutterrodandreel.com/Reel_Diagrams.cfm

 

LIMPIEZA
  SALITRE  La limpieza externa, sin importar el material con el que esté fabricado, debe hacerse con un trapo suave y agua dulce, sin solventes o abrasivos que puedan dañar su superficie. Esta limpieza o repaso es bueno hacerla cada vez que terminamos de pescar. Lo ideal es sopletear el reel ANTES de abrirlo y después las partes una por una. Pero cuidado con la violencia del aire: Puede volar las piezas chicas y perderlas. Si no tenemos un soplete podemos limpiarlas primero con un pincel de cerdas duras seco (saca la mugre suelta) y después con un trapo húmedo en agua dulce. Recién una vez limpio por fuera podemos abrirlo para desarmarlo. Hecho esto limpiaremos el carretel y el nailon (para esto yo dejo el tambor un rato bajo el chorro de agua de una canilla mientras hago otra cosa). El cuerpo del reel, la tapa y las diferentes partes las limpio con un trapo húmedo para sacar mugre pegada. Luego, sobre una lata, pincelo con kerosén todo lo que se mueva: Rulemanes, ejes, bujes, la tapa de la manija y sus movimientos, la chicharra, la estrella (cambiando su posición para tener acceso a todo el eje) etc. El buje externo donde se centra la manija es el mejor lugar para juntar arena, tierra, etc. por lo que debemos poner cuidado en éste. Si pescamos seguido podemos enjuagar el nailon bajo la canilla, pero si la pesca es una vez al año (en las vacaciones) sacaremos el nailon para limpiarlo antes de guardarlo; y si tiene varias pescas podemos darlo vuelta para que si tuviera trechos mellados queden de "backing". También debemos sacar la grasa vieja que tenga con un trapo o una estopa húmeda con kerosén.
Luego de todo esto pincelaremos con más kerosén todas las piezas del reel, la tapa, los engranajes, los bujes, los rulemanes, TODO, retirando cualquier suciedad que pudiera haber quedado. Después lavaremos todo con agua y jabón blanco, enjuagamos y secamos con un trapo y lo terminamos con un papel absorbente y, si podemos, lo dejaremos al aire libre, sin viento y con sol, para una vez bien eco lubricar los mecanismos. Preste atención al devanador (si tiene) porque, igual que la manija, es un juntador de mugre.

 

  RULEMANES  LUBRICACION
Existen varios tipos de grasa o aceite que pueden usarse en un reel: Desde "grasas especiales para reels" que son grasas en envases chicos con valores a veces exorbitantes, hasta grasa para máquina de coser (la usamos nosotros) que se consigue en cualquier lado y es barata. No use grasa para autos. La grafitada o la pesada son muy viscosas, difícil de limpiar, tienen mal olor y se derriten con el calor; y la grafitada "gasta" los materiales. Cualquiera sea la grasa debe usarse en pequeña cantidad. En el eje pasaremos la grasa a lo largo, insertamos el carrete y lo giramos varias veces. Para engrasar el freno y el botón de la chicharra usaremos un pincel de cerdas duras o un escarbadientes. Pero si el reel tiene freno a disco no debemos engrasar ni por error las pastillas. Luego de esto volvamos a armar cada cosa en su lugar y guardemos el reel en un lugar seco.

 

IMPORTANTE
Evite los abrasivos. Las virulanas gastan los cromados y el thinner daña los plásticos.
Si tiene salitre la solución es exponerlas al calor de un secador de cabello. La sal "explota".
Use siempre poca grasa. El excedente va a pegar cualquier impureza que puede trabarlo, gastarlo o romperlo.
No use grasa grafitada: Se "come" las piezas.
Prefiera lubricantes "inertes" o "estables" que no se congelan con el frío ni se licuan con el calor.
Nunca engrase la rosca donde va el carretel.
Descarte trapos rejilla (dejan hilos) y los "Ballerina" (dejan pelusa). Prefiera los de algodón.
Si el reel tiene ajuste manual de freno guárdelo flojo. Alarga su vida.
Si el reel cae al agua debe desarmarlo, lavarlo, secarlo y lubricarlo, porque, además de oxidarse, la sal del agua se depositará en las piezas formando una capa abrasiva.
Los acabados como el pavonado y el cromado son frágiles, y solo podrá restaurarlos un especialista. No debemos dejar los reels sobre superficies ásperas y tenemos que cuidarlos de caídas y rayones.
No desarmemos muy seguido las partes atornilladas, porque se pueden gastar las roscas o la cabeza de los tornillos. Y siempre usemos herramientas específicas.
Aunque el reel esté en buen estado es bueno llevarlo una vez por año, a un profesional para ver si se gastó algún componente, en cuyo caso su reemplazo alargará su vida útil.
Si el reel tocó el agua habrá que desarmarlo para quitar arena o polvo que pueda habérsele pegado.




Próxima nota
: Frontales