Notas

  BUENOS AIRES LA PROVINCIA


La Plata, 24 de febrero de 2010

Nuevos resultados positivos
Continúa la Veda Total Para La Extracción De Moluscos En La Costa Atlántica Bonaerense


  COSTA ATLANTICA  El Ministerio de Asuntos Agrarios de la provincia de Buenos Aires informó hoy que continúa la veda total para la extracción comercial, artesanal y/o turística de moluscos bivalvos, en la costa bonaerense. Esta medida se adoptó luego del monitoreo que realiza la cartera agropecuaria a través de la Dirección Provincial de Pesca, sobre moluscos bivalvos y fitoplancton sobre distintos puntos representativos de la costa. Precisaron que los análisis realizados por SENASA sobre berberechos, recolectados en playas de la localidad de Mar Azul, partido de Villa Gesell, han dado nuevamente resultado positivo al ensayo para toxinas diarréicas de moluscos, en concentraciones superiores a los límites de seguridad establecidos. Al mismo tiempo report
aron los responsables de Bromatología del municipio de Pinamar casos reiterados de turistas que han concurrido al hospital con cuadro de náuseas y diarrea luego de consumir moluscos recolectados en las ciudades de Villa Gesell y Mar Azul. Desde la cartera agraria bonaerense se recomienda a los turistas no recolectar de las playas berberechos, almejas y mejillones hasta que los análisis arrojen resultados negativos.




La Plata, 26 de febrero de 2010

  FARO RECALADA
Alertan sobre toxinas en San Blas La Plata, 26 de febrero de 2010
El Ministerio de Asuntos Agrarios de la provincia de Buenos Aires, a través de la Dirección de Pesca, establece un ALERTA por la aparición de toxina lipofílicas en la zona de Bahía San Blas.
Desde la cartera agraria se le recomienda a inspectores, productores, Municipios y fundamentalmente a plantas procesadoras que no compren o extraigan moluscos provenientes de la "zona problema" con el fin de preservar la salud pública.

 


Dirección de Comunicación – Ministerio de Asuntos Agrarios
Contacto: (0221) 429-5218 / mail prensa@maa.gba.gov.ar

 



 

 

  MAREA ROJA


  ALMEJA NAVAJA  Es una enfermedad tóxica, llamada también Intoxicación Paralítica por Moluscos, que se produce al ingerir moluscos que se alimentaron de plancton marino portador del veneno paralizante. No se trata de un virus, una bacteria o de un hongo, tampoco es una infección y no sobreviene por la exposición de los mariscos al sol. La transmiten los moluscos bivalvos (mejillones, almejas, berberechos, ostras, vieyras y cholgas) y los caracoles de mar. Otros productos de mar (pulpos, calamares, langostas, langostinos, camarones, cangrejos, peces y otros) no tienen riesgo de transmitir la enfermedad. La intoxicación se manifiesta al comienzo por un hormigueo en labios, lengua, boca y cara, que luego se extiende a todo el cuerpo perdiendo la fuerza muscular. Los síntomas pueden incluir parálisis, dificultad respiratoria, náuseas, mareos y vómitos. Estos suelen aparecer entre los 30 y 60 minutos después de la ingesta. No existe ningún antídoto y los enfermos tienen que asistirse lo más rápido posible en centros adecuados, debiéndose mantener la función respiratoria hasta que la toxina se metabolice completamente, lo que ocurre aproximadamente a 12 horas después de la ingesta, por lo que es crucial buscar un centro hospitalario cuando aparecen los primeros síntomas de hormigueo y, en lo posible, es importante llevar restos de los alimentos ingeridos para su análisis. Una vez pasada la crisis la recuperación es espontánea.




  MEJILLONES

Si los moluscos concentran una elevada cantidad de toxina, la intoxicación puede resultar mortal, y desarrollarse en poco tiempo, habiéndose notificado casos de muerte a los 15´ de la ingesta. Hay determinadas épocas del año en que aumenta de forma brusca la cantidad de plancton con toxina paralizante. Estas épocas van variando por lo que es necesario informarse en cada caso acerca de la presencia, o no, de Marea Roja en determinada zona. Es una enfermedad que se conoce desde hace siglos, pero durante los últimos años el aumento del tráfico marítimo ha favorecido su propagación en lugares que durante mucho tiempo permanecieron aislados de la enfermedad. Argentina y Uruguay han sido los últimos países de América del Sur en ser afectados por este mal.




  ALMEJA DE RIO


E
rróneamente, como se cree, el nombre de "marea roja" no tiene nada que ver con el color del mar o con la presencia de manchas de ese color en el agua. El mar o ciertas partes de la costa pueden verse rojizas sin que exista "marea roja" y, a la inversa, puede haber "marea roja" sin mostrar color rojo el agua. Y los moluscos tampoco alteran su color, sabor, olor o aspecto, no se enferman ni mueren, y no existe señal visible que permita identificar cuáles están infectados y cuáles no. Sólo un análisis específico puede detectar la presencia de la toxina. Tengan en cuenta que el calor no elimina la toxina, como tampoco el agregado de limón, vinagre o alcohol. Estas últimas sustancias, por el contrario, favorecen la absorción de la toxina. Es importante tener en cuenta que la intoxicación sólo se produce al ingerir los moluscos y no por tocarlos o manipularlos, aun cuando contengan altos grados de toxina. Tampoco es peligroso beber agua de mar. Y
tenga en cuenta que la única manera de prevenirla es no ingiriendo moluscos bivalvos cuando hay la marea roja y siempre comprarlos en comercios habilitados, porque esa mercadería ha sido previamente controlada en laboratorios oficiales.