Notas

  ATLAS DE SENSIBILIDAD AMBIENTAL

A través de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable, la Argentina implementó hace algunos años el proyecto "Prevención de la Contaminación Costera y Gestión de la Diversidad Biológica Marina". En el marco del Servicio de Hidrografía Naval, propuso la confección de un atlas que comenzó a armarse en el 2004. La tarea la financió el Banco Mundial y la Fundación Vida Silvestre Argentina, y colaboraron más de cincuenta especialistas de instituciones científicas del país. Se entiende por "Sensibilidad Ambiental" el grado de vulnerabilidad de un área ante forzantes externos. El concepto está fuertemente orientado a la contaminación antrópica (cuando los contaminantes son introducidos como resultado de la actividad humana: Emisión de automóviles, efluentes industriales, etc.) pero no necesariamente restringido a ella. Incluye, además, la sensibilidad a elementos catastróficos naturales como aludes, inundaciones, tormentas, huracanes, terremotos, erupciones volcánicas, etc. Actualmente se están llevando a cabo las últimas correcciones y ajustes a este trabajo que estará disponible en el sitio web de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable (www.ambiente.gov.ar) desde mayo del 2008. Para facilitar la llegada de esta información a usuarios con acceso limitado a Internet habrá una versión completa en DVD idéntica a la versión remota. Como ejemplo ponemos a San Blas y a Mar del Plata.

 

Bahía San Blas (Resumen)
Ubicación: Provincia Buenos Aires. Límites del sector: 40°20' a 40°59'S y 61°29' a 62°50'W.
Tipo de costa: Baja en la parte norte, mayormente formada por extensas planicies intermareales fangosas, con algunas playas de arena y guijarros cubiertas en parte por médanos. Desde la altura de la Isla Jabalí hasta Punta Rubia (aprox. 40°38'S a 40°42'S) la costa presenta acantilados con playas de arena y rocas en la base, mientras que al sur de Punta Rubia y hasta la desembocadura del Río Negro es más baja, arenosa y flanqueada por médanos.


  ATLAS DE SENSIBILIDAD AMBIENTAL SAN BLAS  RESERVAS NATURALES

Reserva Natural integral Bahía San Blas - Bahía Anegada, 9.500 has. Abarca un área de poca profundidad y presenta una gran diversidad de ambientes acuáticos, incluyendo extensas zonas intermareales fangosas, playas marinas de arena y guijarros cubiertas en parte por médanos, lagunas y bañados costeros de aguas salobres, pequeñas islas e islotes y otros ambientes estuariales. La profundidad máxima es de 14 mts. Tiene características estuariales con intensa acumulación de sedimentos. Alberga espartillares, estepas herbáceos, estepas arbustivas, monte, loberías, cangrejales, y a sus playas se acercan tanto orcas como ballenas francas, elefantes marinos y pingüinos. El área de la reserva incluye las islas de los Césares, Gama, Flamenco, de los Riachos y del Sud, los bancos Culebra, Nordeste y otros que bordean las islas y se encuentra bajo el régimen de Zona de Protección Especial de Prefectura Naval Argentina. Abarca el sector comprendido desde la franja costera en tierra firme, hacia el este, hasta una paralela a las Líneas de Base que conforman el frente marítimo de la bahía, distante 6 millas náuticas al este de éstas; al Norte, un sector circular de 6 millas náuticas de radio, con centro en el extremo norte de la Isla Margarita; al sur, un sector circular de 6 millas náuticas de radio, con centro en el extremo de Punta Rubia.


RASGOS BIOLOGICOS SALIENTES

La Reserva Natural Integral Bahía San Blas y Bahía Anegada está caracterizada por extensos cangrejales de Chasmagnahus granulata, Cyrtograpsus sp. y Uca sp. La vegetación de esta zona costera es la característica de estepas psamófílas y/o halófitas y matorrales xerófilos. Algunas de las especies vegetales presentes incluyen Spartina montevidensis, Spartina brasiliensis, Cyclolepis genistoides, Atriplex undulata, Distichlis spicata, Salicornia ambigua, Psila spartioides y Juncus acutus. Existen montes artificiales de Tamarix sp. En las islas y bancos nidifican gaviotas cocineras y capucho café, gaviotines reales y pico amarillo y, ocasionalmente gaviotín pico grueso, el flamenco común y la garza mora. La zona es sitio de paso e invernada de limícolos migratorios, especialmente becasa de mar y playerito rabadilla blanca. Existe un apostadero de reproducción del lobo marino de un pelo en el extremo sur del Banco Culebra (el más importante de la Provincia). También pueden observarse en el área el elefante marino del sur, la ballena franca austral, la franciscana y la tonina. Hay varias especies de importancia pesquera.


FACTORES DE RIESGO ECOLOGICO

La zona está escasamente poblada y los accesos son limitados, aunque en la Reserva se desarrolla la pesca tanto deportiva como comercial a pequeña escala. Existe actividad ganadera (ovina y bovina). Esta área puede sufrir los efectos de la contaminación con agroquímicos del Río Colorado, cuya desembocadura está algo más al norte.



Demetrio Boltovskoy

 


 


Mar del Plata
(Resumen)
Ubicación: Provincia Buenos Aires. Límites del sector: 37°39' a 38°16'S y 57°13' a 58°35'W.
Tipo de costa: Hasta Mar de Cobo la costa es semejante a la que se desarrolla de Punta Rasa hacia el sur, pero a esta altura comienza una transición a costas acantiladas típicas del centro-sur de la Provincia. Comienza a mostrar acantilados labrados en loess y limos del Pampeano, de altura cada vez mayor, mientras que las playas se reducen en tamaño. Al sur de Santa Clara del Mar dominan los acantilados, de hasta unos 20 mts. de altura, con pequeñas playas de bolsillo. Entre Camet y Mar del Plata la construcción de escolleras de piedra permitió la formación de playas relativamente continuas adosadas a los acantilados. En punta Iglesias la costa se presenta con acantilados de areniscas y cuarcitas que son parte de la prolongación rocosa de la sierra de Tandil que llega hasta la costa y se extiende en el subsuelo marino en rasgos como el Banco de Pescadores. Estas rocas están en muchas partes cubiertas por sedimentos más blandos (limos pampeanos) lo que da lugar a que la costa adquiera un carácter irregular con salientes y entrantes que coinciden con la presencia de las rocas más blandas. Al sur de Mar del Plata los acantilados están labrados en rocas cuaternarias del pampeano y presentan su mayor altura (más de 20 ms.), disminuyendo hacia Miramar. De Mar del Plata a Miramar las playas son de bolsillo entre cabos rocosos o espigones, en su mayoría de arena fina. Mar del Plata es uno de los pocos sectores del litoral marítimo con una gran proporción de costa modificada por el hombre, con construcción de defensas costeras o espigones de bloques sueltos de material natural (rocas) o artificial (concreto). Este tipo de costa es frecuente entre los 37°49' S y 38°02' S, donde los acantilados con playa de arena están intercalados con acantilados rocosos sin playa y con “riprap”. Entre los 38°02'S y 38°03'S la costa está casi íntegramente modificada por el hombre (“riprap”, paredones y bloques). Desde los 38°03'S hasta 38°06'S dominan las playas de arena mediana, que más al sur son reemplazadas por acantilados con playa de arena y rocas.
En las inmediaciones de Mar del Plata se estimaron tasas de erosión que oscilan alrededor de 1 - 6 mts. por año, y de 0.2 - 5 mts. por año para los acantilados ubicados al N y al S de la ciudad.



  ATLAS DE SENSIBILIDAD AMBIENTAL MAR DEL PLATA  RESERVAS NATURALES

En Mar del Plata hay 2 reservas Naturales Municipales: La Reserva de Lobos Marinos se encuentra en la base de la escollera norte del puerto; alberga una población de alrededor de 800 lobos marinos de un pelo (Otaria flavescens). La Reserva Natural Puerto de Mar del Plata es un humedal que se halla ubicado al sur del Puerto. Se encuentra frente a un área residencial en el centro de una zona de actividad fabril y turística, en la vecindad del puerto y del Balneario Punta Mogotes. Es el relicto de un antiguo ecosistema de bañados costeros que ocupó mas de 500 has, actualmente reducido a 42. Esta reserva tiene unas 150 especies de plantas, dominando el espartillo (Spartina coarctata), Panicum racemosum, juncos, etc. Abundan aves marinas costeras y muchas típicas de lagunas pampeanas (patos, garzas, macacitos, gaviotas, gaviotines, etc.).


RASGOS BIOLOGICOS SALIENTES
En el sector dominan las comunidades de fondos blandos, arenosos, alternados con fondos duros, principalmente restingas. En los primeros la flora marina es casi nula y los animales están representados por organismos infaunales, entre los cuales se destacan moluscos, poliquetos, crustáceos y equinodermos. Los fondos duros albergan frecuentemente una biomasa algal importante y su diversidad animal es mucho más alta, incluyendo cirripedios, bivalvos incrustantes, decápodos, ascidiáceos, tunicados, anfípodos e isópodos, gasterópodos, equinodermos, etc. Entre los 34-38°S, los fondos arenosos y de canto rodado entre 15 y 40 mts. están dominados por moluscos filtradores (Corbula patagonica, Nucula puelcha, Pitaria rostrata) y crustáceos detritívoros (Serolis marplatensis, Pagurus exilis, P. criniticornis, Ancinus sp.). Hasta los 50 mts. aparecen los equinodermos predadores y detritívoros (Amphiura eugeniae, Astropecten b. brasiliensis, Patiria stilifer). Los valores de diversidad específica son relativamente bajos. Sobre fondos arenosos a 20 - 25 mts. abunda el equinodermo detritívoro Encope emarginata, el isópodo Serolis marplatensis, el celenterado Renilla sp. El epibentos de sedimentos arenosos está caracterizado por crustáceos (Artemesia longinaris, Pleoticus muelleri). En las arenas medias a finas la almeja Mesodesma mactroides y otras especies similares, como moluscos Donax hanleyanus, Buccinanops spp., Olivancillaria spp., los polyquetos Glycera americana, Spio gaucha, isópodos, etc. Los sustratos rocosos exhiben colonias de Chtamalus bisinuatus, Brachydontes darwinianus, Mytella charruana, Brachydontes rodriguezi, Mytilus eulis platensis, etc.


FACTORES DE RIESGO ECOLOGICO
Están ligados al aumento poblacional, asociado a mayor cantidad y variedad de contaminaciones, urbanización y a actividades turísticas y recreativas. Los efectos más importantes se dan en Mar del Plata y alrededores, y en menor medida en otros asentamientos costeros, con costas modificadas por el hombre. Las playas que no fueron objeto de urbanización sufren la presión del turismo. Esta presión es altamente estacional, con su máximo entre diciembre y marzo, provocando modificaciones ambientales, incluyendo eliminación, decapitación o fijación de dunas, extracción de arena y conchilla, apertura de calles próximas a la línea costera, forestación, construcción de muelles y escolleras y erección de viviendas o complejos turísticos sobre la playa. Estas modificaciones incrementan la erosión, alteran la batimetría de la franja inter y sub mareal, aumentan la vulnerabilidad frente a tormentas, etc. El aumento de la población conlleva un aumento de la actividad pesquera, extracción recreativa de recursos renovables en la zona intermareal (como los bivalvos Mesodesma mactroides y Donax hanleyanus), agotamiento de acuíferos por mayor demanda de agua potable, aumento de la contaminación, perturbación de la vida silvestre, etc. Los residuos cloacales son vertidos al mar sin procesamiento alguno o solo con tratamiento primario (Mar del Plata y Miramar). El puerto de Mar del Plata cuenta con 3 dársenas comerciales: La Dársena "A" para amarre y descarga para pesqueros costeros y de rada o ría; la Dársena "B", de cabotaje, sirve de lugar de amarre y descarga para pesqueros de altura y algunos costeros lejanos; y la Dársena "C" de ultramar es usada para el amarre de pesqueros de altura y buques mercantes. Cuenta también con 2 dársenas para embarcaciones deportivas y una militar. La actividad portuaria involucra riesgos adicionales debido a la contaminación de las aguas y los sedimentos con hidrocarburos y otras sustancias asociadas con la industria naval. Los compuestos organoestañosos y metales pesados provocan alteraciones morfológicas que afectan los caracteres sexuales secundarios de algunos animales bentónicos como los gasterópodos. En particular el TBT (tributil-estaño) y sus derivados (en algunas pinturas "antifouling") se han individualizado como responsables del efecto "imposex", que en casos extremos esteriliza a las hembras, impidiendo la salida de las ovicápsulas, que quedan retenidas en las glándulas sexuales. Esto puede llevar a la muerte del individuo y en algunos casos se ha visto una disminución en las poblaciones de los moluscos afectados. En los sedimentos, el TBT puede permanecer hasta 5 años. Este tipo de masculinización en moluscos marinos ha sido documentada en más de 120 especies de caracoles en el mundo. En Argentina el fenómeno de imposex fue detectado por primera vez en el puerto de Mar del Plata.



Demetrio Boltovskoy
FUENTE
: http://atlas.ambiente.gov.ar/