Información

Algunos Reglamentos Provinciales de Pesca Deportiva

  PCIA DE LA RIOJA  PROVINCIA DE LA RIOJA
CONSEJERÍA DE TURISMO, MEDIO AMBIENTE Y POLÍTICA TERRITORIAL
Decreto 75/2009, del 9 de octubre, por el que se aprueba el Reglamento de desarrollo de la Ley 2/2006 de 28 de febrero, de Pesca de La Rioja. Este Decreto entrará en vigor el día siguiente de su publicación en el Boletín Oficial de La Rioja.
En Logroño, al 9 de octubre de 2009.- El Presidente, Pedro Sanz Alonso.- La Consejera de Turismo, Medio Ambiente y Política Territorial, Mª Aránzazu Vallejo Fernández.
Reglamento de la Ley 2/2006, de 28 de febrero, de pesca de La Rioja


TITULO I

DE LAS ESPECIES OBJETO DE LA PESCA

Artículo 1.- Especies objeto de pesca.
1.- Se definen como especies objeto de pesca en la Comunidad Autónoma de La Rioja, las especies de fauna silvestre actualmente presentes en la misma que a continuación se relacionan:
Alburno (Alburnus alburnus); Anguila (Anguilla anguilla); Barbo común (Barbus graellsii); Barbo de montaña o Barbo colirrojo (Barbus haasi); Bermejuela (Chondrostoma arcasii); Cacho o bagre (Squalius cephalus); Carpa (Cyprinus carpio); Carpín (Carassius auratus); Gobio (Gobio lozanoi); Loina o madrilla (Chondrostoma miegii); Lucio (Esox lucius); Perca americana o Black-bass (Micropterus salmoides); Pez sol o percasol (Lepomis gibbosus); Pez gato (Ameiurus melas); Piscardo, negrillo, foxino o chipa (Phoxinus phoxinus); Siluro (Silurus glanis); Tenca (Tinca tinca); Trucha común (Salmo trutta); Trucha arco-iris (Oncorhynchus mykiss) y Cangrejo rojo o de las marismas (Procambarus clarkii).
2.- No obstante, a efectos de posibilitar el control de sus poblaciones, además de las especies anteriores, la Consejería que tenga atribuidas las competencias en materia de pesca, en adelante la Consejería competente podrá, en la Orden Anual de Pesca, autorizar la pesca de otras especies diferentes a las anteriores, bien sean alóctonas introducidas cuya presencia y desarrollo en las aguas de La Rioja se consideren indeseables por cuanto pueden alterar el equilibrio del medio acuático, o aquellas cuyo desarrollo excesivo pueda perjudicar a las poblaciones de las principales especies autóctonas objeto de pesca.
Así mismo podrá establecer, en todas o en algunas de las aguas de la Comunidad Autónoma, regímenes especiales de pesca para algunas de las especies alóctonas presentes actualmente en La Rioja declaradas en el apartado 1 como especies objeto de pesca con el fin de que su pesca se regule con medidas adecuadas para evitar su expansión.
La autorización de pesca de estas especies, podrá otorgarla la Consejería competente conforme a lo regulado en el artículo 50 de la Ley 2/2006, de 28 de febrero, de Pesca de La Rioja, cuando el ámbito de actuación sea muy restringido o bien, cuando lo considere necesario, podrá hacerlo en la Orden Anual de Pesca.
En cualquier caso, se especificará la vigencia temporal y espacial, los medios o modalidades que podrán emplearse, así como las características de los ejemplares que podrán retenerse. En ningún caso podrá autorizarse para esas especies la modalidad de pesca sin muerte y estará prohibido devolver a las aguas o mantener vivos los ejemplares capturados que tengan las características establecidas en la autorización.
3.- Una especie de las declaradas objeto de pesca en La Rioja, perderá esa condición en el caso de que, en el marco de la normativa estatal y de la Unión Europea, fuese catalogada de acuerdo con la legislación vigente como especie amenazada.
Artículo 2.- Especies pescables.
1.- En las Órdenes Anuales de Pesca que dicte la Consejería competente se determinarán cuales de las especies objeto de pesca podrán ser capturadas en la temporada piscícola correspondiente.
2.- Podrán capturarse en los términos en que autorice la Consejería competente, las especies cuya pesca haya autorizado en aplicación de lo regulado en el apartado 2 del artículo anterior.
3- Para cada especie y en cada zona de pesca, se establecerá la talla mínima que deberán igualar o superar las piezas capturadas para que el pescador pueda apropiarse de ellas.
4.- Con independencia de otros criterios a utilizar para establecer las tallas mínimas, éstas se habrán de determinar de forma que quede garantizado, en la zona de pesca correspondiente, que los ejemplares que las igualen o superen se han podido reproducir al menos una vez.
5.- Se restituirán inmediatamente a las aguas de procedencia, causándoles el mínimo daño posible, los ejemplares de las especies objeto de pesca que no hayan sido incluidas como pescables en la Orden Anual de Pesca y aquellos ejemplares de especies pescables capturados, cuya talla sea inferior a la mínima que se establezca para cada especie y zona de pesca.
6.- Queda prohibida la posesión, transporte, comercialización y consumo, en todo tiempo, de aquellos ejemplares de especies pescables que no alcancen las dimensiones mínimas establecidas, excepto cuando procedan de Centros de Acuicultura autorizados y vayan amparados por la documentación preceptiva exigida en los artículos 66 y siguientes de la Ley de Pesca de La Rioja.

TITULO II
DEL PESCADOR

CAPITULO I
Principios generales
Artículo 3.- Definición.
Es pescador quien practica la pesca reuniendo los requisitos legales para ello.
Artículo 4.- Requisitos para el ejercicio de la pesca.
1.- Para ejercitar legalmente la pesca en la Comunidad Autónoma de La Rioja, el pescador deberá estar en posesión de los siguientes documentos:
a) Licencia de pesca en vigor.
b) Documento identificativo válido para acreditar la personalidad, exceptuando a los menores que aún no dispongan del mismo cuya fotografía deberá figurar en la licencia de pesca debidamente conformada.
c) Autorizaciones especiales, en caso de utilizar artes o medios de pesca que así lo precisen.
d) Para la pesca en Cotos, el correspondiente permiso.
e) Demás documentos, permisos o autorizaciones exigidos en la Ley de Pesca, en este Reglamento y demás disposiciones que la desarrollen.
2.- Durante el ejercicio de la pesca, el pescador deberá llevar la citada documentación.
3.- Los pescadores estarán obligados a mostrar a los Agentes de la Autoridad, o a los Agentes Auxiliares, la documentación necesaria correspondiente, así como a colaborar con ellos en sus funciones de inspección y control, mostrándoles el contenido de las cestas o morrales, el interior de los vehículos o los aparejos empleados, cuando así sean requeridos.
4.- Los menores de doce años, para poder ejercer el derecho a pescar, tendrán que ir acompañados en todo momento por otro pescador mayor de edad que controle y se responsabilice de su acción de pescar.

CAPITULO II
Licencias de pesca
Artículo 5.- Licencia de pesca.
1.- La licencia de pesca de la Comunidad Autónoma de La Rioja es el documento personal e intransferible cuya tenencia es imprescindible para el ejercicio de la pesca en el territorio de la Comunidad Autónoma.
2.- Para obtener la licencia de pesca el menor de edad no emancipado necesitará autorización escrita de quien ostente su tutela o patria potestad.
3.- La licencia de pesca será de clase única, por cuanto habilita para el ejercicio de la pesca en cualquier modalidad autorizada. Su período de validez podrá ser de un año o de cinco años, contados a partir del momento de su expedición, y su importe, en cada caso, vendrá fijado por la legislación vigente en materia de Tasas y Precios Públicos de la Comunidad Autónoma de La Rioja.
4.- Las licencias de pesca serán expedidas por la Consejería competente o por los organismos o entidades por ella autorizados, conforme a los procedimientos que establezcan mediante Orden publicada en el Boletín Oficial de La Rioja.
Para ello los interesados aportarán los datos de identificación personal necesarios para cumplimentar el impreso de licencia, acreditándolos mediante la presentación del documento oficial que corresponda o fotocopia del mismo cuando la solicitud no se realice de forma presencial en las oficinas de expedición, e incorporando justificación del abono de la tasa correspondiente al importe de la licencia.
5.- En la licencia de pesca, deberán figurar, al menos, los siguientes datos:
a) Número de licencia.
b) Nombre y apellidos del titular.
c) Clase y número de documento de identificación.
d) Año de nacimiento.
e) Domicilio.
f) Fecha de expedición.
g) Periodo de validez.
h) Sello de la entidad expedidora.
En la licencia de menores que no posean documento nacional de identidad deberá figurar su fotografía debidamente conformada y el número de documento nacional de identidad de la persona mayor que autoriza al menor conforme a lo regulado en el apartado 2 de este artículo.
6.- El modelo de licencia se regulará por Orden de la Consejería competente.
La Consejería competente podrá arbitrar la utilización de medios informáticos y telemáticos para la expedición o renovación de las licencias de pesca.
7.- No se considerará válida una licencia de pesca cuando:
a) No pueda acreditarse la identidad del pescador que la posea mediante documento nacional de identidad o pasaporte o fotografía conformada si es menor sin estos documentos.
b) Se encuentre deteriorada de forma que resulte ilegible.
c) Se hayan efectuado enmiendas o modificaciones en su contenido.
8.- Para el caso de personas que a partir de los 12 años de edad soliciten por primera vez la licencia de pesca de La Rioja, junto a la documentación mencionada en el apartado 4 de este artículo, acompañarán copia del certificado de aptitud para el ejercicio de la pesca expedido por cualquier Comunidad Autónoma u organismo competente del país de origen, acreditativo de haber superado el examen del pescador o prueba equivalente, o de haber poseído licencia de pesca con anterioridad a la entrada en vigor de este Reglamento.
9.- En caso de extravío de la licencia en vigor o deterioro que la invalide, a petición del interesado, se expedirá un duplicado de la misma con periodo de validez hasta la fecha en que la original caducase.
10.- Los peticionarios de licencia de pesca que hubieran sido sancionados como infractores de la legislación piscícola, por sentencia judicial o resolución administrativa firmes, no podrán obtener o renovar dicha licencia, si no acreditan plenamente haber cumplido la pena o sanción impuesta.
11.- La licencia de pesca podrá ser anulada o suspendida por tiempo determinado, como consecuencia del expediente sancionador, en los supuestos establecidos en la Ley de Pesca. En estos casos, el titular de la licencia deberá entregar el documento acreditativo y abstenerse de solicitar una nueva en tanto dure la inhabilitación.
12.- La Comunidad Autónoma de La Rioja en el ejercicio de las competencias que le atribuye la Ley de Pesca, podrá expedir licencias de pesca a personas de otras Comunidades Autónomas o países de la Unión Europea, cuando se dé un régimen de reciprocidad basado en la equivalencia de los requisitos necesarios para la obtención de licencia de pesca en ellos, o arbitrar procedimientos que faciliten su expedición.
13.- Los pescadores extranjeros no comunitarios, podrán obtener licencia de pesca de La Rioja en los mismos términos que los pescadores nacionales o de la Unión Europea, presentando la documentación de identificación y de licencia de pesca equivalente en su país de origen, anterior a la entrada en vigor de este Reglamento. Una vez en vigor este Reglamento, en caso de no acreditar la equivalencia de los requisitos exigidos en el país de origen, será preciso que superen la prueba del examen de pescador regulada en el artículo siguiente.
Artículo 6.- Del examen del pescador.
1.- Para obtener la Licencia de Pesca en la Comunidad Autónoma de La Rioja por primera vez, salvo en los casos en que conforme al apartado 8 del artículo anterior queden eximidos de ello por no haber cumplido los 12 años de edad, por acreditar haber poseído licencia de pesca, cualquiera que fuera su clase y ámbito de validez, con anterioridad a la entrada en vigor de este Reglamento o por haber superado el examen del pescador en cualquier Comunidad Autónoma o su equivalente en el país de origen, será requisito necesario haber superado la prueba de aptitud, convoque y realice la Consejería competente, que expedirá los certificados de aptitud a las personas que hayan superado dicha prueba.
También será requisito indispensable para obtener la licencia de pesca superar la referida prueba de aptitud por:
a) Los solicitantes que alcancen o superen la edad de 12 años cuando no acrediten haber tenido licencia de pesca con anterioridad a la entrada en vigor de este Reglamento, o no acrediten lo estipulado en el apartado 8 del artículo anterior.
b) Los solicitantes que habiendo tenido licencia de pesca con anterioridad, hayan transcurrido más de 10 años desde que finalizó la vigencia de aquélla.
c) Los pescadores que hayan sido sancionados en firme por infracción muy grave que incluya la inhabilitación para obtener licencia de pesca en tres o mas años.
Para participar en las pruebas de aptitud será preceptivo el abono previo de la tasa correspondiente.
2. La prueba prevista en el apartado anterior será teórico-práctica y versará sobre los siguientes temas: legislación de pesca, ecología y biología de las especies objeto de pesca, especies del medio acuático protegidas, modalidades, técnicas, artes y aparejos de pesca, ordenación piscícola, normas de seguridad y comportamiento y ética del pescador.
La prueba se basará en los principios de objetividad, eficacia y seguridad jurídica, y consistirá encontestar por escrito un cuestionario tipo test de veintiuna preguntas con tres respuestas alternativas de las que sólo una será correcta. Tendrá como objeto fundamental comprobar la capacidad del aspirante para resolver situaciones diversas en el ejercicio de la pesca y el conocimiento general de la normativa y de las especies objeto de pesca.
La superación de la prueba exigirá el acierto de, al menos, 16 preguntas.
3. Los tribunales de examen que serán designados por el titular de la Consejería competente, estarán formados por tres miembros: el Presidente, y dos Vocales, uno de los cuales actuará como Secretario, con voz y voto, pudiendo designarse miembros suplentes de los anteriores. El Presidente y el Secretario habrán de ser nombrados entre funcionarios públicos responsables en materia de pesca. El voto del Presidente será dirimente en caso de empate. El Vocal no Secretario será un representante de la Federación Riojana de Pesca, o en su defecto, un funcionario público del Servicio que tenga asignadas las competencias en materia de pesca.
4. La prueba de aptitud se realizará con una periodicidad de dos veces al año. La convocatoria para la realización de cada prueba de aptitud se anunciará en el Boletín Oficial de La Rioja, en las oficinas de la Consejería competente y en, al menos, uno de los periódicos de mayor difusión autonómica, con una antelación mínima de un mes.
5. Se reconocerán como válidos para obtener la licencia de pesca los certificados de aptitud expedidos por cualquier otra comunidad Autónoma de acuerdo con el principio de reciprocidad, así como la documentación oficial que acredite la superación de una prueba equivalente en su país de origen a los pescadores extranjeros.
Artículo 7.- Autorizaciones para artes y medios especiales.
El uso de artes o métodos de pesca distintos de la caña con anzuelo y el retel, así como el empleo de sistemas de detección, requerirá autorización especial y expresa de la Consejería competente expedida a solicitud del interesado. Solo será concedida en caso de que su uso no provoque perjuicios a la vida silvestre o al medio acuático, ni molestias a otros pescadores.
Las autorizaciones serán personales e intransferibles y expresarán el condicionado con que son otorgadas. La falta de resolución expresa en el plazo de tres meses desde la presentación de la solicitud, producirá efectos desestimatorios.
Las artes podrán ser contrastadas previamente a su uso por la Consejería competente mediante la colocación de precintos.
La Consejería competente mantendrá constancia de la concesión de estas autorizaciones con detalle de su titularidad, plazo, características y condicionado.
Todas las personas que intervengan en el manejo de las artes de pesca y en su caso de las embarcaciones desde las que se calen, deberán estar en posesión de licencia de pesca.
Artículo 8.- Matrículas de embarcaciones.
Sin perjuicio de las autorizaciones exigidas por la legislación en materia de aguas, toda embarcación empleada en la práctica de la pesca deberá contar con una matrícula anual expedida por la Consejería competente, previo pago de la tasa que corresponda.
Dicha matrícula contendrá los datos relativos al nombre, documento nacional de identidad y domicilio del titular, tipo de embarcación, forma de propulsión, la marca, modelo, eslora y número de plazas de la embarcación.
Su formato y características se determinarán mediante Orden de la Consejería competente.
Se entenderá como embarcación todo elemento flotante susceptible de ser autorizado para la navegación por el Organismo de Cuenca.

CAPITULO III
Permisos de pesca en cotos
Artículo 9.- Permisos de pesca.
1.- Para poder ejercer la actividad de la pesca en Cotos, será preciso estar en posesión, además de la licencia de pesca de La Rioja, de un permiso, personal e intransferible, de un día de duración, expedido en impreso normalizado por la Consejería competente. También las Entidades Colaboradoras que tengan encargada la gestión de los aprovechamientos de Cotos de Pesca a través de los correspondientes Convenios de Colaboración, podrán expedir permisos para dichos Cotos en la forma que aquella les autorice. El modelo de permiso de pesca para cotos se regularápor Orden de la Consejería competente.
2.- El permiso de pesca para un Coto es el documento personal e intransferible que autoriza a su titular para ejercitar la pesca en aquel en el día que figure en el mismo y en las condiciones establecidas para el aprovechamiento piscícola del Coto.
3.- El pago de los permisos de pesca se realizará del siguiente modo:
a) Los distribuidos por la Consejería competente previo pago de la tasa que corresponda conforme a lo establecido en la Ley de Tasas y Precios Públicos de La Rioja.
b) Los distribuidos por las entidades colaboradoras estarán exentos del pago de dicha tasa que será sustituida por el abono a la misma del precio que haya sido establecido en el correspondiente convenio de colaboración para compensar los gastos de gestión.
4.- El disfrute de los permisos de pesca será en todos los casos a riesgo y ventura del solicitante, en consecuencia, su beneficiario no tendrá derecho a devolución de su importe o a compensación alguna, salvo en los casos en que la causa que imposibilite el disfrute sea el establecimiento, por la Consejería competente, de alguna de las medidas urgentes para prevenir daños a la riqueza piscícola contemplados en el artículo 39 de la Ley de Pesca de La Rioja.
5.- No se considerará válido un permiso cuando no esté cumplimentado en su totalidad, no pueda acreditarse la identidad del pescador que lo posee mediante documento nacional de identidad o pasaporte o licencia de pesca en el caso de menores, cuando el titular no esté en posesión de licencia de pesca, cuando el permiso se encuentre deteriorado e ilegible, cuando no figure la fecha de disfrute o esté incompleta, cuando se hayan hecho modificaciones en su contenido o no se encuentre sellado por la Consejería competente.
6.- No podrán acceder a la adjudicación de permisos para Cotos de Pesca de La Rioja personas inhabilitadas para la obtención de licencia de pesca ni aquéllos infractores que hayan sido sancionados mediante Resolución firme, durante el plazo que en ella se determine, conforme a lo establecido en el artículo 86.2.a) de la Ley 2/2006 de 28 de febrero, de Pesca de La Rioja.
7.- Las condiciones de los permisos se someterán a lo establecido en la correspondiente Orden Anual de Pesca del año en curso y demás normas vigentes.
8.- Estos permisos perderán automáticamente su validez cuando el pescador sea denunciado durante el disfrute del mismo por un agente de la autoridad o un agente auxiliar autorizado por infringir lo dispuesto en la Ley de Pesca, en este Reglamento y en las demás disposiciones que la desarrollen, debiendo el denunciado entregar el permiso al agente denunciante. Así mismo no tendrá validez un permiso cuando el titular del mismo haya sido inhabilitado para la obtención de licencia de pesca o de permisos de pesca en cotos por sentencia judicial o resolución administrativa firme.
Artículo 10.- Características de los permisos.
1.- En los permisos constarán los siguientes datos:
a) Nombre y apellidos del titular.
b) Clase y número de documento de identificación.
c) Dirección, localidad y provincia de residencia.
d) Número del permiso.
e) Fecha de expedición.
f) Coto y, en su caso, tramo.
g) Periodo de vigencia del permiso.
h) Tipo de pesca autorizada.
Identificación y sello del expedidor
2.- El documento en que se emita un permiso deberá estar previamente sellado por la Dirección General de la Consejería competente.
Artículo 11.- Oferta pública de permisos de pesca.
La Consejería competente, en función de los Planes Técnicos de los Cotos de Pesca, y de lo regulado en los artículos 14, 21.3 y 21.4 de este Reglamento, determinará el número de permisos disponibles para ofertar públicamente en cada temporada y los criterios para su distribución.
Artículo 12.- Solicitud de permisos de pesca.
1.- Las solicitudes para obtener permisos de pesca para los Cotos de Pesca incluidos en la ofertapública de permisos que expida directamente la Consejería competente, deberán presentarse en la forma y plazo que se determinarán por la Orden Anual de Pesca. Podrán presentarse en el Registro de la Consejería competente, en el Registro General de la Comunidad Autónoma de La Rioja, o en cualquiera de los lugares señalados en el artículo 6 del Decreto 58/2004, de 29 de octubre, por el que se regula el Registro en el ámbito de la Administración General de la Comunidad Autónoma de La Rioja y sus Organismos Públicos o por medios telemáticos.
En cada convocatoria solo se admitirá una solicitud por persona, a la que acompañará, cuando sea la primera vez que solicita, fotocopia de documento identificativo. El pescador que figure inscrito en mas de una solicitud o que falsifique los datos contenidos en ella, será excluido del sorteo de permisos.
2.- Las solicitudes para obtener permisos en los Cotos de Pesca cuya gestión realicen Entidades Colaboradoras, deberán dirigirse a éstas cuando se trate de permisos no incluidos en la oferta pública, o cuando estando incluidos en ella, así esté previsto en los Convenios de Colaboración por los que se les adjudique la gestión de los aprovechamientos del Coto, que también regularán la forma y plazos de efectuarlas.
Artículo 13.- Adjudicación de permisos de pesca.
La adjudicación de los permisos de la oferta pública se realizará, previa solicitud personal de los pescadores interesados, siempre por sorteo público y conforme a las normas que establezca la Resolución que la Consejería competente dicte al efecto en función de los permisos disponibles y las solicitudes recibidas.
En el caso de que tras la adjudicación de los permisos sorteados conforme a los criterios establecidos por la Dirección General competente mediante Resolución, queden permisos libres, estos se podrán expedir a los pescadores que lo soliciten, por orden de petición.
La adjudicación de los permisos incluidos en la oferta pública para pescar en los Cotos de Pesca cuya gestión realicen Entidades Colaboradoras podrá efectuarse directamente por la Consejería competente o bien, por delegación de la misma, por la Entidad Colaboradora conforme a las normas establecidas por aquella en el Convenio de Colaboración correspondiente o en la convocatoria anual de la oferta pública de permisos de pesca.
La adjudicación de los permisos no incluidos en la oferta pública para pescar en los Cotos de Pesca cuya gestión realicen Entidades Colaboradoras en régimen de convenio de colaboración con la Consejería competente la adjudicación será efectuada por estas, mediante reparto realizado bajo los principios de publicidad, equidad e igualdad de oportunidades a los precios establecidos en el pliego de condiciones del convenio de colaboración con la Consejería competente. La Entidad Colaboradora gestora de un coto tendrá reservados para disfrute de sus socios el número de permisos previsto en el pliego de condiciones del convenio de colaboración con la Consejería competente, que en ningún caso podrán superar el setenta y cinco por ciento de los previstos en el Plan Técnico del Coto en el caso de régimen de pesca artificial o el cincuenta por ciento en el caso de régimen de pesca intensiva.
Artículo 14.- Permisos de pesca en cotos para pescadores ribereños.
En los cotos de pesca gestionados directamente por la Consejería competente, excluidos los intensivos, se reservará un porcentaje de los permisos disponibles para su disfrute por pescadores ribereños, variable en función de su número y hasta un máximo del 10% del total de los disponibles.
A estos efectos tendrán la consideración de pescadores ribereños los residentes empadronados según la legislación vigente en los municipios en cuyos términos se localice el coto. Esta condición deberá acreditarse mediante certificación expedida por el Ayuntamiento correspondiente.
Cuando el coto se localice en varios términos municipales, los permisos disponibles para ribereños se repartirán entre los de los distintos municipios conforme a criterios de proporcionalidad geográfica y de número de pescadores ribereños de cada uno. Para ello, se repartirá el 40% de los permisos disponibles en proporción a las longitudes de las riberas de cada municipio en el coto y el 60% en proporción al número de pescadores empadronados en los municipios en que se localice el coto a los que se haya reconocido su condición de ribereños enla temporada..
Con objeto de determinar cada temporada el número de pescadores ribereños de cada coto y los permisos que se pondrán a su disposición, éstos deberán comunicar a la Consejería competente su intención de gozar de tal condición aportando certificación de empadronamiento expedida por el Ayuntamiento correspondiente. El plazo de presentación de esta documentación será el mismo cada campaña se determine para la admisión de solicitudes de permisos de pesca en cotos que se regula en el artículo 12 de este Reglamento.
A la vista de las comunicaciones válidas recibidas en plazo y forma, la Consejería competente elaborará en cada coto las listas de pescadores que gozarán en cada coto de la condición de pescador ribereño durante la próxima campaña de pesca.
En función de ellas, fijará porcentaje definitivo de permisos que se reservarán a estos pescadores, en su caso, el reparto numérico entre los de los municipios afectados, así como el calendario de disfrute y la forma de adjudicación y expedición de los mismos, que se efectuarán bajo los principios de publicidad, equidad e igualdad de oportunidades entre los interesados.
A estos efectos el número máximo de permisos de ribereño que podrá disfrutar cada pescador que tenga esta condición en un coto, no podrá exceder del máximo de permisos a disfrutar en el conjunto de cotos gestionados directamente por la Consejería competente establecido para pescadores regionales en la Resolución de la Consejería competente citada en el artículo 13.
Los pescadores ribereños tendrán las bonificaciones en las tasas correspondientes a los permisos que se les adjudiquen de entre los específicamente reservados a pescadores ribereños en su municipio de empadronamiento, conforme a lo que establezca la Ley de Tasas y Precios Públicos de La Rioja.
Artículo 15.- Obligaciones del titular de permiso de pesca.
Los titulares de permisos de pesca estarán obligados a desarrollar su acción de pesca conforme a la normativa vigente en materia de pesca y a las condiciones establecidas para el aprovechamiento del Coto, así como a facilitar la inspección y control de los agentes de la autoridad o los agentes auxiliares, suministrando datos relativos a la acción de pesca y permitiendo la medición, toma de muestras o, en su caso, el marcaje de los ejemplares capturados.

TITULO III
DE LOS CURSOS Y MASAS DE AGUA

Artículo 16.- Clasificación de las aguas por sus especies predominantes.
1.- Son aguas trucheras las así declaradas por la Consejería competente por ser las truchas las especies de interés principal en las mismas. La declaración de Coto de pesca intensiva de trucha, lleva implícitamente la declaración de aguas trucheras.
2.- El resto de las aguas tendrán la consideración de ciprinícolas.
Artículo 17.- Clasificación de las aguas por su régimen de aprovechamiento de pesca.
Según el régimen de aprovechamiento de sus poblaciones de peces, los cursos y masas de agua pueden ser naturales, sostenidos, artificiales e intensivos.
1.- Son tramos o masas de agua de gestión natural de pesca aquellos en los que el aprovechamiento de los recursos piscícolas será como máximo la productividad natural de las poblaciones que sustentan. Con carácter general se aplicará este régimen en tramos o masas en que sea prioritaria la conservación de las excepcionales características ecológicas de sus aguas o de sus poblaciones de especies objeto de pesca, y estarán prohibidas en ellos las repoblaciones.
De forma excepcional, podrán efectuarse repoblaciones con huevo embrionado o ejemplares juveniles de haplotipos autóctonos de las especies piscícolas presentes en un curso o masa de agua en que no se den las condiciones esenciales señaladas porque se produzca alguna de las circunstancias siguientes:
a) Aparición de fenómenos naturales que provoquen la eliminación de las poblaciones existentes o las sitúen en grave riesgo de extinción, para asegurar su recuperación, o en caso de extinción, recolonizar de nuevo el espacio.
b) Aparición de fenómenos de introgresión genética progresiva, como medio de contribuir a reducir o anular la misma.
2.- Son tramos o masas de agua de gestión sostenida de pesca aquellos que reúnen características ecológicas valiosas que albergan poblaciones piscícolas naturales relativamente prósperas, pero en los que se dan condiciones que hacen imposible alcanzar el aprovechamiento de la productividad natural del medio por lo que, para conseguirlo, se hace necesario reforzar las poblaciones de su especie principal objeto de pesca. Pero en ellos, la conservación de sus valiosas características ecológicas hace aconsejable efectuar una gestión de sus recursos piscícolas que no supere tal productividad natural. Por ello en sus planes de aprovechamiento no se podrán programar repoblaciones ni extracciones que superen la productividad natural calculada.
3.- Son tramos o masas de agua de gestión artificial de pesca aquellos que albergan poblaciones naturales relativamente escasas de la especie principal objeto de pesca y reúnen características que permiten mantener poblaciones de la misma mediante el aporte de ejemplares procedentes de la acuicultura, efectuando en base a ello una explotación incluso superior a la productividad natural de la especie principal, pero cercana a la del medio.
4.- Son tramos o masas de agua de gestión intensiva de pesca aquellos en los que su aprovechamiento piscícola estará basado en la incorporación, periódica y continuada de ejemplares adultos, procedentes de centros de acuicultura, de longitud superior a la talla mínima legalmente establecida para la especie objeto de pesca. En general se aplicará en aguas de escasa capacidad biogénica, en zonas en que sea difícil mantener de forma natural o sostenida una población aprovechable desde el punto de vista piscícola o excepcionalmente en aguas en que, conforme a las previsiones del Plan General de Ordenación Piscícola de La Rioja, se considere prioritaria la atención de la demanda de pesca.
La Consejería competente, en función de las previsiones del Plan General de Ordenación Piscícola aprobado, determinará el régimen de gestión de los aprovechamientos piscícolas a aplicar en cada tramo o masa de agua contemplado en la zonificación establecida así como las condiciones en que podrá realizarse su aprovechamiento.
Las lagunas de origen natural solo podrán tener como régimen de aprovechamiento la gestión natural.
Artículo 18.- Clasificación de las aguas por su régimen de pesca.
1.- A los efectos de la Ley de Pesca y de este Reglamento, los cursos y masas de agua de la Comunidad Autónoma de La Rioja se clasifican en:
a) Aguas libres para la pesca.
b) Cotos de pesca.
c) Vedados de pesca.
d) Refugios de Pesca.
2.- Corresponde a la Consejería competente la determinación de estas categorías.
Artículo 19.- Aguas libres para la pesca.
Son aquellas en las que el ejercicio de la pesca podrá realizarse con el sólo requisito de estar en posesión de la licencia de pesca y sin otras limitaciones que las fijadas en la Ley de Pesca, en este Reglamento y en las disposiciones que la desarrollen.
Artículo 20.- Cotos de pesca.
Son cotos de pesca aquellos cursos o masas de agua así declarados mediante Orden de la Consejería competente, en los que será preceptivo disponer, para el ejercicio de la pesca, además de la licencia correspondiente, de un permiso específico, de carácter personal e intransferible, expedido por la Consejería competente.
Artículo 21.- Titularidad y aprovechamiento de los Cotos de Pesca.
1. - La competencia para el establecimiento de los cotos de pesca, así como la titularidad y la administración de los mismos corresponderá, en todos los casos, al Gobierno de La Rioja, a través de la Consejería competente.
2.- No obstante, la Consejería competente podrá, mediante la suscripción de un Convenio de Colaboración, encargar a Entidades Colaboradoras la gestión de los aprovechamientos piscícolas de Cotos establecidos en aguas de gestión artificial o intensiva.
El encargo de la gestión de los aprovechamientos de un coto de pesca a una entidad colaboradora no dará a ésta otros derechos sobre las aguas, cauces o márgenes que el exclusivo de pescar enla forma y épocas preceptuadas en la Ley de Pesca de La Rioja y en este Reglamento y con las limitaciones específicas que se establezcan en el correspondiente Plan Técnico del coto y en el convenio de colaboración.
Las entidades colaboradoras estarán encargadas del cuidado, la conservación, la promoción y la gestión de los recursos piscícolas del coto, que en todos los casos incluirá el contar con el correspondiente servicio de vigilancia conforme a las prescripciones del Plan Técnico de pesca y el convenio de colaboración.
La determinación de las Entidades que podrán tener la consideración de Entidades Colaboradoras, los requisitos y procedimiento para obtener tal condición así como las obligaciones y condiciones que deberán cumplir para poder acceder a la suscripción de un convenio de colaboración para el encargo de la gestión del aprovechamiento de cotos de pesca, así como el procedimiento para su selección, establecimiento, extinción y prórroga, en su caso, son los establecidos en el Capítulo IV del Título VII de este Reglamento.
3.- También, y con el fin de fomentar el desarrollo turístico, podrán otorgarse lotes de permisos para Cotos de Pesca predeterminados por la Consejería competente, previo informe de la Dirección General que tenga asumidas las competencias en materia de Turismo, a las Entidades Públicas de Promoción Turística de la Comunidad Autónoma de La Rioja, o, mediante sistema de concurso, a entidades de promoción o empresas turísticas con implantación en La Rioja. En todo caso no podrán reservarse a estos efectos mas del diez por ciento de los permisos disponibles en tales cotos.
4.- La Consejería competente, previamente a la convocatoria de la oferta pública de permisos de pesca en Cotos, a petición motivada de la Federación Riojana de Pesca, podrá reservar los permisos que considere necesarios para posibilitar la celebración de las competiciones deportivas de pesca contenidas en el programa anual de actividades de dicha entidad, así como para programas de formación de pescadores y fomento de la pesca deportiva y los pondrá a disposición de aquélla fijando cuantas condiciones considere conveniente para su disfrute.
A tal efecto, la Federación Riojana de Pesca, presentará ante la Consejería competente la correspondiente solicitud antes del 15 de diciembre del año anterior a la temporada programada a fin de que puedan reservarse los permisos que se consideren necesarios antes de convocar la oferta pública de permisos correspondiente.
Artículo 22.- Clases de Cotos de Pesca.
1.- Según su régimen de aprovechamiento, los Cotos de Pesca se clasificarán, conforme a lo establecido en el artículo 17, en:
a) De gestión natural.
b) De gestión sostenida.
c) De gestión artificial.
d) De gestión intensiva.
2.- Según la especie principal objeto del aprovechamiento, los Cotos de Pesca se clasificarán en:
a) Trucheros.
b) Ciprinícolas.
e) De cangrejo.
c) Específicos de otras especies de peces.
d) Mixtos de los anteriores.
3.- Según las modalidades de pesca permitidas en ellos, conforme a lo establecido en el artículo 28 de la Ley 2/2006, de 28 de febrero, de Pesca de La Rioja, podrán ser:
a) De pesca tradicional. Son aquellos en que el pescador puede conservar las capturas obtenidas mediante las modalidades autorizadas en el Coto siempre que posean la talla mínima establecida y en un número de ejemplares igual o inferior al cupo establecido. No obstante conforme a lo establecido en el artículo 26.5, en este tipo de cotos podrá practicarse la pesca sin muerte siempre que el pescador esté en posesión de un permiso específico de esta modalidad.
b) De pesca sin muerte. Son aquellos en los que la única modalidad de pesca autorizada es la pesca sin muerte, conforme a lo regulado en el artículo 26 de este Reglamento.
No obstante podrán existir Cotos de Pesca en los que se determinen tramos pertenecientes aclases diferentes del mismo tipo de clasificación cuando así se contemple en el Plan Técnico que tenga aprobado.
Artículo 23.- Categorías de Cotos de Pesca a efectos de la tasa aplicable.
Los Cotos de Pesca se clasificarán, conforme a la tipificación que establezca la Ley de Tasas y Precios Públicos de la Comunidad Autónoma de La Rioja a efectos de determinación de la tasa que devengará la obtención de los permisos incluidos en la oferta pública correspondiente.
La inclusión de un coto en una clase de las determinadas en la Ley de Tasas y Precios Públicos de la Comunidad Autónoma de La Rioja, se efectuará mediante Resolución de la Consejería competente, en función de sus condiciones hidrobiológicas, su productividad piscícola, calidad y cantidad de sus poblaciones piscícolas principales, del régimen de aprovechamiento de las mismas, de los métodos de pesca autorizados, del cupo y tallas mínimas establecidas en él, de las condiciones socio-económicas de la zona y de la demanda de jornadas de pesca.
Artículo 24.- Vedados de pesca.
1.- Se entiende por vedados de pesca aquellos tramos de cursos o masas de agua así declarados por la Consejería competente en los que está prohibida la pesca de todas o de algunas de las especies objeto de pesca por razones de orden técnico, biológico, científico o educativo. Esta prohibición con carácter general tendrá carácter temporal y su periodo de vigencia vendrá fijado en su declaración.
2.- La declaración de un vedado de pesca podrá promoverse por la Consejería competente de oficio o a petición de parte interesada.
Si el procedimiento se inicia a instancia de parte, deberá acompañar a la solicitud una memoria justificativa de que se cumplen los requisitos contemplados en el apartado 1 de este artículo, una descripción literal de los límites y un plano a escala suficiente para definir los mismos. En la memoria deberá detallarse además el régimen de propiedad de los terrenos adyacentes, en su caso, las concesiones de aguas y los aprovechamientos piscícolas existentes en el tramo afectado, las causas que motivan la solicitud y los efectos perseguidos.
La Consejería competente a la vista de lo solicitado y previos los trámites y consultas pertinentes, resolverá. La Resolución, en caso de ser estimatoria, establecerá los límites del vedado de pesca, su periodo de vigencia y el alcance de las prohibiciones de pesca establecidas y será publicada en el Boletín Oficial de La Rioja.
Artículo 25.- Refugios de pesca.
1.- Son aquellos cursos, tramos o masas de agua en que, por razones biológicas, científicas o educativas, sea preciso asegurar en ellos la conservación de determinadas especies, subespecies, razas, variedades o comunidades de la fauna piscícola o acuática, siendo esto incompatible con el ejercicio de la pesca.
2.- Su declaración se efectuará por Orden de la Consejería competente.
El procedimiento de declaración de Refugio de Pesca puede iniciarse de oficio por la Consejería competente o a instancia de parte.
Si el procedimiento se inicia a instancia de parte deberá acompañar a la solicitud una memoria justificativa de que se cumplen los requisitos contemplados en el apartado 1 de este artículo, una descripción literal de los límites y un plano a escala suficiente para definirlos. En la memoria deberá detallarse además el régimen de propiedad de los terrenos adyacentes, en su caso, las concesiones de aguas y los aprovechamientos piscícolas existentes en el tramo afectado, las causas que motivan la solicitud, los efectos perseguidos y un Programa de conservación del Refugio de Pesca propuesto.
La Consejería competente a la vista de lo solicitado, previos los tramites y consultas pertinentes, oído el Consejo de Pesca, resolverá lo que proceda. De ser estimatoria la aprobará mediante Orden en la que declarará el Refugio de Pesca, fijará los límites, las limitaciones de pesca y las condiciones que considere necesario establecer.
3.- Las condiciones mínimas de calidad de agua, régimen de caudales y entorno físico-químico y biológico que deban mantenerse en los Refugios de Pesca para su conservación, se comunicarán a los Órganos de Cuenca competentes a efectos de su inclusión en los Planes Hidrológicos.
4.- En estos refugios el ejercicio de la pesca estará prohibido con carácter permanente. Noobstante la Consejería competente por razones de orden biológico, científico y técnico podrá autorizar la captura de ejemplares o la reducción de las poblaciones que habiten en ellos.
5.- Cuando un Refugio de Pesca pierda las condiciones que motivaron su declaración, este perderán su condición, que se efectuará por Orden de la Consejería competente, previa tramitación del procedimiento regulado en el punto 2 de este artículo.
Artículo 26.- Formas de practicar la pesca. Pesca tradicional y pesca sin muerte.
A los efectos de este Reglamento, se distinguirá entre la práctica de pesca tradicional y la de pesca sin muerte en función del destino de las capturas, con independencia de las artes o técnicas utilizadas.
1.- Se entenderá por práctica de pesca tradicional, aquellas modalidades de pesca en las que el pescador, utilizando cualquiera de las artes o técnicas legalmente permitidas, retiene para sí las capturas que obtiene, respetando los cupos y tallas establecidos para cada especie.
2.- Se entiende por pesca sin muerte aquella modalidad de pesca con caña, empleando exclusivamente anzuelos desprovistos de "muerte" o con ella rematada montados en aparejos de cebo artificial provistos de un solo anzuelo, salvo en el caso de utilizar mosca artificial cuyo aparejo podrá tener un máximo de tres moscas, en la que todos los ejemplares de peces capturados son devueltos vivos al agua de procedencia causándoles el mínimo daño posible.
La Consejería competente, en la Orden Anual de Pesca o en los Planes de aprovechamiento de los Cotos de Pesca, podrá imponer otras limitaciones para la práctica de esta modalidad.
3.- A los efectos de este Reglamento, y conforme a lo establecido en el apartado 5 del artículo 28 de la Ley de Pesca de La Rioja, tendrá también la consideración de pesca sin muerte, aquella en la que esté autorizada la retención de algún ejemplar sobresaliente, siempre que sea practicada conforme a las condiciones del apartado anterior.
4.- La Consejería competente podrá establecer en la aprobación de los respectivos planes de aprovechamiento de los cursos y masas de agua, las condiciones por las que se podrá extraer un número limitado de ejemplares sobresalientes en la práctica de esta modalidad de pesca.
5.- La pesca sin muerte se podrá practicar en todas las aguas libres o acotadas de la Comunidad Autónoma de La Rioja, salvo en los Cotos de Pesca Intensiva en los que se estará a lo que establezca su regulación específica. No obstante, para la práctica de pesca sin muerte en aguas acotadas se deberá estar en posesión de un permiso específico de esta modalidad.
6.- La Consejería competente podrá establecer tramos de pesca sin muerte, tanto en aguas libres como en Cotos en los cuales, ésta será la única modalidad de pesca permitida. Así mismo la Consejería competente podrá establecer días o periodos, tanto en aguas libres como en Cotos, en los cuales la pesca sin muerte sea la única modalidad de pesca permitida.
Artículo 27.- Señalización de cursos y masas de agua.
1.- Los Refugios, Vedados y Cotos de pesca, así como los tramos de pesca sin muerte, y el resto de aguas con limitaciones o prohibiciones específicamente contemplados en este Reglamento deberán estar debidamente señalizados conforme a lo que se determina en este artículo.
2.- La señalización de los cursos o masas de agua, con carácter general, se llevará a cabo mediante la colocación de dos tipos de señales, cuyos modelos figuran en el Anexo I del presente Decreto.
a) Señales de primer orden.
b) Señales de segundo orden.
3.- Las señales de primer orden serán carteles y llevarán escrita la leyenda indicadora del tipo de curso, tramo o masa de agua de que se trate, debiendo reunir las siguientes características:
a) Material: Cualquiera que garantice su adecuada conservación y rigidez.
b) Dimensiones: Forma rectangular de cincuenta centímetros de base por treinta y tres de altura.
c) Colores: Letras blancas sobre fondo verde institucional.
d) Dimensiones de las letras: Las que figuran en el Anexo I de este Reglamento.
e) Leyenda: Cualquiera de las que se relacionan a continuación, conforme corresponda al tipo de masa de agua o al motivo de la señalización:
1. Refugio de Pesca.
2. Vedado de Pesca.
3. Coto de Pesca.
4. Coto de Pesca Intensiva.
5. Tramo o Coto de Pesca sin muerte.
6. Tramo vedado.
7. Prohibido pescar.
f) Anagrama: Los carteles podrán ostentar el anagrama institucional del Gobierno de La Rioja.
4.- Las señales de segundo orden se emplearán para la señalización, en su caso, de los tramos de pesca en Cotos trameados y serán distintivos normalizados, conforme a las siguientes características:
a) Material: cualquiera que garantice su adecuada conservación y rigidez.
b) Dimensiones: forma rectangular de treinta centímetros de base por veinte de altura.
c) Colores: Letras blancas sobre fondo verde institucional.
d) Dimensiones de las letras: las que figuran en el Anexo I de este Reglamento.
5.- Las señales, tanto de primero como de segundo orden, deberán situarse a una distancia del suelo comprendida entre un metro y medio y dos metros, orientando su leyenda o distintivo hacia el exterior de las aguas objeto de señalización, y siempre sobre soportes propios.
6.- Cuando concurran circunstancias excepcionales y para dar difusión a otras limitaciones, prohibiciones o en general a información que redunde en la consecución de los objetivos de la Ley de Pesca y de este Reglamento, la Consejería competente podrá establecer señalizaciones con otras dimensiones, leyendas y tamaños de letra, en cursos, masas de agua o espacios ligados al medio acuático.

TITULO IV
DE LA CLASIFICACION Y ORDENACION DE LA PESCA

CAPITULO I
De la ordenación piscícola
Artículo 28.- Plan de General de Ordenación Piscícola de La Rioja.
1.- Con la finalidad de adecuar la gestión de los recursos piscícolas a los principios de la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad y del artículo 1 de la Ley 2/2006 de28 de febrero, de Pesca de La Rioja, la Consejería competente planificará el aprovechamiento de los recursos piscícolas.
2.- La Consejería competente, elaborará y aprobará el Plan General de Ordenación Piscícola de La Rioja, en el que, recogiéndose las particularidades de cada zona y analizando sus distintas posibilidades, se establecerá, entre otros, la clasificación y zonificación de los cursos o masas de agua, el régimen de protección para asegurar el adecuado y racional aprovechamiento de las especies así como los criterios para determinar en cada zona las bases de su aprovechamiento. Se tendrá en cuenta también lo que establezcan al respecto los Planes de Ordenación de Recursos existentes.
El Plan General de Ordenación Piscícola de La Rioja tendrá la consideración de Plan Técnico de Gestión de los recursos piscícolas de La Rioja.
Cuando las medidas de protección recogidas en el Plan puedan afectar a competencias atribuidas a los Organismos de Cuenca, se actuará, para su determinación, de forma conjunta y coordinada con aquellos. Así mismo, se solicitará informe del Consejo de Pesca de La Rioja.
3.- Conforme al principio expresado en el artículo 8 apartado f) de la Ley 2/2006 de 28 de febrero, de Pesca de La Rioja, el contenido de este Plan se pondrá en conocimiento de los Organismos de Cuenca para que sea tenido en cuenta en los instrumentos de planificación hidrológica.
4.- La Consejería competente será la encargada de la elaboración, tramitación y aprobación o revisión del Plan General de Ordenación Piscícola de La Rioja.
El contenido de este Plan incluirá, con el nivel de detalle adecuado a su estructura los siguientes aspectos:
a) La definición de objetivos del Plan.
b) La caracterización de los hábitats acuáticos de la Comunidad que incluya los distintos usos y actividades que afecten a su estado y evolución, así como a las poblaciones piscícolas quealbergan o a la gestión de la pesca.
c) Estudio de los distintos regímenes de caudales.
d) Inventario de las especies objeto de pesca y de fauna acuática, con diagnostico de su estado y evolución previsible.
e) Definición de objetivos de la gestión piscícola.
f) Propuesta de zonificación en función del régimen de aprovechamiento piscícola.
g) Estimación de la potencialidad piscícola de cada zona.
h) Propuesta general de medidas de gestión piscícola para cada zona propuesta. Estimación de las capturas a autorizar por poblaciones o tramos.
i) Planificación general de las actuaciones complementarias de mejora piscícola y de vigilancia.
Elaborado el borrador del Plan, la Dirección General que tenga atribuidas las competencias en materia de pesca, someterá el mismo a informe preceptivo del Consejo de Pesca de La Rioja. Emitido este, la Dirección General elaborará la propuesta de aprobación del Plan que elevará al titular de la Consejería competente para su definitiva aprobación, mediante Orden.
El Plan aprobado tendrá una vigencia de diez años, transcurridos los cuales se procederá a su revisión o a la elaboración de un nuevo Plan cuya tramitación y aprobación se hará por el mismo procedimiento.
No obstante, cuando existan circunstancias excepcionales que puedan afectar de forma importante a la viabilidad del Plan en vigor, la Dirección General que tenga atribuidas las competencias en materia de Pesca, podrá proponer las modificaciones oportunas del mismo y someterlas a la aprobación del titular de la Consejería competente conforme al procedimiento indicado.
Artículo 29.- Planes Técnicos de Pesca.
1.- En los cotos de pesca, todo aprovechamiento piscícola deberá realizarse conforme a un Plan Técnico justificativo de la cuantía de las capturas a realizar y cuya finalidad será la protección, fomento y aprovechamiento ordenado de los recursos piscícolas.
2.- Los Planes Técnicos de Pesca de los Cotos serán elaborados por técnicos competentes en la materia y aprobados por la Consejería competente.
3.- Una vez aprobado el Plan Técnico y durante su vigencia, el ejercicio de la pesca en el coto se regirá cada año por el correspondiente Plan de Pesca Anual, redactado conforme a aquél, y cuyas principales características estarán contenidas en la Orden Anual de Pesca.
4.- En todo caso, los Planes Técnicos de Pesca se adaptarán a las prevenciones del Plan General de Ordenación Piscícola de La Rioja a que se refiere el artículo 30 de la Ley 2/2006 de 28 de febrero, de Pesca de La Rioja y el artículo 28 de este Reglamento, así como a las de los Planes aprobados por las Administraciones competentes para la ordenación de recursos naturales, gestión de espacios naturales protegidos o para la conservación de la fauna catalogada como amenazada.
5.- En caso de que se produzcan hechos que alteren gravemente el medio acuático o las poblaciones de especies objeto de pesca, se podrá someter el Plan Técnico aprobado a revisión, de oficio por la Administración, o, en su caso, a instancia de la Entidad Colaboradora encargada de la gestión de los aprovechamientos del Coto.
Artículo 30.- Contenido de los Planes Técnicos de Pesca.
1.- Los Planes Técnicos de Pesca de los Cotos de Pesca fijarán las directrices para la gestión y aprovechamiento piscícola del Coto y contendrán como mínimo:
a) Descripción de la masa de agua acotada, límites, accesos, régimen de propiedad de los terrenos adyacentes, infraestructuras, aprovechamientos y usos que afecten al hábitat acuático, a sus poblaciones y a la actividad piscícola.
b) Entidad que gestiona el aprovechamiento del Coto.
c) Características de las aguas y de sus biocenosis.
d) Especies objeto de pesca que sustenta y estado de sus poblaciones. Inventario de recursos piscícolas y estudios poblacionales.
El inventario se realizará empleando preferentemente métodos de capturas sucesivas por unidad de esfuerzo o captura-recaptura, con intensidad que permita estimaciones de población con unerror inferior al 10% para un intervalo de confianza del 95%. La estimación de poblaciones se hará por separado para cada especie. Los datos del inventario permitirán obtener para la especie principal, como mínimo, los siguientes parámetros poblacionales:
1. Existencias por clases de edad.
2. Biomasas y producciones por clases de edad.
3. Curvas de crecimiento.
4. Porcentajes de maduración de hembras por clases de edad.
5. Tasas de fecundidad.
6. Tasas de mortalidad de las clases reclutadas y no reclutadas.
e) Estimación de la potencialidad natural de las aguas en producción de especies objeto de pesca.
f) Situación del Coto respecto de las prevenciones contenidas en el Plan General de Ordenación Piscícola de La Rioja.
g) Clasificación del Coto conforme al contenido de los artículos 22 y 23 de este Reglamento.
h) Régimen de aprovechamiento de las especies objeto de pesca del Coto.
i) Zonificación del Coto. Tramos de pesca.
j) Objetivos de la planificación.
k) Plan de Pesca: Especies objeto de pesca y estimación de capturas anuales máximas admisibles, con determinación, conforme a los objetivos de la planificación, de: tallas mínimas, cupos de captura,.periodos, días y horas hábiles, número de pescadores por día hábil, modalidades de pesca permitidas, medios, artes y cebos autorizados, todo ello acorde a las extracciones admisibles previstas.
l) Número y clase de permisos a expedir y forma de expedición.
m) Programa de mejoras e inversiones. Actuaciones sobre el hábitat, actuaciones sobre las poblaciones, plan de repoblaciones, sueltas o introducción de especies, control de predadores, mejora de accesos e infraestructuras para facilitar la pesca.
n) Programa de seguimiento y vigilancia.
ñ) Presupuesto.
o) Cartografía.
2.- La Consejería competente podrá establecer normas complementarias para la elaboración y aplicación de los Planes Técnicos de Pesca.
Artículo 31.- Tramitación de los Planes Técnicos de Pesca, Planes de Pesca Anuales e Informes de Gestión.
Los Planes Técnicos de Pesca tendrán la vigencia que se determine en la aprobación del mismo. Con carácter general tendrán una duración máxima de cinco años.
Los Planes Técnicos de Pesca de los Cotos cuya gestión de aprovechamiento la realice la Consejería competente serán elaborados y aprobados por ésta.
Los Planes Técnicos de Pesca de los Cotos cuya gestión de aprovechamiento la realice una Entidad Colaboradora, serán elaborados a cargo de ésta por un técnico competente en la materia y serán presentados por dicha Entidad para su aprobación por la Consejería competente antes del día 30 de septiembre del año anterior al que deba comenzar su vigencia.
Aprobado el Plan Técnico de Pesca de un Coto cuya gestión de aprovechamiento sea realizada por una Entidad Colaboradora, anualmente ésta deberá presentar ante la Consejería competente, un Informe de la gestión ejecutada en el año y un Plan de Pesca Anual para el próximo año conforme a lo establecido en el artículo 84 de este Reglamento.
La Consejería competente resolverá la aprobación de los Planes y los Informes de gestión en el plazo de tres meses desde su presentación. Transcurrido ese plazo sin que hubiese recaído resolución, se entenderán desestimados en su integridad. Si la resolución consistiera en una aprobación parcial y condicionada de los Planes, la Entidad Colaboradora estará obligada a efectuar en el Plan las modificaciones concretas exigidas. En caso de no realizarlas o de no cumplir todos y cada uno de los condicionantes impuestos, la resolución final será denegatoria.
En tal caso la Entidad Colaboradora deberá presentar un nuevo Plan Técnico que cumpla las previsiones contenidas en la resolución quedando suspendida la actividad piscícola en el Coto hasta su aprobación por la Consejería competente. De no hacerlo así, la Consejería competente,podrá anular el encargo de gestión del aprovechamiento y privar a la Entidad de la consideración de colaboradora.
Las Ordenes Anuales de Pesca recogerán de forma adecuada las prevenciones contenidas en los Planes anuales de aprovechamiento de los Cotos de Pesca aprobados.
Artículo 32.- Planes de Aprovechamiento de las Aguas Libres.
1.- La Consejería competente elaborará un Plan de Aprovechamiento para las Aguas Libres, de conformidad con lo que establezca el Plan General de Ordenación Piscícola de La Rioja, cuyos resultados se incorporarán a las prevenciones que para este tipo de aguas se establezcan en la Orden Anual de Pesca.
2.- El Plan de Aprovechamiento Anual para las Aguas Libres será elaborado y aprobado por la Consejería competente. El contenido del mismo se asimilará de modo proporcionado a las previsiones de los artículos 28 y 30 de este Reglamento. En él se determinarán cuantos extremos se consideren necesarios para conseguir un aprovechamiento ajustado a la planificación efectuada y como mínimo, para cada tramo y para cada una de las especies pescables:
a) Periodo y días hábiles.
b) Número de capturas por pescador y día.
c) Tallas mínimas.
d) Modalidades de pesca autorizadas.
e) Artes y cebos permitidos.
f) Limitaciones por razón de sitio.
g) Cuantos extremos se consideren necesarios para ajustar el aprovechamiento a la planificación efectuada.
Artículo 33.- Inventarios de Poblaciones Acuáticas y Registros de Capturas.
1.- Para la elaboración y control de la Planificación antes descrita, la Consejería competente realizará los trabajos necesarios para disponer de una estimación suficiente del estado y evolución de las poblaciones de especies objeto de pesca, así como una estimación de las capturas efectuadas cada campaña.
2.- Con objeto de conseguir una estimación de las capturas obtenidas en una campaña piscícola, la Consejería competente podrá exigir la entrega por parte del pescador de partes de captura de determinadas especies en la forma y condiciones previstas en la Orden anual de pesca.

CAPITULO II
De la orden anual de pesca
Artículo 34.- Orden Anual de Pesca.
1.- La Consejería competente, oído el Consejo de Pesca de La Rioja, aprobará la Orden Anual de Pesca aplicable a los cursos y masas de agua situados en el ámbito territorial de La Rioja y en la que figurará, conforme a lo establecido en los diferentes instrumentos de planificación regulados en el Capítulo I de este Título, cuanta normativa resulte conveniente difundir para la correcta ejecución de los aprovechamientos piscícolas en los diferentes cursos y masas de agua.
2.- En la Orden Anual de Pesca se especificará, al menos,:
a) La relación de especies pescables y comercializables.
b) Para cada especie pescable:
1. Número máximo de capturas por pescador y día.
2. Talla mínima.
3. Épocas, días y horas hábiles de pesca.
4. Modalidades de pesca, artes y cebos autorizados.
c) Distribución de los cursos y masas de agua conforme al artículo 18.
d) Limitaciones, vedas y prohibiciones especiales.
e) Regulación específica de los Cotos de Pesca.
f).- Convocatoria de la oferta pública de permisos de pesca.

TITULO V
DE LA PROTECCION, CONSERVACION Y FOMENTO DE LAS ESPECIES

CAPITULO I
De las prohibiciones de carácter biológico
Artículo 35.- Períodos hábiles.
1.- La Orden Anual de Pesca establecerá, con carácter general, un período hábil de pesca para cada especie. No obstante podrá establecer excepciones a dicho periodo general en diferentes tramos o masas de agua en función de la planificación efectuada para cada uno de ellos.
2.- En la Orden Anual de Pesca la Consejería competente determinará los días hábiles de pesca dentro del periodo establecido para cada especie, tramo y masa de agua.
3.- Siempre que en una masa de agua estén presentes varias especies y alguna esté vedada, la veda se extenderá a todas aquellas cuya captura se pueda realizar con los mismos artes de pesca, aparejos o cebos utilizados para la especie vedada, salvo autorización expresa de la Consejería competente.
4.- Con carácter general el ejercicio de la pesca sólo podrá realizarse en el periodo comprendido entre una hora antes de la salida del sol y un hora después de su puesta, tomándose del almanaque las horas de orto y del ocaso, salvo cuando se trate de pesca del cangrejo, cuyo horario se fijará a través de la Orden Anual de Pesca cuando sea diferente del anterior. No obstante por motivos de simplicidad la Consejería competente podrá determinar horas fijas para el comienzo y cese de la pesca.
5.- En los cotos de Pesca Intensiva podrá practicarse la pesca durante el periodo que se fije en sus correspondientes Planes Técnicos aprobados, con independencia del periodo hábil establecido con carácter general para la especie en la Orden de Pesca Anual, si bien, fuera de éste, deberán devolverse a las aguas causándoles el mínimo daño posible todos los ejemplares de las especies distintas a las utilizadas para las sueltas o repoblaciones en que se fundamenta el aprovechamiento intensivo del Coto.
Artículo 36.- Dimensiones mínimas.
1.- La Consejería competente establecerá en la Orden Anual de Pesca las dimensiones mínimas de las especies pescables esa temporada. En función de la planificación de los aprovechamientos la dimensión mínima de una especie podrá variar según sean los diferentes tramos de cursos y masas de agua en que se aplique. En cualquier caso deberá tenerse en cuenta en su determinación lo establecido en el artículo 2.4 de este Reglamento.
2.- A los efectos de este Reglamento, se entenderá por dimensión de los peces la longitud comprendida entre la extremidad anterior de la cabeza y el punto medio de la parte posterior de la aleta caudal o cola extendida, y para el cangrejo, la comprendida entre los ojos y el extremo de la cola, también extendida.
Artículo 37.- Número máximo de capturas por pescador.
1.- La Consejería competente, con el fin de garantizar el aprovechamiento sostenible de los recursos piscícolas, establecerá cupos de capturas por pescador y día para las especies pescables que considere necesario.
2.- Además se establecerán, en la Orden Anual de Pesca, los cupos específicos para cada tramo o masa de agua y especie pescable.
3.- Deberá abandonarse la práctica de la pesca una vez alcanzado el cupo correspondiente establecido para cada especie y modalidad de pesca en los tramos o masas de agua en que se estuviese pescando.
Igualmente deberá abandonarse la práctica de la pesca de una determinada especie cuando se alcance el cupo de capturas por pescador y día al que se refiere el punto 1 anterior. En todo caso, en cualquier clase de aguas, será obligatorio retener los peces muertos de talla superior a la medida mínima establecida, quedando prohibido devolverlos a las mismas. Si se produce esta circunstancia practicando pesca sin muerte, se considerará que a partir de ese momento, si se continua la pesca, esta tendrá la consideración de tradicional.
Con objeto de limitar los daños en las poblaciones de especies objeto de pesca, la Consejería competente podrá establecer en la Orden Anual de Pesca, cursos o masas de agua en los que todo pescador que practique la pesca tradicional no podrá prolongar la acción de pesca haciendo selección de capturas y deberá retener los ejemplares que superen la talla mínima establecida hasta alcanzar el cupo correspondiente. En la pesca sin muerte, una vez retenido el primer ejemplar sobresaliente, deberán retenerse todos los ejemplares sobresalientes que se capturenhasta alcanzar el número autorizado.
4.- Podrá hacerse excepción en lo relativo a número de capturas por pescador y día, cuando se practique la pesca en Cotos de Pesca Intensiva. En tales casos se estará a lo que establezca la regulación específica del Coto correspondiente.
Artículo 38.- Daños en las especies objetos de pesca.
Se prohíbe causar mortalidades innecesarias a las especies objeto de pesca en cualquiera de sus estados de desarrollo, como consecuencia de prácticas, actividades, tratamientos u obras manifiestamente, inadecuadas o gravemente nocivas.
Se considerarán dichas mortalidades como masivas cuando se produzcan como consecuencia de una grave alteración del medio, afecten a la mayor parte de los individuos de las especies objeto de pesca o de las especies del medio acuático presentes, o reduzcan notablemente la capacidad biogénica del mismo.
Artículo 39.- Adopción de medidas urgentes.
1.- La Consejería competente podrá adoptar, siempre que las condiciones hidrológicas, biológicas o ecológicas lo aconsejen y previos los informes y asesoramientos que estime oportunos, las siguientes medidas urgentes:
a) Modificar los períodos hábiles establecidos en la Orden Anual de Pesca.
b) Establecer la veda total o parcial de determinadas especies de la fauna acuática.
c) Fijar limitaciones respecto de los métodos de pesca, cebos y cupos para determinadas especies, masas de agua o épocas.
Siempre que sea posible se solicitará informe del Consejo de Pesca de La Rioja. Cuando la urgencia no lo permita, en todo caso, se le informará de las medidas adoptadas.
2.- Las medidas urgentes tomadas de acuerdo con lo previsto en este artículo deberán ser publicadas en el Boletín Oficial de La Rioja.

CAPITULO II
De las prohibiciones por razón de sitio.
Artículo 40.- Distancias mínimas.
1.- La distancia mínima entre pescadores para la pesca con caña será de 10 metros. Esta distancia podrá reducirse de común acuerdo entre los pescadores.
2.- Si un pescador hubiera clavado un pez que por su tamaño o resistencia lo requiera, podrá exigir de los restantes, situados en sus inmediaciones, la retirada de sus aparejos hasta que el ejemplar sea capturado o se libere.
3.- Para la pesca de cangrejos, cada pescador no podrá calar reteles ocupando más de la distancia de orilla que determine la Orden anual de pesca; ni colocarlos a menos de diez metros de donde otro pescador los hubiese puesto o los estuviese calando, salvo que acuerden entre sí otra distancia.
4.- En los cursos o masas de agua en los que esté autorizada la pesca con red, para la colocación de estas se guardará al menos una distancia de cien metros aguas arriba o abajo en la misma o en la opuesta orilla donde otro la hubiera colocado.
Artículo 41.- Pesca en canales de derivación.
1.- En los canales de derivación o de riego se prohíbe la pesca con toda clase de artes, excepto la pesca con caña y la de cangrejos autorizados con retel.
2.- En los canales de derivación, cuya anchura media sea menor de un metro o cuya profundidad media sea menor de veinte centímetros, se prohíbe el ejercicio de la pesca; salvo la del cangrejo que se podrá practicar en las condiciones que determine la Orden anual de pesca.
3.- La Consejería competente podrá prohibir o limitar la pesca con caña en canales de derivación o de riego aun cuando cumplan los requisitos exigibles según el apartado anterior, cuando lo estime necesario para asegurar la adecuada protección del medio acuático o de las especies objeto de pesca, la seguridad de las personas o la integridad de las infraestructuras.
En tales casos, de no estar señalizados por la Consejería competente conforme a lo regulado en el artículo 27, deberán venir especificados en la correspondiente Orden Anual de Pesca bien mediante relación en la que figuren sus denominaciones y ubicaciones, o bien definiendo las características de aquellos en que se establezca esta prohibición.
Artículo 42.- Distancias en presas y escalas.
1.- En todo tipo de obras o estructuras utilizadas como pasos o escalas de peces instalados en presas o diques, queda prohibido pescar con toda clase de artes.
Queda prohibido también pescar con caña las aguas situadas a una distancia menor de 10 metros de los diques o presas aguas abajo de las mismas. Estas distancias serán de cincuenta metros en las aguas trucheras y para la pesca con red en las aguas ciprinícolas en las que estuviera autorizada. Así mismo queda prohibido pescar con caña en las aguas situadas a menos de diez metros de las entradas o salidas de los pasos o escalas cuando estas no estén incluidas en la zona anterior. La Consejería competente determinará en la Orden Anual de Pesca los diques o presas en que será de aplicación las prohibiciones citadas.
En el resto de diques o presas no especificadas en la Orden de Anual Pesca, quedará prohibido pescar con caña a menos de diez metros de las entradas o salidas de los pasos o escalas y aguas abajo en toda la anchura del río hasta una distancia que incluya el pozo o balsa formado inmediatamente debajo del la presa, que constituye el colchón de las aguas que vierten por el paramento.
2.- Podrá pescarse con caña en las llamadas "presas sumergidas", entendiéndose por tales aquellas, en las que el agua vierte por encima del paramento de coronación y que pueden ser fácilmente remontados por los peces sin necesidad de escala.
3.- Con independencia de las restricciones para la práctica de la pesca en infraestructuras hidráulicas que los Organismos competentes en materia de aguas puedan establecer, la Consejería competente, en la Orden anual de Pesca, podrá determinar los grandes embalses en los que estará prohibido practicar la pesca con caña estando situado el pescador sobre los muros de sus presas o diques o a una distancia inferior a 50 metros de estos.
Artículo 43. Otras prohibiciones por razones de sitio.
La Consejería que tenga atribuidas las competencias en materia de pesca podrá establecer prohibiciones de pesca en determinados tramos o masas de agua con el fin de proteger la estancia y reproducción de determinadas especies de la fauna silvestre.
CAPITULO III
De los medios y procedimientos de pesca
Artículo 44.- Pesca con caña.
1.- Se entenderá por pesca con caña la que se realiza utilizando una caña elástica de cualquier material, controlada por el pescador, provista de línea o sedal en cuyo extremo se dispone de un aparejo con cebos anzuelados con objeto de prender a los peces por la boca. Salvo las excepciones contempladas en el artículo 46, la pesca de peces se autoriza exclusivamente mediante el uso de la caña.
2.- Con carácter general, en la pesca con caña en las aguas declaradas trucheras, cada pescador solo podrá utilizar una caña. Cuando la tenga tendida, no podrá distanciarse de ella mas de cuarenta metros.
3.- En las demás aguas, cada pescador podrá utilizar un máximo de dos cañas situadas de forma tal que la separación máxima entre ambas sea inferior a veinte metros y entre cualquiera de ellas y el pescador de cuarenta metros.
4.- En ambos casos la tenencia de mayor número de cañas requerirá que el resto no se encuentren dispuestas para el uso.
5.- Una caña se considera dispuesta para el uso cuando estando provista de carrete, línea o aparejo se porte fuera de una funda.
6.-Como elementos auxiliares para la extracción de las capturas se autoriza únicamente el empleo de la sacadera. La sacadera solo podrá utilizarse como elemento auxiliar en la pesca con caña para extraer las capturas efectuadas con aquélla, estando prohibido su uso como arte o medio de pesca.
Artículo 45.- Pesca con retel.
Para la pesca autorizada de cangrejos sólo estará permitido el uso de reteles entendiéndose por tales los dispositivos lastrados, planos en reposo, constituidos por uno o dos aros con dimensión máxima de cuarenta centímetros de diámetro y una malla de luz superior a un centímetro, a los que son atraídos los cangrejos mediante un cebo, siendo atrapados únicamente en el momentode izado del arte.
Con carácter general, cada pescador podrá utilizar un máximo de diez reteles. La colocación de los mismos se hará conforme a lo regulado en el artículo 40.3 de este Reglamento.
Se prohíbe el cebado de las aguas para la pesca del cangrejo, así como arrojar a las mismas los restos de cebo empleados o sobrantes.
Artículo 46.- Pesca con red.
1.- Queda prohibido el uso de redes para la pesca en todas las aguas trucheras de la Comunidad Autónoma de La Rioja.
2.- En la Orden Anual de Pesca la Consejería competente podrá autorizar el empleo de redes, de uso no prohibido, en aquellos tramos o masas de agua ciprinícolas donde sea tradicional su empleo y se compruebe que su práctica no causa daños a las poblaciones de peces ni perturbe el ejercicio de la pesca con caña.
3.- En cualquier caso, conforme al artículo 7, para su práctica se requerirá estar en posesión de un permiso especial expedido por la Consejería competente que además podrá exigir que las redes sean contrastadas previamente por ella y su uso avalado mediante la colocación de precintos. Todas las personas que intervengan en el manejo de las redes y en su caso de las embarcaciones desde las que se calen, deberán estar en posesión de licencia de pesca.
4.- Para la pesca con red se requerirá que estas cumplan las características que se determinen en la autorización correspondiente.
5.- Queda prohibido el empleo de redes fijas y de arrastre, así como de aquellas que abarquen más de la mitad del ancho de la corriente que discurra cuando se pesca.
En cualquier caso queda prohibido el empleo de redes de mas de treinta metros de longitud y las de mas de tres metros de altura, bien en una sola red o de varias empalmadas.
Artículo 47.- Pesca desde embarcaciones.
1.- La Consejería competente, de acuerdo con la determinación del organismo de cuenca de las zonas hábiles para la navegación, determinará en la correspondiente Orden Anual de Pesca los cursos y masas de agua donde se permita el empleo de embarcaciones para la práctica de la pesca. En cualquier caso, con carácter general, queda prohibida la pesca desde embarcación en todas las aguas trucheras de la Comunidad Autónoma de La Rioja.
2.- Toda embarcación empleada en la práctica de la pesca deberá contar con la correspondiente matrícula regulada en el artículo 8 de este Reglamento. Además deberá contar con el permiso de navegación del Organismo de Cuenca correspondiente.
Artículo 48.- Medios y procedimientos prohibidos.
En la Comunidad Autónoma de La Rioja se prohíbe, en el ejercicio de la pesca, los siguientes medios o procedimientos:
a).- Las redes o artefactos no selectivos de cualquier tipo cuya malla, luz o dimensiones no permitan el paso de peces con una talla igual o inferior a los ocho centímetros.
b).- Construir obstáculos, muros u otras estructuras que sirvan como medio directo de pesca o a los que se puedan sujetar instrumentos o artes que la faciliten, así como cualquier procedimiento que implique la instalación de obstáculos, empalizadas o barreras de piedra, maleza u otro material, para encauzar las aguas para obligar a los peces a seguir una dirección determinada o la alteración de los cauces, caudales o vegetación acuática para facilitar la pesca.
c).- Queda prohibido colocar en las presas o diques y, en general, en cuantas construcciones constituyan la instalación de un aprovechamiento hidráulico, toda clase de artefactos que faciliten la captura de los peces a su paso por aquéllas.
d).- Los aparatos electrocutantes o paralizantes, fuentes luminosas artificiales, explosivos, sustancias venenosas o desoxigenadoras de las aguas, paralizantes, tranquilizantes, atrayentes o repelentes.
e).- Las redes compuestas como trasmallos y esparaveles; redes con armazón y sin trampa como rediscas, cucharas, balanzas, candiles, mangas, cribas y rastrillos; redes con armazón y provistas de trampa como butrones y garlitos; artes punzantes de enganche libre como baterías de cañas, sedales durmientes y palangres; artes punzantes de enganche forzado como poteras, grampines, tridentes, fítoras, garfios, garras y arpones; nasas, arco y flechas, ballestas, así como cualquier artede acción similar. También el empleo de ladrillos, haces de leña, gavillas o artes o medios de acción similar para la pesca.
f).- Los peces vivos utilizados como cebo, así como cebar las aguas antes o durante la pesca, salvo en los casos en que la Orden anual de pesca se autorice para la pesca en aguas ciprinícolas.
g).- Pescar sobre aparatos de flotación que no cuenten con autorización del organismo de cuenca.
h).- En aguas trucheras, el empleo como cebo de toda clase de huevos, incluidos los artificiales o similares, el gusano de carne o asticot y el pez muerto.
i).- El empleo de cualquier procedimiento de pesca declarado nocivo por la Consejería competente, incluso cuando siendo lícito con carácter general, aquélla lo considere perjudicial en determinados tramos o masas de agua y lo haya prohibido en ellas.
Artículo 49.- Pesca científica
La Consejería competente podrá autorizar la captura de fauna piscícola con fines de investigación en cualquier época del año, en los lugares y con los métodos de captura que se consideren adecuados.
Los investigadores interesados en efectuar capturas de especies objeto de pesca deberán dirigir solicitud a la Consejería competente, exponiendo los objetivos del trabajo, las necesidades y métodos de captura, los lugares y fechas propuestos y el número de personas que pretenden efectuarla. Deberá adjuntarse a la solicitud un informe motivado de la institución directamente relacionada con la actividad investigadora del peticionario.
Las autorizaciones serán personales e intransferibles y deberán especificar: Personas autorizadas con sus datos de identificación, métodos de capturas autorizados, características de las artes o medios de pesca a utilizar, especies objeto de captura, lugares y fechas de actuación autorizados, número y características de las piezas a retener en su caso y destino de las mismas, valores máximos de daños admisibles originados al medio acuático y a sus poblaciones objeto de pesca por el correcto empleo de las técnicas autorizadas y cuantas limitaciones se consideren para el adecuado control de la ejecución de la autorización.
El investigador estará obligado a presentar dicha autorización en cualquier momento que le sea requerido por los agentes de la autoridad o los agentes auxiliares de la autoridad.
En caso de utilizar métodos no autorizados para la pesca deportiva o el empleo de métodos autorizados en épocas o lugares prohibidos, deberá notificar a la Consejería competente el programa de actuaciones previsto con una antelación mínima de diez días hábiles al comienzo de las actuaciones autorizadas con objeto de que aquella adopte las medidas de control que considere oportunas. Dicho programa, debidamente aprobado por la Consejería competente deberá acompañar a la autorización de pesca científica para que esta sea válida.
En un plazo de dos meses a partir de la fecha de caducidad de la autorización el investigador deberá informar a la Consejería competente del uso hecho de la misma y de los resultados de capturas obtenidos.
La no presentación de este informe excluirá definitivamente cualquier posibilidad de renovación de la autorización o de la concesión de otras a favor del investigador peticionario.

TITULO VI
De la acuicultura, las repoblaciones, transporte y comercialización de la pesca

CAPITULO I
De la acuicultura
Artículo 50 al 57.
CAPITULO II
De la comercialización, tenencia y transporte de la pesca.
Artículo 58 al 62.
CAPITULO III
De las repoblaciones
Artículo 63.

TITULO VII
DE LA ADMINISTRACION DE LA PESCA

CAPITULO I
De la administración
Artículo 64 AL 68.
CAPITULO III
De las entidades colaboradoras
Artículo 69 AL 76.
CAPITULO IV
Del encargo de gestión del aprovechamiento de cotos de pesca a entidades colaboradoras
Artículo 77 AL 87.
TITULO VIII
De la vigilancia
Artículo 88.- Autoridades competentes.
1.- La vigilancia de la actividad piscícola en la Comunidad Autónoma de La Rioja así como del riguroso cumplimiento de lo preceptuado en la Ley 2/2006 de 28 de febrero, de Pesca de La Rioja, en este Reglamento y demás disposiciones que la desarrollen será desempeñada por:
a) Los Agentes Forestales del Gobierno de La Rioja.
b) Los Agentes de la Guardia Civil, de otros Cuerpos de Seguridad del Estado competentes, y de las Policías locales, de conformidad con lo establecido en su legislación específica.
c) Los Guardas Particulares del Campo, de acuerdo con lo establecido en la Ley de Seguridad Privada y en la Ley de Pesca de La Rioja.
d) Los Vigilantes de Pesca y de conformidad con lo establecido en Ley de Pesca y en este Reglamento.
2.- A los efectos previstos en la Ley 2/2006 de 28 de febrero, de Pesca de La Rioja y en este Reglamento, tienen la condición de Agentes de la Autoridad los grupos comprendidos en las letras a) y b) del apartado primero del presente artículo y de Agentes Auxiliares de la Autoridad, los grupos relacionados en las letras c) y d).
En las denuncias contra los infractores de la Ley de Pesca, las declaraciones de todos los agentes relacionados en el punto 1 de este artículo tendrán valor de fe pública, salvo prueba en contrario.
3.- Las autoridades competentes están obligadas a velar por el cumplimiento de la normativa de pesca, denunciando las infracciones a la Ley 2/2006 de 28 de febrero, de Pesca de La Rioja, a este Reglamento y demás disposiciones que la desarrollen de las que tuvieren conocimiento así como procediendo al decomiso de las piezas y artes o medios de pesca empleados para cometerlas, de conformidad con el correspondiente expediente sancionador. Con carácter general, deberán denunciar cuantas infracciones a la legislación vigente sobre pesca y conservación de la naturaleza detecten en el plazo máximo de dos días hábiles desde su conocimiento, salvo causa justificada de la que habrán dar cuenta.
4.- Los Agentes de la Autoridad y sus Agentes Auxiliares, en el ejercicio de sus funciones de vigilancia, inspección y control, tendrán acceso a todo tipo de cursos y masas de agua existentes en su ámbito territorial de actuación.
5.- Igualmente los Agentes de la Autoridad tendrán acceso a todo tipo de instalaciones relacionadas con la actividad piscícola.
6.- Los Agentes de la Autoridad y sus Agentes Auxiliares, estarán capacitados para, en los casos de incumplimiento de las normas reguladoras de las distintas modalidades de pesca, o de las preceptivas autorizaciones administrativas, suspender las acciones de pesca o la ejecución de lo autorizado.
7.- En todo lo que se refiere al cumplimiento de la Ley de Pesca, las personas relacionadas en los grupos c) y d) del apartado 1 de este artículo, estarán sometidas a la disciplina y jurisdicción de la Consejería competente por su condición de Agentes Auxiliares de ésta.
En consecuencia, el incumplimiento de sus obligaciones en el desempeño de su trabajo o la comisión de infracciones a la Ley 2/2006 de 28 de febrero, de Pesca de La Rioja a este Reglamento y demás disposiciones que la desarrollen, dará lugar al correspondiente expediente sancionador conforme a lo regulado en el Título X de la Ley 2/2006 de 28 de febrero, de Pesca de La Rioja.
8.- Los agentes auxiliares referidos en los apartados c) y d) del punto 1 de este artículo, para ejercer como tales deberán estar contratados por una entidad colaboradora encargada en régimen de Convenio de Colaboración de la gestión de los aprovechamientos de cotos de pesca, o, en su caso, por la Consejería competente.
A tal efecto, las entidades colaboradoras contratantes deberán notificar previamente a la Consejería competente la formalización de contratos para la realización de labores de vigilancia piscícola con este tipo de agentes auxiliares, en la que deberán indicar:
a) Datos de identificación de los agentes auxiliares contratados.
b) Periodo de contratación.
c) Cotos de pesca en que ejercerán vigilancia.
Su actividad quedará restringida al ámbito territorial de los Cotos de Pesca para los que hayan sido contratados y a los cursos o masas de agua adyacentes a ellos en las condiciones que, en su caso, se especifiquen en el Convenio de Colaboración para la gestión del aprovechamiento de cotos de pesca establecido con la Entidad Colaboradora contratante.
No obstante, estarán habilitados en todo caso para denunciar las infracciones que detecten desde su ámbito de actuación en los cursos o masas de agua adyacentes. En tales casos comunicarán de forma inmediata los hechos a un agente de la autoridad con actuación en la zona.
La Consejería competente controlará y actualizará los datos de los agentes auxiliares contratados y las condiciones de épocas y lugares en que estarán habilitados para actuar como tales conforme a lo establecido en la Ley de Pesca de La Rioja y en este Reglamento.
Artículo 89.- Vigilantes de Pesca.
1. Corresponde a la Consejería competente el nombramiento de los vigilantes de pesca, cuyas funciones serán:
a) Vigilancia y labores relacionadas con la gestión piscícola de los cursos y masas de agua para los que esté habilitado.
b) Actuar como auxiliares de los agentes de la autoridad detallados en el apartado 2 del artículo anterior cuando sean requeridos para ello en su ámbito de actuación.
2. Los requisitos que se exigirán para acceder a la condición de vigilante de pesca serán:
a) Ser mayor de edad.
b) Poseer la aptitud física y la capacidad psíquica necesarias para el ejercicio de sus funciones sin padecer enfermedad que impida el ejercicio de las mismas.
c) Carecer de antecedentes penales y no estar inscrito en la Base de Datos de infractores de pesca de la Consejería competente.
d) Superar una prueba teórico práctica que versará sobre los siguientes temas: Legislación de pesca, especies objeto de pesca y protegidas, modalidades de pesca, medios de pesca, nociones de cartografía, ordenación y gestión piscícola, normas de seguridad y tramitación de denuncias.
Para tener acceso a la prueba teórico-práctica, los interesados deberán presentar solicitud avalada por las Entidades Colaboradoras encargadas de la gestión del aprovechamiento piscícola de Cotos de Pesca o por sus asociaciones o federaciones, interesados en contratarle, ante la Consejería competente acompañada de Certificado de Antecedentes Penales y Certificado Médico que acredite el cumplimiento de los requisitos establecidos en el apartado b).
Superada la prueba teórico-práctica, para poder acceder al nombramiento como vigilante de pesca, deberán juramentarse ante la Consejería competente.
El nombramiento tendrá un periodo de validez de cinco años, para cuya renovación deberá acreditar el cumplimiento de las condiciones b) y c).
3. Para acceder al nombramiento como vigilante de pesca y poder ejercer sus funciones, deberán estar contratados por los titulares de las Entidades Colaboradoras encargadas de la gestión del aprovechamiento piscícola de Cotos de Pesca o por sus asociaciones o federaciones, o, en su caso, por la Consejería competente.
Será obligación, en todos los casos, de la Entidad Colaboradora encargada de la gestión del aprovechamiento del Coto de Pesca poner en conocimiento de la Consejería competente la formalización de dichos contratos conforme a la legislación laboral vigente y la rescisión de los mismos.
El vigilante de pesca no podrá ser en ningún caso socio de las Sociedades Deportivas de Pescadores Colaboradoras encargadas de la gestión de aprovechamientos de Cotos de Pesca en los que ejerza su actividad profesional.
Ejercerán su actividad como vigilantes sin armas.
En el ejercicio de sus funciones deberán ir provistos en todo momento de teléfono móvil u otro medio de telecomunicación equivalente. El número de teléfono deberá ser puesto en conocimiento de la Consejería competente.
4. Su actividad quedará restringida al ámbito territorial de los Cotos de Pesca para los que hayan sido contratados y a los cursos o masas de agua adyacentes a ellos en las condiciones que, en su caso, se especifiquen en el Convenio de Colaboración para la gestión del aprovechamiento de cotos de pesca establecido con la Entidad Colaboradora contratante.
No obstante, estarán habilitados en todo caso para denunciar las infracciones que detecten desde su ámbito de actuación en los cursos o masas de agua adyacentes. En tales casos comunicarán de forma inmediata los hechos a un agente de la autoridad con actuación en la zona.
5. Los vigilantes de pesca de la Comunidad Autónoma de La Rioja tendrán el mismo uniforme y distintivo del cargo.
Las prendas superiores del uniforme de los vigilantes de pesca serán de color caqui (Pantone S 308-9) y las inferiores pantalones serán de color marrón (Pantone S-25-1).
En ningún caso deberán portar publicidad en ninguna de sus prendas.
Los distintivos de su cargo serán dos: uno para identificar la profesión y otro para identificación personal y del ámbito de actuación.
El primero irá pegado o cosido, en la parte superior de la manga izquierda de la prenda exterior, a 9 centímetros por debajo de la costura de la hombrera.
El segundo será una tarjeta acreditativa en la que, junto a la foto del vigilante, figurarán su nombre y apellidos y los Cotos de Pesca para los que está habilitado. Ira sujeto en el lado izquierdo de la parte delantera de la prenda superior externa del uniforme.
Ambos serán de los modelos establecidos en el Anexo II de este Reglamento y serán proporcionados por la Consejería competente al vigilante previa presentación de los contratos de trabajo que le habiliten para ejercer sus funciones.
Cualquier variación en los contratos que le habilitan, exigirá la renovación de la tarjeta identificativa del vigilante. La rescisión total de los contratos exigirá la devolución de todos los distintivos de su cargo que le hayan sido entregados.
Para el desempeño de sus funciones, el vigilante de pesca deberá portar el uniforme y distintivos que le identifiquen.
6. Los Vigilantes de Pesca deberán denunciar cuantas infracciones a la legislación vigente sobre pesca y conservación de la naturaleza detecten en el plazo máximo de dos días hábiles desde su conocimiento, salvo causa justificada de la que habrán dar cuenta.
Las denuncias se formalizarán ante el órgano de la Administración General de la Comunidad Autónoma competente o ante el puesto de la Guardia Civil correspondiente.
7. De toda incidencia que pueda ser grave o resultar de interés para el mejor conocimiento y conservación de la naturaleza, el vigilante de pesca elevará un parte a la Entidad Colaboradora contratante, quien, en su caso, lo pondrá a disposición del órgano competente de la Administración General de la Comunidad Autónoma.
Artículo 90.- Vigilancia de los Cotos de Pesca.
Sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo precedente, todo Coto de Pesca gestionado en régimen de Convenio de Colaboración con la Consejería competente por una Entidad Colaboradora deberá disponer de un servicio de vigilancia a cargo de dicha Entidad cuyas características se determinarán en dicho Convenio de Colaboración.
Corresponderá a la Consejería competente dotar a los Cotos de Pesca gestionados directamente por ella de un servicio de vigilancia.
Artículo 91.- Del ejercicio de la pesca por el personal de vigilancia.
1.- Los Agentes de la Autoridad y sus auxiliares, no podrán pescar durante el ejercicio de sus funciones.
2.- No obstante lo dispuesto en el apartado anterior, podrán realizar acciones de pesca cuando sean autorizados y encargados de forma expresa por la Consejería competente para toma de muestras, colaboración en estudios piscícolas, controles poblacionales o, en su caso, en virtud de autorizaciones extraordinarias de las contempladas en el artículo 50 de la Ley 2/2006, de 28 de febrero, de Pesca de La Rioja.
Artículo 92.- Comisos.
1.- Toda infracción a la Ley 2/2006 de 28 de febrero, de Pesca de La Rioja llevará consigo el comiso de todos los ejemplares capturados así como de cuantas artes, instrumentos, procedimientos, sustancias o embarcaciones hayan servido para cometerla.
Cuando por razones de servicio del denunciante no resulte posible retirar las artes de pesca, o cuando el volumen de los medios ocupados distorsione la continuidad de la labor de los denunciantes, el comiso podrá consistir en la constitución de un depósito de las mismas en poder de su poseedor, previa firma por parte de este del recibo correspondiente o del escrito de denuncia en que se haga constar esta circunstancia.
2.- Respecto al destino de los bienes objeto de comiso se seguirán las siguientes reglas:
a).-Se destruirán los aparejos, artes e instrumentos cuyo uso esté prohibido con carácter general en la Comunidad Autónoma de La Rioja y las redes cuando se utilicen en aguas en que su uso esté prohibido.
b).- Para las cañas, carretes, aparejos, reteles y para las artes e instrumentos que no estén prohibidos con carácter general, se seguirá el siguiente procedimiento:
1. Cuando se produzca sobreseimiento serán devueltos gratuitamente a sus propietarios.
2. Cuando las resoluciones firmes condenatorias correspondiesen a falta leve, se devolverán gratuitamente a sus propietarios, siempre que éstos hayan satisfecho previamente las responsabilidades pecuniarias derivadas del expediente. En el caso de que las artes hubiesen quedado en depósito de su propietario, el pago de dichas responsabilidades supondrá la cancelación automática del depósito.
3. En los casos de faltas graves y muy graves, se devolverán también a sus propietarios, una vez que los mismos hayan satisfecho previamente las responsabilidades pecuniarias correspondientes y mediante el abono en concepto de rescate de:
a. Por el conjunto de caña y carrete: Quince euros,
b. Por retel: Un euro
c. Por cestas, morrales o sacaderas: Seis euros
d. Embarcaciones: Treinta euros
e. Otros artes o aparejos: Cinco euros
En los casos en que se hubiera constituido depósito de las artes, el propietario podrá optar entre el pago del citado rescate o la entrega de las artes depositadas en la Dirección General que tenga atribuidas las competencias en materia de pesca en el plazo de quince días desde la firmeza de la resolución. En caso de no efectuar el pago del rescate o la entrega de las artes en dicho plazo, procederá la imposición de multas coercitivas, de acuerdo con lo establecido en el artículo 89 de la Ley de Pesca. Las artes que hayan sido entregadas, podrán ser rescatadas dentro del plazo de un año establecido en el artículo 91.3 de la Ley de Pesca.
La Consejería competente, mediante Orden, podrá actualizar periódicamente en el futuro el valor de los rescates establecidos en el presente artículo. La actualización deberá ser proporcional al incremento que hayan sufrido los Índices de Precios de Consumo del Estado publicados anualmente por el Instituto Nacional de Estadística.
3.- Transcurrido un año de la resolución sin que el propietario hubiese hecho uso de su derecho a la devolución de las artes en las condiciones señaladas anteriormente, la Consejería competente podrá acordar su enajenación en pública subasta, su destrucción o su donación a Entidades Colaboradoras para su uso en acciones de formación de los pescadores.
4.- En el caso de ocupación de piezas vivas, el Agente denunciante las restituirá a su medio, si estima que tienen posibilidades de sobrevivir, levantando acta que se adjuntará al expediente sancionador.
5.- Cuando las piezas ocupadas estén muertas o no tengan posibilidades de sobrevivir, el Agente denunciante hará entrega de las mismas a un Centro Benéfico o en su defecto a la alcaldía que corresponda, con idéntico fin recabando en todo caso, un recibo de entrega que se incorporará al expediente. Cuando ninguna de ambas actuaciones sea posible, les dará el destino que determine el Jefe de Sección responsable de pesca.
Disposición Adicional Única.- Protección de datos de carácter personal.
Los datos de carácter personal recabados conforme a lo dispuesto en este Reglamento serán objeto de tratamiento conforme a lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal y la normativa que la desarrolle o sustituya.


Información completa en: http://www2.larioja.org/


  ARRIBA