Carpa (Carp)

(Cyprinus carpio)

  CARPA  Pez "ciprínido" de cuerpo macizo más bien alargado, con grandes escamas redondas, labio superior con cuatro barbillas, la dorsal bastante larga con un hundimiento y el primer radio es dentado. Color variable, pero el dorso es generalmente marrón verdoso y en el vientre amarillento. Habita en solitario o en pequeños bancos entre la vegetación acuática, curso inferior de los ríos lentos, lagos y estanques y soporta aguas con muy poca carga de oxígeno. Se alimenta en verano de crustáceos, larvas de insectos y moluscos; en invierno suele permanecer aletargada en el fango sin alimentarse. La carpa lisa y la carpa espejo son variedades ornamentales de la carpa natural. La primera es vivamente coloreada y la segunda se reconoce por sus pocas pero enormes escamas. Fue introducida en aguas interiores (lagos y estanques), tiene importancia económica y deportiva pues se reproduce rápidamente pero su método de alimentación crea desequilibrios de entorno lo que a mi humilde criterio debería haberse tomado en cuenta a la hora de "importar" esta variedad a nuestras aguas luego de los estudios que deberían haber sido bastante más serios y responsables a la hora de medir las consecuencias, cosa bastante común en nuestro país en casi todos los órdenes de nuestra existencia. Salvando la distancia me recuerda a los gorriones de Sarmiento.




TIENE FAMILIARES VARIOS
Aspio (Aspius aspius): Pez alargado con una gran boca. Dorso verde oscuro y flancos y vientre plateado. Aletas tintadas de rojo. Pez solitario en cursos medios de ríos, lagos y charcas profundas junto a las orillas.
Condrostoma común
(Chondrostoma nasus): Fusiforme, de hocico prominente, dorso gris, vientre amarillento. Las aletas ventrales y la anal son naranjas y la dorsal y la caudal son rojizas. Vive en corrientes vivas en grandes bancos.

Vairón
(Leuciscus souffia): Pez pequeño y esbelto que vive en corrientes con fondo de grava en grades bancos. Presentan una raya oscura atravesando sus flancos. Línea lateral bases de las aletas naranjas.

Carpín
(Carassius carassius): Pez de cuerpo muy grueso con una joroba, recubierto de escamas redondas bastante grandes. Una sola aleta dorsal provista de tres radios espinosos, el tercero ligeramente dentado. Habitualmente marrón o verdoso con los flancos dorados más claros. Vive en lagos, estanques o pantanos de llanura ricos en vegetación, brazos de ríos lentos donde es poco sensible a la falta de oxígeno. Se alimenta de larvas de insectos, crustáceos, moluscos así como de plantas acuáticas.

El pez dorado
(Carassius carassius auratus): Igualmente originario de Asia es un famliar muy cercano pero más delgado. Ha sido introducido como pez ornamental en numerosos lagos y estanques artificiales.





  CARPA  Deportivamente es una especie de difícil e impredecible pique y buena pelea una vez clavada. Buenos cabezazos con tensión de nylon mantenida hacen necesario tener el freno del reel bien regulado y el de la ansiedad también. Su habitat natural es el agua tranquila, de curso lento o estancada (Estanques, lagunas, arroyos, canales y ríos) y tolera niveles insospechados de contaminación en cualquier agua. Hay que decir que se la captura todo el año, aunque su captura es más probable desde los primeros calores mantenidos de la primavera hasta los últimos al comenzar el otoño. Es un pez omnívoro y bentónico (come de todo y de fondo). La carnada más eficaz por estadística es la célebre masa:
Una bolita de harina de trigo y/o maíz hervida a la que se le agrega colorantes y aromatizantes a gusto y a rabiar. Puede ser cacao, grasa animal, jugo de naranja, tocino, orégano, anís, canela, paté, tomillo, sal de ajo, en definitiva cualquier cosa. No hay más efectivas que otras. Puede pescarse con masas. Y los granos de maíz de lata o la miga de pan mojada con almíbar de durazno, la salchicha de viena, el ajo y la lombriz de tierra encarnadas en racimos son muy rendidoras.

 

El equipo deberá ser lo más liviano y equilibrado posible. Caña de acción "moderate" de 2 a 3 mts. o caña telescópica, para que trabaje como amortiguador entre los tirones y el reel, que puede ser un frontal o un rotativo del tipo de pejerrey con nylon del 0.35 y plomo acorde (promedio 50 grs). Las líneas son varias pero la más indicada es la del tipo armada con plomo corredizo ya que la carnada debe permanecer estática sobre el fondo. Los anzuelos muy pequeños (n° 2 o 3) y fuertes son necesarios ya que la carpa suelta cualquier cosa que esté comiendo si algo le molesta. Las líneas de dos o tres anzuelos del tipo convencional sirven pero hay que dejarlas muy flojas para que las brazoladas no se levanten y hay que estar muy atento para sentir el pique. La línea "coreana" está al alcance de todos en venta en los negocios del ramo y es de verdad rendidora.

 

ALGUNAS LINEAS


VERSIONES SOBRE SU ORIGEN EN NUESTRO PAIS
Ante numerosas publicaciones en medios gráficos que escriben (algunos por ejemplo) de Sarmiento y del Gral. Roca, dicen que se la importa a los lagos cordobeses para criarse como "carne de sabor exquisito", según dijo el entonces Presidente. Hay una versión que habla que la carpa llega por un intercambio con el Japón al que le enviamos pejerrey y ellos (a cambio como gentileza) nos enviaron carpas por allá por los ´40.



¿PREDADORES MUTUOS O ENFOCADOS?
También ante numerosas publicaciones al respecto en medios gráficos que escriben sobre el tema cabe aclarar que la ictióloga Vivian Pereyra en diálogo directo conmigo durante el transcurso de las 8 horas a la Pieza Mayor en Claromecó me comentó que varios colegas de ella realizan periódicamente estudios de animales tanto juveniles como adultos en muchísimos ámbitos cerrados de la provincia de Buenos Aires y que al eviscerarlas en ningún caso se encontraron ni pejerreyes ni huevas de la "flecha de plata". Lo que si es cierto es que la carpa no tiene enemigos naturales y que necesita debido a su enorme desarrollo gran cantidad de comida lo que afecta al pejerrey de manera indirecta ya que compiten en ocasiones por el mismo alimento. También la alta reproductividad de las carpas hace que estos hábitos alimenticios vayan tomando dimensiones inesperadas y afecten también a especies como dentudos y tarariras. Lo que falta averiguar es si el pejerrey come los alevinos y/o a los juveniles de carpa para convertirse (como son el pejerrey y la tararira) en predadores mutuos incluyendo a las tarariras y a los dentudos.



  CARP FISHING



LA GRAN CARPA


L
a carpa (ciprinus carpio) es un pez por demás despreciado en nuestro país por los deportistas cañofilos vaya uno a saber por qué extraña razón. Tal vez por ser considerada una plaga invasora despreciable e inextingible. No se si fui claro en los conceptos que maneja la gente con respecto a este Ciprínido, los que no comparto. Para mi (y agéndelo hoy) es LA PESCA DEL FUTURO ya que nadie en sus cabales puede despreciar un pez de más de 5 kilos pinchado al final de su equipo. Como toda la familia y sus variedades son originarias de la China.



A
lgunos pescadores deportivos (pocos) hoy por hoy, si la encuentran, la miran con cariño. Y hasta tratan de pescarla con diferentes artes entre las que se cuentan el Fly cast. Se las introdujo al país en la provincia de Córdoba con el objeto de ubicarla para que cumpla con la función de limpiar esos grandes espejos de agua de vegetación no deseada. Pero como casi todo en este país, se estudió por la mitad. Eso significa que no se tuvo en cuenta lo que vendría después. ¿Falta de información o capacidad? ¿Qué pasaría con los responsables de una actitud así en una nación civilizada donde la gente se hace responsable de sus actos? Menos mal que aca esa especie está protegida. La de los inútiles digo.



Pero ya que está acá y no se va a ni con orden judicial, incorporémosla a nuestro calendario deportivo (si no puedes con elloa únetele. Hoy por hoy, además de en la provincia de Córdoba, la encontramos en toda la llanura pampeana, en todas y cada una de sus aguas interiores, en casi todos nuestros ríos principales y en casi todo el territorio nacional, desde La Quiaca hasta Tierra del Fuego, podemos lograr capturas de este gordo, grasoso e increible pez, y disfrutarlas.
Su habitat natural son las aguas tranquilas de ríos, canales, arroyos, lagos, lagunas, estanques y casi cualquier hilo de agua. Se adaptan con facilidad a fondos barrosos y aguas con vegetación sumergida y/o emergente. La oxigenación del agua no es un problema para las carpas ya que su escasez no ocasiona ningún transtorno a la especie. Las aguas que prefiere son cálidas, barrosas y poco profundas (de 0,50 a 3 metros) pero no desprecia mayores honduras. Los 15º C de temp. acuática son sus preferidos.
Son dos grandes grupos que se distinguen por una marcada diferencia en sus escamas. Se alimentan del barro del fondo (en realidad lo traga y lo filtra para quedarse con las nutrientes en forma de microorganismos), plantas, frutos, semillas, desechos orgánicos y hasta pequeños peces y larvas e insectos de muchas clases, crustáceos, lombrices de tierra y hasta alguna elaborada masa cocinada por el hombre sirven para colocar en la punta del anzuelo. El diente de ajo es bárbaro a la hora de no trabajar mucho.





C
on ejemplares que llegan a pesar casi 20 kilos (no son los más, obviamente) es un rival digno de tener en cuenta. Sobre todo por la resistencia y pelea que presenta una vez clavada. Es territorial y residente. Se aletarga en estaciones frías (como la tararira) y baja considerablemente su función alimenticia aunque come, lo hace menos al necesitar menor nivel calórico. Es una especie muy desconfiada y muy difícil de clavar. ¿Escuché por ahí que alguien dijo lisa enorme?




E
n toda la cuenca del Río Salado como en todos los espejos de agua de la provincia de Buenos Aires, en todos los arroyos, canales, etc. por los que corra un hilo de agua seguramente habrá una carpa. Fáciles de localizar cuando comen, se las ve y escucha al igual que a las tararias en las aguas bajas. El "lomeo" en la superficie del agua, las burbujas de aire y la famosa "bomba de barro" son lo más usual de distinguirlas a la hora de estar mirando el agua. Esta última es lo que vemos como un "hongo" de barro que viene del fondo cuando el pez está filtrando microorganismos del sedimento barroso. En el Río de La Plata se las captura con relativa frecuencia si estamos buscando bogas, debido a que toman los mismos cebos.




Los equipos que recomendamos son, como siempre, los más livianos y equilibrados posible. Cañas de "spinning" largas y resistentes, las telescópicas de pejerrey de acción de punta andan muy bien ya que trabajan como un "amortiguador y no le arranca la boca que es débil, armadas con reeles frontales o rotativos medianos con el freno bien regulado y cargados con nylon del 0.35 (lo primero que hace cuando toma el cebo es meterse entre la vegetación), líneas del tipo variada de 3 anzuelos (o la línea para la boga) con el plomo pasante para que la llevada no ofrezca resistencia. Los anzuelos, que deben apoyar en el fondo, deben ser de abertura pequeña (es de boca chica) y lo más chicos posible. Puede usar triples pero, si su intención es devolverla, al desclavarla la lastimará más de lo debido. La utilización de una boya es opcional. La ideal es una zanahoria pasante con nudo corredizo y perlas acordes. Si tiene de las boyas francesas finitas mejor ya que ésta casi no ofrece resistencia. El raro anzuelo de resorte es lo que mejor mantiene la masa en su sitio si lanza lejos, o en su defecto un triple, pero les presento la línea "coreana".



L
a llamada línea coreana (receta de mi amigo Aoki) es: Un plomo pasante de 30 ó 60 gramos en el nylon del reel con un nudo corredizo lejos y una perla para que no melle el nudo. Un esmerillón en la punta del que salen tres o más (las que quiera) brazoladas con su respectivo anzuelo cada una Nº 5 ó 6. Un resorte atado al esmerillón de 5 cms de largo por 1 ó 1.5 cms de diámetro interno, por donde pasan las brazoladas y donde se engancha la masa para que no se desarme por el efecto del agua. Este "masacote" de brazoladas, anzuelos y pasta se mantiene firme en el agua lo que hace más duradera nuestra carnada.



L
a carnada es variada. Lo primero es la masa, muy efectiva, y nos deja crear. Póngale lo que quiera, póngale todo. Un solo diente de ajo bien clavado en el anzuelo es también muy efectivo. El queso roquefort o el salamín bien grasoso (si le sobra salamín o le falta pan) andan muy bien igual que una rodaja de salchicha de viena de paquete, o de carnicería, con o sin piel. En fin: De todo lo que pueda imaginarse. Otra cosa muy útil son los granos de maíz remojados e hinchados encarnando de a siete u ocho en la pata del anzuelo. Les cuento un secreto: Cuando remojen los granos de maíz agreguenle un buen chorro de escencia de vainilla. Después me cuenta. Un manojo de buenas lombrices ( gordas ) encarnados sobre un solo anzuelo es muy rendidor, sobre todo por su movimiento en el agua. Pruebe engañarlas con un "pulpito" de carne vacuna.




¿
V
ió esos pejerreyes desconfiados que nos obligan a dejar la caña sobre un tutor alcahuete? Bueno. Trate de hacer lo mismo con este representante oriental. No olvide tanto las líneas de fondo como las de semi flote y no le deje nada de resistencia al cebo para que la llevada sea lo más suave y natural posible. ¿La pesca con Fly Cast? Un capítulo aparte que intentaremos desarrollar apenas logremos datos y capturas. Se lo debemos.