Caballa (Chub mackerel)
Nombre científico: Scomber japonicus.


  MAGRU O CABALLA  E
s un pez que aparece en la costa bonaerense en la época estival. De cuerpo alargado, fusiforme y robusto, es de cabeza pequeña y tiene boca desprovista de dientes. Habitante de profundidades de hasta 40 mts normalmente se lo captura de noviembre a abril (con el agua a unos 16° C suben a la superficie) que es cuando aparecen en las costas de Mar del Plata y Necochea para reproducirse y alimentarse en forma muy intensa. En la zona del Faro El Rincón se los puede ver entre los meses de Julio y Septiembre, conformando gigantescos cardúmenes en la isobata de los 50 metros. Se mueve detrás de los bancos de anchoítas o sardinas que forman parte de su alimento natural. Cuando están a profundidades extremas se alimentan de plancton ya que reducen su agresividad (posiblemente debido a la presión). Es un hecho que con el agua a 16 ó 17 grados y con buen tiempo y en víspera de tormenta se apuran para alimentarse para luego sumergirse, lo que la hace mucho más voraz. Su aparición en las costas de la provincia coincide con la entrada de la anchoa de banco, el pez limón y con el dudoso arribo del bonito. En invierno se la encuentra en superficies de entre 100 y 200 metros, y se alejan de la costa cuando la temperatura de superficie sobrepasa los 20º C. No se conocen ejemplares similares en la región lo que la hace una especie buscada dado lo franco del pique y lo violento de la llevada siempre que sea pescada con artes deportivas entre livianas y medianas. La mayor talla observada es de 57 cms de longitud siendo comunes las capturas de 20 a 45 cms.




C
onocido como caballa (en realidad el magrú es el filete de esta especie) es buena para comer y como carnada para cualquier especie deportiva tanto para especies de costa como de altura. Se la puede utilizar fresca, lo cual es siempre conveniente por el aceite que desprende, o salada, la cual lleva un proceso casero que cualquier pescador puede hacer sabiendo como. Todas las especies toman ambas opciones de engaño, desde especies menores hasta los grandes tiburones. Es ideal para encarnar cuando escasea la pesca ya que su consistencia aceitosa hace que conforme un cebo natural a la hora de tentar a la variada o al pejerrey.




L
a pesca se realiza embarcado mar adentro a kilómetros de la costa. Su presencia es de aparición sorpresiva lo que hace imposible programar la salida. Es normal su aparición en el Banco Patria a casi 15 millas de la costa Marplatense. Las carnadas ideales para su pesca eson el mismo filete de magrú y el calamar. Los engaños ideales para capturarlas son las cucharas ondulantes brillantes, preferentemente de color plateado o las mismas "spinners" cargadas con plomos en la misma línea del reel . Es un predador por excelencia lo que la hace atacar cualquier cosa que parezca comido a se mueva. Se sabe que los grandes magrús capturan para alimentarse presas de hasta 14 centímetros de longitud por lo que podemos calcular el tamaño de nuestros engaños a la hora de tentarla. Atacan la comida en forma individual lo que habla de su competitividad. El Fly Cast es un arte más que válido a la hora de practicar nuestro deporte. De hecho esta técnica tiene fervientes seguidores que se informan cuando aparece la especie cerca de la costa para aumentar su presencia en el mar. El equipo ideal es una caña de 2,10 mts de 10 a 20 libras de resistencia con un reel del tipo rotativo con capacidad para 250 metros de nailon del 0.30 o, por supuesto, algo más liviano y personal. El pique es firme y rápido y hay que estar muy atento para clavarla. Una vez prendida busca la profundidad cabeceando ferozmente. No se apure para subirla. No son como las tarariras que trasmiten la pelea. Esta variedad ante estos movimientos se vuelve mucho más frenética y salvaje lo que hace que la sigan a la que está clavada sin notar el intento de zafarse del anzuelo como otras especies. Les cuento algo: La pesca con trolling es una de las otras opciones y para desarrollarla con éxito hay que pasar sobre el cardumen hasta clavar la primera. no se debe retirar este animal del agua, por el contrario es preferible mantenerlo clavado y arrastrarlo para que el cardumen se agrupe siguiendo a este ejemplar como si fuera su guía. Hay que tener un par de equipos más para lanzar estos al agua y poder pescar pero siempre dejando al primer clavado que oficia como un "llamador" para los demás que paulatinamente van subiendo a la sup
erficie. Esta técnica permite tener al cardumen "apopado" a la embarcación de los pescadores.




E
so sí: Si clava un magrú no intente "frenarlo" una vez clavada con "tippets" normales. Mi consejo es que le ate líderes del 0.40 para que la corrida (tremenda) pueda pararse sin sufrir desagradables cortes. Por supuesto que no recomendamos pescarla con carnada natural (debe ser aburridísimo) a pesar de que sí toma calamaretes, anchoíta, sureles, cornalitos y pampanitos juveniles como alimento en su ambiente natural además del filete de su propia especie que es el ideal para la pesca deportiva tratando siempre de trollear o pescarla al vuelo.