Besugo (Red porgy)

(Pagrus pagrus)

  BESUGO  Antiguamente era común su captura desde las escolleras de la costa de Mar del Plata. Hoy el tamaño del recurso se ha empequeñecido y solo se lo pesca de embarcado a fondo sobre fondos de arena o bancos de piedra entre los 10 y los 50 metros de profundidad. Su carnada preferida es la blanca: Pejerrey, calamar, chipirones y también anchoita fresca y lombriz de mar. Existe el besugo blanco (Cheilodactylus bergi - también conocido por papamoscas o castañeta) el que habita los mismos fondos que su pariente colorado pero no sobrepasa los 30 metros, promediando su captura los 30 centímetros. Hoy se distribuye en la corriente de Malvinas aunque ingresa a la corriente cálida del Brasil sobre las costas marplatenses en temporada de primavera - verano.

 

  LINEA DE VARIADA


MEDIDAS
DISTANCIA esmerillón - brazolada 20 cms.
DISTANCIA brazolada - brazolada: 1,30 mts.
DISTANCIA brazolada - plomo 40 cms.
LARGO BRAZOLADAS: 0,80 cms.


Su captura se realiza frente a todo el litoral de la provincia pero principalmente sobre las costas de Mar del Plata, Miramar, Mar del Sur, Necochea y Bahía San Blas. Se distingue del Sargo (el otro espárido de la zona) por la coloración y la forma de la cabeza. Su carne es muy apreciada por quienes gustan de dedicarle tiempo a la cocina. La clásica salsa Vasca lo acompaña en forma inevitable. Si se embarca preguntele al patrón si lo deja pescar con línea de mano. Desde aquí le garantizamos que tendrá una experiencia inolvidable. Es como volver a nuestras raíces de pescadores, cazadores y recolectores. Los ejemplares comunes son los de 35 centímetros y los raros los de 50. El equipo para su pesca consiste en caña liviana de 6 a 15 libras, tres anzuelos chicos (es de boca pequeña), reel rotativo mediano fuerte cargado con hilo resistente y plomos de acuerdo a la corriente.

 

  LINEA DE VARIADA

MEDIDAS
DISTANCIA esmerillón - brazolada 20 cms.
DISTANCIA esmerillón - esmerillón: 1,30 mts.
LARGO BRAZOLADAS: 0,80 cms.


La línea de mano es simplemente un hilo con, digamos, cinco anzuelos (por ponerle un número) con un plomo para que vaya al fondo. Cuando toca la levantamos un poco y esperamos los piques que no van a tardar en concretarse. Si Dios quiere le tocará sacar por lo menos de a cuatro. La carnada común es la blanca (filete de pejerrey, pescadilla, caballa, pez palo y anchoita) aunque también toma crustáceos y/o moluscos.