¿Coloreamos las carnadas?


Las
GA
NAS de PESCAR más y MEJOR
Según estudios realizados por especialistas en el tema, llegamos a la conclusión que los pejerreyes son atraidos solo por tonalidades de blanco y negro y, además, son atraídos por ruidos, brillos y olores. Esto significa que pueden oir, ver y olfatear. Por eso muchos pescadores prueban de colorear sus carnadas cuando fallan las demás opciones.



QUE COLORES PREFERIREMOS

H
ay, por supuesto, colores que predominan sobre otros a la hora de elegir nuestros muestrarios pero los clásicos son rojo, fucsia, negro y verde entre los oscuros y el amarillo y el blanco entre los claros. Por supuesto que cada momento de pesca presenta sus características individuales y éstas son completamente distintas unas de otras. Por ejemplo la pesca en un día de sol nos hará inclinar por colores oscuros si pescamos cerca de la superficie y claros si lo hacemos cerca del fondo ya que la diferente perspectiva de la visión del pez lo relacionará con la comparación de su alimento natural. Después entra en juego el ambito en el que pescamos. Acá ya no hay ningún tipo de regla general que predomine sobre otra. Solo podemos experimentar el viejo y querido sistema de prueba y error con sentido común y memoria, para luego aplicarlo. Intente lo que sea, lo que quiera o lo que pueda.






QUE TECNICA ES LA MAS UTILIZADA

La técnica por supuesto varía de acuerdo al lugar y al apuro. Lo ideal es teñir en casa. Agarramos un tazón y ponemos una cucharada del colorante elegido. Luego lo diluimos con agua hasta lograr la intensidad que queramos. Luego sumergimos totalmente los filetes descarnados y prolijos en el agua por 60´, hasta que estén teñidos. Los sacamos, los ponemos sobre un papel para que larguen el excedente de agua y los embolsamos. No los cortemos antes de llegar al ámbito ya que no sabremos que tamaño de carnada será rendidora. Si tenemos que teñirlos en el lugar de la pesca un envase plástico cualquiera, agua del mismo ambiente y un par de guantes descartables estarán bien si no queremos llegar a casa con las manos manchadas. Es importante cambiar la carnada a cada rato.

.

 

QUE PODEMOS COLOREAR
Todos los filetes pueden colorearse y también algunos gusanos como las isocas por ejemplo, las que son muy efectivas en la pesca en muchos ríos. Los "sanguchitos" son muy tentadores cuando están bien presentados y las demás opciones fallan. La lombriz de mar para la lisa, merece el mismo trato que los filetes del dientudo para el pejerrey: Prolijidad. En este caso el rojo fuerte es la única opción. Las mojarras vivas teñidas muchas veces son tentadoras. Se las sumerge unos 4 minutos y se las pasa rápido a agua limpia. Con los camarones jamás nadie los intentó, o por lo menos no lo difundió, pero seguro se puede probar. Pruebe, pruebe y pruebe.



QUE ELEMENTOS DEBEMOS USAR
Colorante de repostería del color que queramos, líquidos, en pasta o en polvo. El más práctico es el que viene en pasta (pomo) por la sencillez para manipularlo y su poder de tinte. Un recipiente en el que podamos preparar el color con agua y sumergir los filetes. Un elemento para sumergir, mezclar y luego retirar la carnada teñida sin mancharnos los dedos (un palito estaría bien aunque lo más indicado son los guantes descartables que se usan para tinturas de cabello). Un papel blanco semi absorvente para escurrir el excedente de agua. Una bolsa de nailon para guardar las carnadas en la heladera hasta que las usemos (de ser posible envasarlos al vacío).



CONCLUSIONES
Como todos se imaginarán este tipo de procedimientos habla a las claras de la falta de pique. De no ser así estaríamos pescando sin teñir nada. Los "sanguchitos" de carnada viva y filetes teñidos andan bien (pueden ser mojarras, lombrices, gusanos, etc.). El tamaño dependerá del tamaño promedio que esté saliendo. Las mojarras, con la poca tintura que agarran, se volverán efectivas y tomarán el color oscuro por el lomo y el mismo más claro por la panza, como su pigmentación natural. No las deje más de 4 minutos en el colorante.

...


Buena pesca con o sin tintura